Edición del Sábado 26 de julio de 2008

Edición completa del día

Edición impresa del 26/07/2008 |

arte: ARTE-01
Entrevista a Graciela Bialet
La construcción de la identidad
Autora de una importante producción literaria para todas las edades, Graciela Bialet (Córdoba, 1955) acaba de proponer "El jamón del sánguche", y aprovechamos la ocasión para hablar de éste y sus otros libros.

Por María Luisa Miretti

Ä¿Cómo se gestó "El jamón del sánguche"?

ÄHacía rato que me venía rondando en la cabeza el tema de las familias ensambladas. Esto de juntar los míos, los tuyos y los nuestros conformando un nueva familia. Soy amante de la antropología cultural y anduve, te diría que en los últimos diez años, explorando acerca de cómo se concibieron históricamente las constituciones nucleares de las sociedades desde las primitivas hasta las que conocemos ahora. Es un tema apasionante, porque estas actuales, que nombran los estudiosos como familias ensambladas, no se diferencian demasiado de las muy antiguas.

Bueno, "El jamón del sánguche" básicamente aborda esa temática; pero también pasa por problemáticas como la violencia familiar, el embarazo adolescente, la adopción.

Ä¿Por qué ese título tan propio del lenguaje coloquial de los niños y las niñas?ÄBueno, es que Ceci, la protagonista de la novela, era hija adoptiva y única, pero luego de la separación de sus padres, y cuando ellos construyeron nuevas familias, ella quedó como el jamón del sánguche. Y no hallé una mejor definición para esta novela que trata de eso, de que todos estamos mezclados y cuanto más lo estamos, mejor nos distinguimos. Una positiva construcción de la identidad, para mí tiene que ver con eso, con sentirte que sos parte del todo, pero con tu originalidad y peculiaridades. Ä¿Qué significado tiene este nuevo título en tu producción para niños y jóvenes?ÄEsta novela juvenil que continúa, como las otras dos en la línea de la literatura realista que yo escribo, me ha permitido reírme y divertirme mucho. Encontré un tono que desde el humor me habilitó a plantear temas delicados. Y me di el gustazo enorme de escribir desde el género casi epistolar que te permite la escritura de un diario íntimo. Cuando yo era adolescente, mi libro favorito fue "Papaíto piernas largas", lo leí como nueve veces. Y esas lecturas que te sacuden las emociones, quedan adentro. Pues bien, en "El jamón del sánguche" surgió ese formato como un tesoro atrapado en un naufragio; algún movimiento de mar lo hizo aflorar a la superficie y lo vi y lo tomé y lo hice mío otra vez. Ä¿Qué imagen del lector/a tenés a la hora de escribir?ÄYo escribo como si leyera, o sea que escribo para la jovencita que fui. Y luego recupero sentires, voces y datos de la realidad del joven de hoy. Yo siento que no es tan diferente el estado de la adolescencia. Lo que cambia es el contexto social, cultural, las modas, los valores simbólicos vigentes, pero el sentimiento imperioso de encontrarte siendo grande, de ser libre, de que te dejen crecer... eso es siempre igual. Es evolutivo. Es propio del crecimiento humano. Ä¿Qué opinas de la literatura para niños y del mercado destinado a ellos?ÄQue hay muchas más opciones. Mucho sigue siendo muy livianito, como si los pibes no pudiesen entender otras realidades, aunque en la TV vean cosas increíbles. Pero también hay colecciones que se juegan a otra literatura para chicos y jóvenes. Ä¿Podrías comentar brevemente la historia de este libro?ÄCeci, quinceañera, es hija adoptiva de padres que la aman, pero se separan. Luego de que ellos construyen nuevas familias, su entorno se llena de hermanastros y medio hermanos. Ceci debe lidiar con eso, con una amiga que la traiciona quedándose con su chico, con la violencia que se genera en torno de ese hecho, con la aparición de un hombre misterioso que hace que ella empiece a buscar a su familia biológica y encuentre historias que le ayuden a reconstruir su identidad. Un nuevo amor le ayuda a explorar sobre sí misma y los demás. ¿Cuál es su verdadera familia? Ésa es la pregunta y el misterio que se revela al final del libro. Ä¿Nos acercás algunos títulos de tu producción literaria? ¿En cuál de los géneros que frecuentás te movés mejor?ÄEn cuentos para niños: "Hada desencantada busca príncipe encantador", "San Farrancho y otros cuentos", "El libro de las respuestas sabihondas", "Caracoleando". En juveniles: "Nunca es tarde", "Los sapos de la memoria", "Si tu signo no es cáncer" y "El jamón del sánguche". Estos son algunos, pero en www.gracielabialet.com.ar se pueden ver varios más.El cuento y la novela son los géneros a los que más recurro. Me encanta la poesía, pero no tengo esa veta... y me encantaría. También disfruto mucho el relato y el periodismo. Bueno, creo que a quien le gusta escribir, casi todos los géneros lo tientan.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores