Edición del Sábado 30 de octubre de 2010

Edición completa del día

El ferrocarril de Santa Fives - Revista Nosotros Nosotros

El ferrocarril de Santa Fives

En septiembre pasado, la historia de Vera y Pintado fue comentada entre los vecinos del barrio llamado Fives de Lille.

El ferrocarril de Santa Fives

El contacto que realizó De Raíces y Abuelos entre dos entidades de Francia y la escritora Gloria Dayer de Vanetti, de Vera y Pintado, permitió un intercambio de información enriquecedor.

TEXTOS. MARIANA RIVERA. FOTOS. EDICIONES LA CONTRE ALLÉE Y GLORIA DAYER DE VANETTI.

 

En febrero de este año contábamos en estas páginas de la revista Nosotros que nos había dado mucha satisfacción un mail que nos había llegado procedente de Francia, de Madeleine Sergeant, miembro de una asociación de vecinos de la ciudad de Lille, situada al norte de aquel país, quien vive en un barrio llamado Fives, que anualmente organiza una actividad artística llamada “Las ventanas que hablan” (Les Fenêtres qui Parlent, en francés).

Según explicaba, “nos enteramos de que en Argentina había una localidad llamada Fives Lille (que en la actualidad es Vera y Pintado) debido a la presencia, en la región de Santa Fe durante el siglo pasado, de la fábrica Fives Cail, que llegó para construir el ferrocarril argentino. El hecho de que una ciudad argentina se llamara como nuestro barrio nos intrigó mucho y decidimos hacer el tema de nuestra manifestación durante la primavera 2010”.

Fue así como comenzó una vinculación entre De Raíces y Abuelos y aquella institución francesa, a la que se sumó -obviamente- Gloria Dayer de Vanetti, quien periódicamente envía sus investigaciones sobre aquella comunidad, que son publicadas en Nosotros.

Y finalmente el intercambio de información que se inició a partir de este contacto entre Madeleine y Gloria sirvió para enriquecer un evento cultural que tuvo lugar en marzo de este año, en el barrio francés de Lille-Fives.

En esa oportunidad se realizó una edición especial de Las ventanas que hablan, un pequeño periódico en el que se da cuenta de esta historia compartida, hecho que -según aclaró Marielle Leroy, a cargo de ediciones La Contre Allée, que también participa en la organización de esos eventos culturales con Madeleine Sergeant- “la mayoría de la gente no conoce el vínculo con Argentina”.

La publicación incluye diferentes notas -con sus correspondientes ilustraciones antiguas- en donde se hace referencia a las inversiones de la compañía Lille-Fives en Argentina, y su presencia en Santa Fe, con la construcción de los ferrocarriles, los orígenes del pueblo de Fives Lille en nuestra provincia y la llegada de los inmigrantes.

Pero también menciona a esta sección de la revista Nosotros cuando hace un llamada a la memoria colectiva de esa localidad, “tal como realiza este diario, con quienes estamos en contacto y quienes están interesados particularmente en la memoria de las familias inmigrantes de Argentina”, explicaba.

Ocurre que piden a los habitantes de Lille que se pongan en contacto si tienen algún antepasado que haya trabajado para la compañía Fives-Cail y partido para la Argentina. También les solicitan fotos, cartas, documentos que posean sobre esa persona o la compañía mencionada, que correspondan al período comprendido entre 1885 y 1900, con el fin de “hacer surgir la memoria colectiva” de aquella comunidad francesa.

LA AVENTURA ARGENTINA

Posteriormente, como sucede en Francia durante el tercer fin de semana de septiembre, se organizaron en aquella localidad diferentes actividades dedicadas al patrimonio cultural e histórico. Una de ellas consistió en que la comunidad pudo visitar la fábrica -hoy abandonada- de Fives-Cail Babcock.

En este sentido, Marielle comentó que “el sitio es enorme y quieren crear un barrio nuevo con la idea de dejar “cosas’ para recordar el pasado obrero. Por ejemplo, dejar los rieles como adorno, por supuesto. Las obras deben empezar el año que viene y han previsto terminarlas hacia 2018. Claro que no todo es del gusto de la población y ya se perfilan debates”.

Otra de las iniciativas fue la denominada “Visita guiada y literaria: los claros (entre nubes)”, consistente en que “un escritor realiza paseos poéticos, sensibles e imaginarios y guía a su público por espacios elegidos de Fives, en la búsqueda de su arquitectura, pero también de su memoria y su devenir”, según se explica.

Uno de ellos fue Robert Rapilly, quien guió a los participantes “en pos de las huellas de los obreros de Fives-Cail que se fueron en 1890 a Argentina a construir el ferrocarril y fundar el pueblo Fives Lille, hoy Vera y Pintado”. La propuesta -organizada por la mencionada editorial e institución de vecinos- también incluyó a las artes plásticas, con Las Ventanas que Hablan, de Madeleine Sergeant. Marielle opinó que “Rapilly está escribiendo una ficción para contar nuestra historia común. Una ficción pero documentada con hechos reales (el fruto de nuestras peregrinaciones) y testimonios de descendientes de franceses que han emigrado, vueltos o no, o descendientes de testigos. La lectura pública de lo que ha escrito permitió descubrir a una persona muy anciana cuyo abuelo se fue a Argentina. Tenemos que ver si tiene documentos y cartas. Fueron días muy ricos y el barrio empieza a interesarse por el tema”.

