Edición del Sábado 02 de diciembre de 2006

Edición completa del día

Edición impresa - Política | Economía Política

La semana política nacional

Las palabras y los desafíos

Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner. Ilustración Lucas Cejas.

Las diferencias con Uruguay subieron de tono esta semana, tras la vigilancia militar a la planta de Botnia. La Argentina podría ser advertida por la Corte de La Haya por los bloqueos de rutas internacionales.

Si el hombre es dueño de sus silencios, en política, la prisión de las palabras parece un mandato del que pocos habitantes del poder zafan. La realidad argentina, tan marcada en los últimos tres años por el crecimiento espectacular de la economía como por la imposibilidad de alcanzar consensos de largo plazo que permitan capitalizar ese viento de popa, es un ejemplo constante de las encerronas a las que llevan discursos encendidos y posturas incendiarias.

Néstor Kirchner lanzó en la semana palabras de furia que llevaron el conflicto por las papeleras uruguayas a un punto extremo. Tabaré Vázquez cometió el error de ordenar vigilancia militar a la planta de Botnia; pero lo que debería haber sido una respuesta de puertas adentro, tendiente a desarticular lo que, hoy por hoy, implica un enorme riesgo de encender bajas pasiones chauvistas por parte de sectores militantes, se transformó en un discurso de barricada del que sólo cabe esperar más dureza uruguaya y ya definitivas chances de no encontrar solución a la crisis de Fray Bentos.>

Al mismo tiempo, también por imperio de las palabras a destiempo, una opinión tal vez valiente, como la del intendente de Colón, que criticó con dureza a los asambleístas de Gualeguaychú, logró un inmediato efecto paradojal por parte de los asambleístas de su ciudad, que habían decidido no cortar un segundo puente hacia el Uruguay, pero que el mismo viernes -tras oír a su intendente- dieron marcha atrás y profundizaron el motivo de la demanda de la República Oriental en La Haya contra la Argentina.>

Sin salidas

Las palabras, los gestos equívocos y la falta absoluta de inteligencia y responsabilidad para el manejo de la crisis de las papeleras ya han provocado a la Argentina un daño irreversible en el mediano plazo en términos de valoración internacional. Ahora, sin embargo, esas mismas palabras exageradas invocan un riesgo real de desbordes de sectores muy pequeños, como los que hoy motorizan los cortes de puentes, que parecen tener atrapada a la sociedad en el cínico juego del `conmigo o la traición'.

Esos sectores, que conocen como nadie el temor del gobierno nacional a tomar cualquier tipo de medidas que pueda ser leída como represiva, sienten hoy las manos libres para forzar, una y otra vez, pasos en falso del gobierno nacional.>

En la otra orilla, cada vez más conscientes de la debilidad estructural de la postura argentina, lograron con el reclamo en la Corte Internacional de La Haya contra los cortes de los puentes internacionales un movimiento estratégico que puede forzar al gobierno de Kirchner a tomar las decisiones que hasta ahora se negó a adoptar: el desalojo por las buenas o las malas de los piqueteros del puente internacional hacia Fray Bentos.>

La mala noticia para la Casa de Gobierno es que, cada semana que pasa, las elecciones están más cerca. Si La Haya aceptó está semana el planteo uruguayo y convocó para mediados de diciembre a una audiencia de las partes, es razonable esperar que surja tarde o temprano una resolución, que hoy los expertos internacionales anticipan para el lado opuesto a lo que nuestro país viene consintiendo, el corte de rutas internacionales. Kirchner y su gobierno marchan, así, a una previsible nueva derrota diplomática, con un poder mayor que el primer veredicto de La Haya y la aprobación del crédito a Botnia por parte del Banco Mundial.>

Al borde del inicio de la temporada de vacaciones, pocas decenas de personas tienen en jaque a un gobierno que optó por la inacción, pero que, por ese mismo juego de esconder la cabeza, ha arrastrado a un país entero a la locura y al riesgo que hoy trae aparejada la enconada crisis del papel.>

Desfile paródico

Ambientalistas de Gualeguaychú, que mantienen bloqueada la conexión vial con la uruguaya Fray Bentos en repudio a la instalación allí de una planta de celulosa, preveían para hoy una parodia de desfile para criticar la decisión de que el ejército uruguayo custodie la obra.

"Van a desfilar nuestras `fuerzas armadas': una `infantería' de gurises y después los más viejos, con mate y reposeras", adelantó Andrés Rivas, vecino de Gualeguaychú, poco después de que tomara la decisión una asamblea que finalizó a la medianoche.

El "desfile de Arroyo Verde", punto en el que se mantiene el corte carretero desde el 20 de noviembre, fue dispuesto para este sábado a las 18.

La medida cuestiona con humor la decisión del presidente uruguayo Tabaré Vázquez de encomendar al ejército la custodia de las instalaciones en construcción por parte de la empresa finlandesa Botnia, para prevenir un eventual atentado.

En las deliberaciones, algunos vecinos que viajaron más temprano a Fray Bentos informaron que en las proximidades de la obra, sobre la margen oriental del río Uruguay, frente a Gualeguaychú, no vieron a ningún militar.

"Se conversó con taxistas y remiseros, algunos que suelen ir frecuentemente hasta la planta de Botnia, y ellos tampoco vieron milicos", informó Rivas, según se comentó en la asamblea.

En tanto, anoche, unas seiscientas personas se habían reunido en el punto de bloqueo, "porque los viernes hay peña". Actuaron Quique Apesteguía (folclore) y Los Horcones (chamamé) y un grupo de cumbia, todos artistas locales. "Hay como doscientos autos y mucha gente hizo asado", relató Rivas.

Jornada de protesta

Movimientos ambientalistas de la Argentina y países vecinos acordaron una jornada regional de protesta para el próximo domingo 10, Día Internacional de los Derechos Humanos, informó un miembro de la Asamblea de Gualeguaychú contraria a la instalación de una papelera sobre el río Uruguay.

"Hubo una reunión el sábado pasado en Santo Tomé (Corrientes) con representantes de Uruguay, Paraguay, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, a la que asistimos", dijo Andrés Rivas, vecino de Gualeguaychú. "Se acordó realizar ese día una acción coordinada regional", informó.

Rivas explicó que en la reunión confluyeron movimientos tales como la Asamblea Binacional por los Derechos Humanos y el Medio Ambiente argentino-paraguaya, que reclaman por el impacto ecológico de la central hidroeléctrica de Yacyretá.

También estuvo representada la Asamblea Ambiental de Santo Tomé, que se opone al monocultivo y a la instalación de una fábrica de pasta celulósica en Corrientes.

Hubo enviados de los pueblos misioneros Colonia Liebig y Azara, que objetan la construcción de la represa Garabí, sobre el alto Uruguay.

El acuerdo alcanzado es que, ese día, cada movimiento realice alguna demostración pública y la difunda, para generar así una jornada de acción coordinada regional que potencie los reclamos de cada uno.

"Para nosotros será una actividad preparatoria para la concentración en la Plaza de Mayo, prevista para el día 12", dijo Rivas.

El vecino explicó que los organizadores de la jornada están tendiendo líneas a movimientos similares de otras provincias, como Córdoba, y de otros países, como Chile.

Darío D'Atri (CMI)





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Así avanza la tormenta en el norte de Santa Fe -  -
Regionales
La provincia acompaña a  52 Pymes en la ExpoCruz - La provincia de Santa Fe participa en la muestra desde hace 20 años.  -
Política