Edición del Jueves 20 de agosto de 2009

Edición completa del día

Cenaele organiza campaña de donación de sangre - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Del 24 al 28 de agosto, en Hemoterapia del Iturraspe

Cenaele organiza campaña

de donación de sangre

Los niños con leucemia que se atienden en el hospital Iturraspe requieren de gran cantidad de derivados de sangre. Esto motivó a esta institución a organizar anualmente esta campaña, con la UNL y -en esta oportunidad- también un taller sobre el tema.

De la redacción de El Litoral

redaccion@ellitoral.com

El próximo lunes 24 de agosto comenzará la Semana de la Donación de Sangre para los Niños Enfermos de Leucemia, que -bajo el lema: “En la sangre de uno está la vida de muchos: doná sangre”- organiza Cenaele (Centro de Apoyo al Enfermo de Leucemia) junto con el Proyecto de Extensión de Interés Social de la Universidad Nacional del Litoral.

Del 24 al 28 de agosto se tiene previsto realizar dos tipos de acciones: una campaña de donación de sangre, en el Servicio de Hemoterapia del hospital Iturraspe, todos los días, de 7 a 9; y el jueves 27 de agosto, a las 11, un Taller de Reflexión y Propuesta, que estará a cargo de la secretaria ejecutiva de la donación de sangre del Plan Nacional de Sangre, perteneciente al Ministerio de Salud de la Nación, Gabriela Fernández Cid, Bertha de González Ruberto y el Dr. Daniel Bar, presidenta y asesor médico de Cenaele, explicaron que “los chicos con leucemia son grandes consumidores de derivados de la sangre. Por este motivo, como entidad salimos a ver de qué manera podemos cooperar, porque tenemos los enfermos, pero somos conscientes de que no depende de nosotros sino de una organización centralizada, en donde se trabaje a conciencia en los distintos aspectos. Debería ser un tema de salud pública”.

Sin embargo, adelantaron que “con esta campaña también se puede cooperar siendo donante de células para los trasplantes de médula. El año pasado hubo una muy buena respuesta de la gente que asistió y esperamos que éste también. Se pueden anotar para ser donantes en un registro que lleva el Incucai, que -a su vez- integra un registro internacional”.

También advirtieron que “el principal problema es el sistema de donación de sangre que actualmente está vigente en nuestro país, que está equivocado. Se denomina sistema de reposición: consiste en llevar sangre cuando un familiar, un amigo o un conocido está enfermo y precisa una cirugía. Si uno no lleva la cantidad de donantes que se piden les dicen que no se realiza la intervención y eso no es donante voluntario sino coercitivo”.

En este sentido, informaron que “este sistema ya fue erradicado de todos los países del primer mundo y de muchos en desarrollo; por ejemplo, en Brasil, el 50% de la sangre no es de reposición. En el primer mundo funciona el sistema altruista recurrente: consiste en que una persona es reclutada para ser donante de sangre, como un deber social. Cada seis meses dona sangre porque le corresponde. De esta manera, la producción de sangre que se obtiene de estos donantes es segura, el donante se cuida y sabe cuáles son la situaciones de riesgo. Por lo tanto, no se expone y, si está por hacerlo, se abstiene”.

Donante, sin riesgos

Y agregaron: “La OMS dice que la sangre segura es la que proviene de una población segura, pero la nuestra no lo es. El donante remunerado (el que cobra para donar sangre) está prohibido por ley y miente cuando se le pregunta si cobró para donar. Si miente en eso también puede mentir en las situaciones de riesgo que pasó y en otras cuestiones. Hay que cambiar el sistema, pero esto no lo puede conseguir Cenaele, el Cudaio, el Iturraspe o el Incucai. Tiene que partir de un proyecto de salud pública provincial y nacional, y después colaboran las instituciones para el reclutamiento de donantes y el procedimiento para la donación de sangre, en un lugar único (banco de sangre)”.

Por último, remarcaron que “la sangre es un bien que se destina para el que lo necesita. La donación de sangre se puede hacer en vida y el donante no corre riesgo de ninguna índole porque se toman todos los recaudos. Todos los materiales son descartables y se procede de manera correcta”.

El taller del 27 de agosto (que tendrá lugar en la sede de Cenaele, motivo por el cual los cupos son limitados y la inscripción previa se realizará allí), “está destinado a las personas o representantes de instituciones (como técnicos) que estén relacionadas con la donación de sangre e, incluso, medios de comunicación, para que se interioricen sobre el tema y hagan propuestas para ver de qué manera podríamos intensificar esta campaña. Nosotros tenemos muy buena voluntad para hacerla pero la gente tiene que tomar conciencia sobre ser donante de sangre”.

La campaña cuenta con la adhesión de la Cámara de Senadores de la provincia, la Municipalidad de Santa Fe y el Ministerio de Salud de la provincia.

1_mg.jpg

Directivos de Cenaele convocaron a la población a tomar conciencia del tema y a concurrir al Iturraspe la semana próxima.

Foto: Mauricio Garín.

Quiénes pueden concurrir

Del 24 al 28 de agosto, las personas que deseen donar sangre deben concurrir al Servicio de Hemoterapia del hospital Iturraspe, de 7 a 9. No es necesario que vayan en ayunas -aclaró el Dr. Daniel Bar-, quien explicó que “lo ideal es que la persona tome mucho líquido (hasta un litro) y, preferentemente, alguna bebida dulce. Lo importante es que no ingieran algo con grasa, como manteca, leche entera o queso. Puede comer una masita, tostada o pan con mermelada y una infusión dulce. Eso es lo deseable y no está contraindicado”.

También informó que sólo pueden ser donantes de sangre las personas de entre 18 y 65 años; sanas (que en el momento de la extracción no estén enfermas o cursando un cuadro infeccioso); no tener enfermedad transmisible por sangre; que no hayan sido operadas en el último año; que no estén consumiendo ciertos medicamentos (lo evaluará el médico); que en el último año no se hayan hecho tatuajes o colocado piercings porque pudieron haber tenido un procedimiento no estéril; que tengan más de 50 kilos y ciertos niveles mínimos de presión arterial.

También aclaró que “en el caso de las mujeres, no deben estar embarazadas o amamantando. Se les hace una extracción del dedo para ver si no están anémicas, ya que si es así tampoco pueden donar”, al tiempo que indicó que “hubo un cambio en la legislación y se estima que si una persona tuvo hepatitis en su infancia tuvo la hepatitis A y pueden ser donante, a diferencia de las personas que tuvieron la B o C, que son contraídas por transmisión sexual o por transfusión de sangre”.

+ información

Centro de Apoyo al Enfermo de Leucemia: Catamarca 3679 de nuestra ciudad, de lunes a viernes, de 8.30 a 12; teléfono 456-3103; e-mail: cenaele@fibertel.com.ar; en Internet: www.cenaele.org.ar.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?