Edición del Sábado 21 de agosto de 2010

Edición completa del día

Planear el día más esperado - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Planear el día más esperado

Planear el día más esperado

Una vez puesta la fecha de la boda comienza un largo camino de planificación para lograr un día soñado. Los organizadores de eventos o wedding planners pueden ser una gran herramienta en esta tarea, unen experiencia y profesionalismo para que nada quede librado al azar.

TEXTO. REVISTA NOSOTROS

 

Que una boda sea extraordinaria e inolvidable depende no sólo del bolsillo, sino sobre todo de la imaginación y capacidad de organizarse que tengan los novios. Para llevar adelante de la mejor manera esta tarea, existen profesionales capacitados que se encargan de toda la planificación y la concreción del gran día. Así, la pareja de futuros esposos solo debe dedicarse a disfrutar cada paso hasta el altar.

Para conocer en detalle esta tarea, consultamos a un grupo de expertos locales en organización de eventos, que nos cuentan cuáles son las ventajas de dejar en sus manos el sueño propio.

EN MANOS EXPERTAS

Como primer y principal factor, el beneficio de contratar a un organizador de eventos es que los agasajados podrán disfrutar de su fiesta en lugar de sufrirla. Cuando se contrata a personas especializadas en el tema, los novios se desligan de los problemas, dejando en manos expertas su “día inolvidable”. De lo contrario, cuando uno organiza su casamiento, en vez de vivirlo lo sufre ya que siempre se encuentran baches al llegar al momento de la fiesta.

El trabajo de un wedding planner consta en acompañar a los protagonistas desde el primer día en que comienzan a planificar su sueño; haciéndose responsable de lograr que todo funcione el día del casamiento, para que todo se desarrolle como una gran fiesta en conjunto.

LA ELECCIÓN

Para elegir a su organizador, los novios deben optar por personas capacitadas, con experiencia y manejo del tema; concientes de que están dejando en sus manos uno de los días más importante de sus vidas. Los profesionales aconsejan que el contacto se debe hacer como mínimo un año antes del evento; de esta manera se puede elegir el mejores lugar, sonido, ambientador y los servicios adicionales más convenientes. Quienes contratan un wedding planner, buscan alguien en quien confiar, que pueda darles tranquilidad y esté dedicado a detenerse en los más mínimos detalles; que además, tenga una mirada tanto funcional como decorativa para darle a la fiesta un toque de excelencia que la convierta en única.

POR DÓNDE COMENZAR

Los aspectos más importantes al momento de planificar una fiesta son los llamados “tres pilares fundamentales”: el salón, el catering y el sonido e iluminación. Estos factores tienen un papel fundamental a la hora de empezar a planificar la fiesta; una vez definidos, se empieza a complementar con los demás servicios de acuerdo a la exigencia de los agasajados. Con ésto, la fiesta ya está más que armada.

Lo que define a un evento como exitoso es la gente y la buena onda que le ponga a la fiesta. Se puede gastar una fortuna, pero si los invitados no se prenden o no están bien predispuestos, es muy difícil que la fiesta funcione. Por eso los organizadores tratan de asegurar que la fiesta funcione en servicios (música, decoración y ambientación) y no exista ningún tipo de falla, contratiempos e inconvenientes; así, el evento se desarrollará como se fue planeado y si todo funciona, es muy difícil que la gente no se disponga a relajarse y disfrutar.

LO IMPORTANTE, CELEBRAR

Organizadores santafesinos explican que las parejas que se acercan a consultar por sus servicios no se encasillan dentro de un patrón fijo. La mayoría llega con la idea de hacer una fiesta única y original, pero en líneas generales los casamientos son prácticamente iguales desde el punto de vista de la organización; las variantes tienen que ver más bien con gustos personales o religiosos.

Para muchos novios ya pasaron de moda algunas tradiciones como el vals, las ligas, las cintas de la torta, etc.; para otras, son muy importantes y hasta las consideran lo más importante del casamiento. Actualmente, los futuros esposos optan por fiestas mucho mas dinámicas y no tan estructuradas. Están de moda los livings, el lunch, el baile continuo, las barras de tragos con shows, los animadores, etc.

En definitiva, lo importante es que todo salga de acuerdo a lo planeado y que el evento sea un éxito y esté todo destinado a celebrar.



Imprimir:
Imprimir
Sábado 21 de agosto de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores