Edición del Lunes 05 de abril de 2010

Edición completa del día

Dos nuevos atentados sacuden a Rusia - Edición Impresa - Aldea Global - Internacionales Aldea Global

LA VIOLENCIA NO CESA

Dos nuevos atentados sacuden a Rusia

Los nuevos ataques ocurren una semana después de que murieran 40 personas en el metro de Moscú, por un doble ataque que también provocó decenas de heridos.

 

ellitoral@ellitoral.com

Télam/EFE

Rusia se vio sacudida por dos nuevos atentados que dejaron al menos tres muertos y un número no precisado de heridos, una semana después de los ataques contra el subte de Moscú, informaron fuentes policiales.

Los atentados tuvieron lugar en la república rusa de Ingushetia, situada en el Cáucaso Norte donde se encuentran los principales grupos rebeldes. El primer ataque fue cometido por un atacante suicida que murió al detonar los explosivos frente a la estación de policía de Karabulak, a unos 20 kilómetros de la capital Magas, y causó la muerte de dos agentes y dos heridos.

La segunda explosión, causada por una bomba escondida cerca de una comisaría de la misma ciudad, no causó víctimas.

El atacante suicida de Karabulak apuntaba a provocar una masacre de policías, ya que en el cuartel se encontraban unos 50 agentes que se estaban preparando para efectuar una serie de controles, informó la agencia de noticias Itar-Tass citando al centro de prensa del Ministerio del Interior ruso.

El segundo atacante fue detenido en la entrada por los policías. Conocedores de la técnica de la guerrilla, los investigadores aislaron la zona y no se acercaron a los autos estacionados frente al edificio, uno de los cuales estalló poco después hiriendo sólo levemente a un empleado de la fiscalía local.

El lunes pasado un doble atentado en el metro de Moscú causó al menos 40 muertos y decenas de heridos, mientras que dos días después fue cometido un doble ataque en Kizlyar (Daguestán), donde murieron 12 personas.

Las explosiones de hoy en Ingusetia pueden estar vinculadas a esos atentados, según una fuente de la policía citada por la agencia Interfax y reproducida también por la agencia italiana Ansa. Sin embargo, hay algunas diferencias en los ataques: el atentado en el metro de Moscú iba dirigido contra civiles, mientras los de Kizlyar en Daguestán y el de Karabulak en Ingusetia tienen como objetivo a la policía.

Los investigadores determinaron que el explosivo de la primera explosión en Karabulak tenía una potencia equivalente a tres kilos de TNT, mientras la segunda tuvo una fuerza de 50 kilos de TNT, oculto en un auto que había sido robado en Donetsk (Ucrania).

Hoy, además, fueron descubiertos y se hicieron estallar dos bombas rudimentarias en el cementerio ortodoxo del pueblo de Ordzhonikidzevskaia, en el distrito de Sunzhin, en Ingusetia, se informó oficialmente. Ingusetia es, junto con Daguestán, la región más turbulenta del Cáucaso. Es fronterizo con Chechenia, con quien tiene estrechos vínculos históricos, culturales y lingüísticos.

Suicidas identificadas

Una maestra de la república norcaucásica de Daguestán, Mariam Sharípova, fue la terrorista que perpetró hace una semana el atentado suicida en la estación Lubyanka del metro de Moscú, informa hoy el bisemanario Nóvaya Gazeta.

“Mi mujer y yo identificamos enseguida a nuestra hija. Cuando mi esposa vio por última vez a Mariam, ésta llevaba el mismo pañuelo rojo que se ve en la fotografía”, señaló Rasul Magomédov, que reside en la república norcaucásica rusa de Daguestán. Magomédov, que explicó que hacía varios días que buscaban a su hija, de 28 años, se personó el fin de semana en la sede de la Fiscalía local para declarar que había identificado a su hija por las fotos del rostro publicadas por la prensa.

Varios vecinos que conocían a la mujer, entre ellos policías y funcionarios locales, confirmaron a Nóvaya Gazeta que Mariam Sharípova es la mujer que detonó la bomba el lunes pasado en la estación Lubyanka, frente a la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB). Magomédov vio por última vez a su hija el 26 de marzo, mientras su mujer la acompañó al mercado el día 28, la víspera del doble atentado suicida contra dos estaciones del metro moscovita que causaron 40 muertos. “Aún no nos lo podemos creer. Me gustaría que la investigación pudiera aclarar lo ocurrido. Ni siquiera podemos explicarnos cómo acabó en Moscú. Era devota, pero nunca manifestó ideas radicales. Vivía permanentemente con nosotros y trabajaba como maestra”, comenta.

El padre, un profesor de lengua rusa retirado, niega que alguien pudiera haber “lavado el cerebro” de Mariam, licenciada en Pedagogía por la Universidad de Daguestán (2005) y que trabajaba como profesora de informática desde 2006.

Según la revista, el Ministerio del Interior daguestaní barajaba información sobre que Mariam se había casado clandestinamente con Magomed Varabov, jefe de la guerrilla en Gudermés, la segunda ciudad más importante de Chechenia.

“Ese mismo día le pregunté si era verdad. Sin embargo, me dijo que no tenía ninguna relación con las bandas criminales. Y que nunca se casaría, sin pedir antes permiso”, insiste Magomédov.

El hermano de la supuesta terrorista, Iliás, fue detenido en 2008 por la policía de daguestaní por almacenar granadas e intento de secuestro y, desde entonces, era considerado sospechoso de vinculación con la guerrilla por la policía local.

/// UBICACIÓN

RUSIA INGUSHETIA.pdf

el litoral

Dos nuevos atentados sacuden a Rusia

Especialistas inspeccionaban esta mañana el vehículo que llevaba 50 kilos de explosivos que provocaron la muerte de dos policías.

Foto: EFE



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 05 de abril de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores