Edición del Sábado 25 de abril de 2009

Edición completa del día

Una cocina renovada - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

etcétera. decoración

2.jpg

Una cocina renovada

Combinar funcionalidad con buen gusto es posible en uno de los espacios centrales de la casa. Algunos consejos sobre diseño. FUENTE. ESTILOAMBIENTACION.COM.AR. FOTOS. EL LITORAL.

Elegir revestimientos, el color de las paredes y los pisos, las cortinas, los objetos que aportan en la ambientación son pasos importantes para la decoración de una cocina. Pero también es necesario tener en cuenta algunos puntos para lograr un mejor aprovechamiento y mayor funcionalidad a esta habitación que suele ser una de las más utilizadas de la casa.

Recuerde empezar definiendo dónde estarán ubicadas las zonas de cocción, de lavado y de preparación de alimentos, formando el “triángulo de trabajo”. Defina las dimensiones mínimas para trabajar sin sentirse incómodo.

En cocinas pequeñas aproveche todo el espacio posible, desde el suelo hasta el techo. Si el lugar lo permite, incorpore un comedor o barra desayunador. Esto le permitirá integrar la familia mientras se cocina o como alternativa al comedor principal.

Si se empieza de cero, es aconsejable que la cocina esté junto al jardín para disfrutar de una zona exterior para las comidas veraniegas. También debe tener acceso directo o cómodo con el garaje o estacionamiento para descargar las compras. Otro detalle infaltable es colocar suficientes tomas de electricidad bien distribuidos y proveer al ambiente de suficiente luz natural.

Para agrandar visualmente este ambiente se pueden utilizar muebles sin puertas y con los objetos a la vista, siempre que resulte práctico. También es posible colocar placas de acero inoxidable en las paredes sobre la mesada, actuando de espejo: amplían el espacio, son un material excelente para la cocina (resisten el calor y el agua) y proveen sensación de higiene.

Si el espacio lo permite, es ventajoso disponer una zona libre junto al sector de cocción para servir los platos.

VENTANAS E ILUMINACIÓN

La distribución de las áreas de la cocina, siempre que sea posible, debe poder adecuarse a la iluminación natural. Buscando una buena orientación entre ventanas y mesadas podemos dar con un diseño correcto y funcional.

Evite que las ventanas queden detrás del área de trabajo. Esta situación proyectará sombras y nos obligará a utilizar luz artificial.

Lo ideal es comenzar ubicando las áreas de trabajo, principalmente la pileta, debajo de una ventana. Es importante tener en cuenta evitar el deslumbramiento en caso de sol directo, controlando el ingreso de luz con cortinas.

La iluminación artificial puede dividirse en general, puntual o localizada. Con una luz general logramos un ambiente bien iluminado, disponiendo la puntual para las áreas de trabajo que lo requieran.

MATERIALES

Para mejorar la calidad y optimizar su uso, utilice una grifería monocomando y canillas con control de rociado. Sepa que las canillas altas mejoran el espacio y facilitan el lavado de alimentos y vajilla.

Los mejores pisos son los resistentes a las manchas, la grasa y la humedad. La madera y los pisos porosos son poco convenientes dentro de la cocina.

1.jpg

más recursos

MUEBLES

Aunque la mayoría de las cocinas tienen todos sus muebles empotrados, se puede diseñar un ambiente pensando en muebles sueltos: una biblioteca o viejo armario utilizado para almacenamiento de alimentos o una mesa de madera utilizada como área de preparación de alimentos.

COMODIDAD

Incorpore superficies de trabajo que puedan deslizarse hacia afuera, como mostradores, tablas para cortar el pan y tablas en general. Es más fácil alcanzar las cosas en cajones con guías extensibles, que les permitan salir del todo. El uso de estantes giratorios para esquinas del bajo mesada es una solución cómoda y permite mayor capacidad de guardado.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores