Edición del Domingo 12 de noviembre de 2006

Edición completa del día

Sostiene que será la próxima revolución
Informática: Gates predice la futura desaparición del mouse
Para el fundador de Microsoft el dispositivo dará lugar a órdenes transmitidas en forma verbal, o a través de gestos manuales. En una entrevista concedida a The Observer, el empresario consideró que los procesos de innovación se van a profundizar durante la próxima década.

El "mouse" o "ratón" es, desde hace varios años, un componente ligado estrechamente a la informática. De hecho, es difícil imaginar hoy una computadora sin incluir a este pequeño dispositivo. Sin embargo, para Bill Gates, la próxima revolución que se producirá en el campo de la informática no afectará al contenido de la red, sino que consistirá en la manera de actuar físicamente con los ordenadores.

Para el fundador de la empresa Microsoft, "el ratón y el teclado dejarán paso a las órdenes transmitidas verbalmente, mediante el tacto o con gestos de la mano". Esta predicción realizada por el empresario, está reflejada en una serie de declaraciones que publica en su edición de hoy el dominical The Observer.>

"El ritmo de innovación en los diez próximos años será mucho más rápido que el que hubo hasta ahora", plantea Bill Gates. Concretamente, y de acuerdo al mencionado medio gráfico, el empresario, multimillonario y filántropo estadounidense se ve a sí mismo sentado en una sala, accediendo a todo tipo de información con simples gestos manuales. "Todo pupitre, toda mesa de dirección deberá tener incorporado ese tipo de tecnología", explicó luego el empresario, que sueña con la desaparición del papel.>

Acceso a información

No obstante, consultado en otro tramo de la misma entrevista sobre la persecución por las autoridades chinas de usuarios de la red de Internet, Gates se mostró ciertamente evasivo al procurar respuestas.

"¿Interesa o no que Internet posibilite un mayor acceso a la información disponible en ese país?", pregunta retóricamente Gates, que recomienda, antes de juzgar, ir al país en cuestión y hablar con la gente para saber cuáles son sus prioridades. "Hay una tendencia a exportar a otros países las prioridades de Occidente", critica el empresario estadounidense.>

The Observer, que ha iniciado una campaña con Amnistía Internacional (AI), a favor de la libertad de expresión en la red, apoyada hasta ahora por 50.000 personas en todo el mundo, dice que esa respuesta no traerá satisfacciones a esa ONG humanitaria.>





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores
Sucesos