VERA Y PINTADO

Para contextualizar esta nota, Gloria Dayer de Vanetti envió una reseña de la historia de Vera y Pintado, una pequeña comunidad ubicada dentro del departamento San Justo, distante 178 kilómetros al norte de nuestra ciudad, que cuenta con 1.200 habitantes.

Según precisó, el 10 de septiembre de 1886 se autorizó por ley provincial la construcción de la línea férrea desde Santa Fe a Reconquista, y el 12 de octubre de 1888, la provincia arrienda las líneas ferroviarias para la construcción del ramal a la metalúrgica francesa Fives Lille, que quedó habilitado al servicio público el 1º de septiembre de 1889.

El pueblo -comentó- data de 1891 y nació con el nombre de Fives Lille, el mismo de la metalúrgica francesa. La llegada del ferrocarril dio al pueblo un gran movimiento: a su alrededor surgió un núcleo de población -en su gran mayoría, obreros del establecimiento ganadero de los hermanos Cabral: la Sin Nombre-, a quienes el gobierno de la Nación les había otorgado 200 leguas para colonizar. Estas familia de trabajadores asentadas en el lugar dieron origen al pueblo.

Y la historia continúa: “El 14 de diciembre de 1946, el gobierno nacional firmó el convenio de compra de los ferrocarriles de capital francés. El 1º de marzo de 1948 se realizó el acto simbólico de la toma de posesión de los ferrocarriles y, en octubre, las distintas líneas recibieron los nombres de San Martín, Urquiza, Roca, Sarmiento, Ferrocarril Patagónico y Belgrano. Esta última cubría el recorrido hacia el interior del Chaco santafesino que pasaba por el entonces Fives Lille. Luego se estableció que todas aquellas estaciones que llevaban nombres extranjeros fueran cambiados por nombres autóctonos.

NUEVO NOMBRE

Gloria Dayer de Vanetti explicó que “en 1950, el diputado nacional José Visca presentó el proyecto para el cambio de nombre de esta localidad. Para ello, envió una nota al director de Archivos y Museos de la provincia de Santa Fe solicitando referencias sobre hechos relacionados con hombres o sucesos ocurridos en este lugar, que aconsejara algún nombre para el pueblo. Pero no surgió ningún hecho relevante. Respuesta de igual tenor fue dada a funcionarios del Ferrocarril General Belgrano, que con el mismo fin habían visitado el archivo”.

Sin embargo, mencionó que “el Comandante de la 3era. Región Militar, con sede en Rosario, Cnel. Juan de Dios Carranza Zavalía, quien administraba campos en la zona, propuso cambiar el nombre de Fives Lille por el de Bernardo de Vera y Pintado, patriota de aquilatada trayectoria, nacido en Santa Fe el 6 de febrero de 1780. Fue uno de los precursores de la independencia de Chile, auditor de guerra del Ejército de los Andes, autor del Himno Nacional de ese país; literato y periodista talentoso, un profundo pensador, un patriota abnegado. Murió con sobrados méritos y escasos bienes”.

Por último, mencionó que “el 3 de agosto de 1951, la legislatura de la provincia sancionó con fuerza de ley el cambio de nombre de la localidad de Fives Lille por el de Vera y Pintado. La comuna fue creada en 1948, con el nombre de Fives Lille, designación que llevó por más de medio siglo, y en boca de antiguos pobladores, aún se escucha su primitiva denominación. A partir de 1952 se empezó a utilizar el nuevo nombre”.

el 3 de agosto de 1951, la legislatura de la provincia sancionó con fuerza de ley el cambio de nombre de la localidad de Fives Lille por el de Vera y Pintado. La comuna fue creada en 1948, con el nombre de Fives Lille, designación que llevó por más de medio siglo y aún se escucha su primitiva denominación.

+ información

CONTACTO

Ediciones La Contre Allée: e-mail: contactlacontreallee@gmail.com.

P1090415.JPG

Poemas, fotografías y otras referencias sobre Vera y Pintado fueron expuestas en esa ciudad francesa.

a.jpg

En Lille, Francia, se publicó un suplemento especial que recuerda la relación entre ambas comunidades.

FOT152.JPG

Fives Lille comenzó a llamarse Vera y Pintado en 1952.

CON HUELLAS OBRERAS

Marielle Leroy, a cargo de ediciones La Contre Allée, envió la siguiente reseña respecto de Fives y Lille, en Francia.

“Entre 1815 y 1845, tres fábricas textiles de algodón se instalan en Fives, hasta entonces rural. Este pueblo estaba vinculado con Lille por decreto imperial en 1858. Durante la segunda mitad del siglo XIX, Fives conoció un despegue económico. La Iglesia Notre Dame de Fives viene a ser demasiado pequeña y tiene que ser ensanchada para acoger a una población creciente”.

Y agregó: “En 1861 se fundó la compañía Fives-Cail Babcock, que construyó varios miles de locomotoras, puentes ferroviarios y ferrocarriles, entre ellos el de Orsay en París, transformando el famoso Museo de Orsay. Fives se desarrolló gracias a la actividad textil, la metalurgia y el automóvil, y su población se multiplicó seis veces entre 1860 y 1920. Con la crisis industrial, Peugeot y Fives-Cail cerraron en 1990 y el barrio se convirtió -poco a poco- en residencial, con huellas obreras, e intenta salir adelante. Una nueva plaza Pierre de Geyter fue inaugurada en 2007”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 30 de octubre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Recomendadas

La cláusula gatillo determinó los nuevos mínimos previsionales - La paritaria estatal definió en marzo las condiciones salariales del 2019. Ahora el Ejecutivo actualizó haberes según esos acuerdos. -
Política
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Debate Presidencial 2019