Edición del Martes 05 de diciembre de 2006

Edición completa del día

Edición impresa - Opinión Opinión

Las papeleras, un serio conflicto y la realidad
Por Jaime Poklepovic Ramírez

Hoy, estamos ante hechos concretos: uno, todo indica que pasa el tiempo sin una solución racional ante hechos reales por parte de los gobiernos de Argentina y Uruguay, únicos responsables de la situación, y otro, la mentira y el uso indiscriminado de la ignorancia del pueblo en temas medioambientalistas y tecnológicos por parte de los "interesados propulsores" de los piquetes en Gualeguaychú. En este último caso, lamentablemente, bajo la protección de las palabras del presidente Kirchner que les dice, al mismo tiempo, no corten el paso en la frontera pero sepan que no haré cumplir con la ley nacional e internacional, o sea, corten e impidan el paso del tránsito en los puestos fronterizos entre Argentina y Uruguay.

Ello es propio de la permanente lógica política del gobierno nacional, todo mensaje debe redituar votos, no interesa la verdad ni el bien común de todos los argentinos y, en particular, del pueblo de Gualeguaychú. Intenta explicar que la libertad de expresión de los ciudadanos tiene mayor jerarquía constitucional que la libertad de circulación, olvidando que en este caso y esa definición, está avalando comportamientos sociales delictivos. Recordemos que es lo mismo que se hace ante los bloqueos del señor Hugo Moyano.>

Lamentablemente, el mensaje del pueblo de Misiones cayó en el olvido.>

Olvida que el pueblo argentino se pregunta: antes de la explosión del conflicto por las "pasteras", ¿cuál era la política en medio ambiente del gobierno nacional y de los gobiernos provinciales? ¿O es que ahora no se declama que la gestión de los "piqueteros" de Gualeguaychú sirvió para crear conciencia ecológica? ¿Acaso hasta la Corte Suprema de Justicia no apuró el tratamiento del tema "Riachuelo"?>

¿En manos de quién?

Hoy, volvemos a preguntar angustiosamente: ¿quién se ocupa de la contaminación química de nuestros campos, ríos, ciudades, etc.?, ¿quién se ocupa de la depredación casi total de peces en nuestros ríos y mares?, ¿quién se ocupa de la deforestación indiscriminada?, ¿quién se ocupa de la desertificación del suelo y de posibles inundaciones?, ¿quién se ocupa de la contaminación del agua?, ¿quién se ocupa de nuestro futuro?

Terceros países, organismos internacionales, peritos ambientalistas y tecnológicos, que han intervenido en el asunto papeleras o pasteras hasta la fecha, han producido el rechazo de las argumentaciones, fundamentaciones y acciones realizadas y presentadas por el gobierno argentino. Mejor no pensar que el próximo paso es reclamar al Rey de España con esos mismos argumentos y siempre acompañados de "los propulsores de piquetes", realizando uno frente al Palacio Real.>

No se puede desconocer el legítimo derecho de ciudadanos de Gualeguaychú a su protesta para la defensa del medio ambiente, pero ella sólo debe realizarse dentro del pleno respeto de las vías institucionales y legales, tanto nacionales como internacionales. Salvo que irracional e interesadamente se quiera provocar un enfrentamiento entre los pueblos.>

Observando esta realidad, es necesario resolver esta controversia con los ojos viendo el futuro, estudiando la historia y los hechos que la generan y no con los ojos en la espalda, revolviéndolos en la ignorancia, el odio, la ideología y el subdesarrollo, negando la unidad e integración nacional y la integración regional. Es hora de demostrar la voluntad y decisión de asumir un auténtico compromiso político y social procediendo sin hipocresía ni conveniencias personales, restaurando el orden y la paz social.>

"Terminando con el fundamentalismo y la imprevisibilidad" ha dicho recientemente el presidente Kirchner, la solución debe ser inmediata y provenir del accionar conjunto de los gobiernos de Uruguay y de Argentina, ante la decisión por parte del Uruguay de la construcción y el desarrollo de su industria celulósica y los errores cometidos por el gobierno argentino (Nota "Papeleras: el que conoce el tiempo no lo pierde", diario El Litoral, Santa Fe, Argentina 17/05/2006), estableciendo la creación de una comisión científica para el monitoreo ambiental conjunto en las etapas tanto de la construcción de las fábricas como en la posterior gestión y producción de las mismas, que garanticen efectivamente la no contaminación ambiental en todas las variables que la tecnología actual permite y para el ámbito de toda la frontera compartida.>

El tiempo se perdió y sigue corriendo para todos, actuemos antes de que sea tarde, y haya violencia y víctimas inocentes. Opinemos con libertad, busquemos la verdad, no aceptemos la mentira ni la corrupción, trabajemos todos juntos como hermanos para el desarrollo nacional de nuestros pueblos, y que Dios nos ayude.>





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Lunes fresco y con nubes en la ciudad -  -
Área Metropolitana
La provincia acompaña a  52 Pymes en la ExpoCruz - La provincia de Santa Fe participa en la muestra desde hace 20 años.  -
Política