Edición del Miércoles 11 de junio de 2008

Edición completa del día

Edición impresa del 11/06/2008 | Regionales Regionales

Regionales: REGI-03
San Antonio de Padua
Santa Rosa de Calchines rinde homenaje a su santo patrono
El colorido pueblo costero se apresta a celebrar el próximo viernes la festividad de su santo patrono, San Antonio de Padua.

El próximo viernes 13 de junio los pobladores de Santa Rosa de Calchines vivirán una nueva edición de sus fiestas patronales, oportunidad en que se recordará a San Antonio de Padua. Esta población es una de los pocas de la provincia de Santa Fe que rinde culto a dos santos patronos: Santa Rosa de Lima el 30 de Agosto y San Antonio de Padua.

La fiesta de San Antonio es una de las pocas festividades de la localidad que mantiene desde sus orígenes la misma esencia. Allí se ven reflejadas dos culturas que se fusionaron para dar lugar al nacimiento de un poblado que desde entonces y hasta el día de hoy lucha por conservar los hábitos y costumbres de los habitantes originarios.

Se trata del mismo santo, San Antonio de Padua, pero los antiguos pobladores decidieron vestirlos de dos maneras totalmente diferentes, uno con vestidura de un cacique indio representando a los pobladores originarios y el otro con el atuendo de los franciscanos haciendo referencias a los extranjeros evangelizadores de la zona.

El San Antonio "indio" como lo denominan los lugareños descansa durante todo el año en su capillita ubicada en el barrio que lleva su nombre pero nueve días antes a la realización de la fiesta, el 4 de junio, sale en procesión llevado por sus devotos camino a la parroquia. Se da así el encuentro entre el San Antonio franciscano que es el que siempre está en el templo y el Santo visitante realizándose en el momento el primer día de novena que luego se extenderá por nueve días consecutivos hasta el día trece. La novena consiste en un rezo diario todas las tardes de 17.30 a 18.

Llegado el 13 de junio, desde muy temprano se empiezan a escuchar sonidos de bombas que anuncian a los habitantes del lugar y a los visitantes que "el pueblo está de fiesta"; y cuando el reloj marca las 9.30 de la mañana son las campanas de la iglesia las que con sus continuos repiques invitan a todos a acercarse al templo para comenzar a las 10 con la Santa Misa. Terminada la liturgia se sale en procesión con los dos santos alrededor de la plaza,mientras se oyen cantos, rezos y aplausos.

Luego ingresa al templo el San Antonio franciscano, que con el sonido de un tambor forrado con cuero de potro el que invita a toda la población para marchar en procesión con el San Antonio "indio" rumbo a su capillita, donde descansará hasta el próximo año. Cuando llegan las 12 del mediodía son muchas las personas que se acercan con sus platos y cubiertos para disfrutar en el lugar de un delicioso potro asado y de un plato de locro bien calentito. Los festejos seguirán después con gran bailanta hasta altas horas de la noche.





Necrológicas Anteriores