Edición del Sábado 25 de abril de 2009

Edición completa del día

A tomar la leche... - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

etcétera. calidad de vida

A tomar la leche...

A tomar la leche...

Los lácteos, así como también las nueces y algunas carnes, aportan altas dosis de calcio y previenen la osteosporosis. TEXTOS. PRO SALUD NEWS. FOTO. amancio alem.

La osteoporosis es una afección que, en el imaginario colectivo suele ser “protagonista” o responsable de varios mitos. Por un lado, el que se trata de una enfermedad propia de la vejez; por otro, el supuesto carácter inexorable de su desarrollo en caso que existan antecedentes familiares, y finalmente la sensación de que nada puede hacerse para prevenirla.

A priori se puede afirmar que todas esas premisas son incorrectas. Con respecto a la primera, la osteoporosis también puede presentarse a edades prematuras aunque la etapa con mayor pico de incidencia empieza una vez producida la menopausia en las mujeres y comenzado el declinar hormonal de los hombres-, en los casos en los cuales por diversas razones el ciclo menstrual se interrumpe o, por ejemplo, no ha existido una correcta ingesta de calcio desde la niñez. La buena noticia es hoy en día es posible hacer mucho para prevenir el desarrollo de la osteoporosis, aun cuando existan antecedentes familiares.

“Cuando hablamos de prevención primaria, los basamos en un esquema de no y si. No al alcohol y al tabaquismo y un sí rotundo a la actividad física y la ingesta de calcio, un nutriente sumamente importante cuyo principal reservoreo es la estructura ósea del organismo. De hecho, el 99 por ciento del calcio que tenemos se encuentra en los huesos y los dientes, mientras el 1 por ciento restante se distribuye entre la sangre, los fluídos y los tejidos blandos. Por eso es tan importante no tener carencias durante la niñez”, explicó el doctor José R. Zanchetta, miembro del Comité Directivo de la Fundación Internacional de Osteoporosis.

“No podemos empezar a preocuparnos a una determinada edad, sino que desde que los niños son chicos es importante crear un esquema de alimentación en el cual se combinen todos los nutrientes y se destaque el calcio presente en lácteos leche materna, de vaca o de cabra; quesos, cuanto más “duro’ mejor, y yogures que hoy en día poseen presentaciones “fortificadas’-, pero también en determinadas carnes y nueces, por ejemplo”, añadió el especialista.

Para no llegar tarde

La osteoporosis es la enfermedad más frecuente entre las mujeres, presentándose en nuestro país en una de cada tres. Con respecto a su incidencia en hombres, la cifra es un poco menor: la padece uno de cada cinco, principalmente como consecuencia del declinar hormonal que si bien comienza antes que en el sexo femenino alrededor de los 38 ó 40 años, mientras para “ellas” la menopausia suele llegar de la mano de la quinta década-, suele ser progresivo y menos abrupto.

De carácter asintomático, el principal inconveniente para lo que es su desarrollo y tratamiento es el llegar tarde. Por lo general, cuando se produce la primera fractura, que suele ser de cadera o muñeca, porque son las dos más frecuentes, que se dan como consecuencia no de grandes golpes sino en muchos casos de pequeños traumatismos, el hueso está más deteriorado de lo que se creía, razón por la cual comienza una carrera contra el tiempo.

“Lo bueno es que esto puede prevenirse. ¿Cómo? Con hábitos saludables. A la ingesta de calcio y el dejar de lado las cuestiones nocivas, tenemos que sumarle la importancia de realizar actividad física y estar siempre en movimiento, eligiendo una opción diferente de acuerdo a la persona y sus posibilidades; pero también tomando 10 ó 15 minutos de sol en el rostro y las manos todos los días para favorecer la sintetización de la vitamina D. Con respecto a los nutrientes, lo recomendable es ingerir aproximadamente 1.000 gramos de calcio por día”, refirió el doctor Zanchetta.

“Aunque parezca imposible, no es tan difícil llegar a esa cifra. Por ejemplo, 100 gramos de queso port salud aportan entre 700 y 800 de calcio; mientras que un litro de leche aporta la misma cifra o más. Ahora bien, hay gente que no toma esa cantidad de leche. Bueno, para todos ellos existen otras opciones como el yogurt o los suplementos. Lo fundamental del concepto es que no importa cómo se ingiera sino que cada persona haga algo por protegerse porque el tratamiento de la osteoporosis tiene un límite, podemos llegar hasta cierto punto y, de hecho, una vez que se produjo una fractura, por más que la persona recupere su movilidad, su calidad de vida nunca será la misma. En cambio la prevención, que debe realizarse siempre, aporta beneficios de por vida”, consignó Zanchetta.

Densitometría

“Es importante que toda mujer se realice una densitometría un estudio indoloro que permite medir la densidad ósea del hueso- unos años antes de la menopausia y luego al año de terminado el ciclo menstrual. Eso permite visualizar cómo estaban las cosas antes y qué sucede una vez que la reserva de calcio comienza a eliminarse. En caso de que la persona se haya “achicado’ cinco centímetros o más, probablemente estemos en presencia de la osteoporosis”, concluyó el Dr. José R. Zanchetta,



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores