Edición del Miércoles 24 de noviembre de 2010

Edición completa del día

Miguel Ciaurro: “Es una sensación única e irrepetible” - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Flamante titular del cetro de los Fiat 600 TS

Miguel Ciaurro: “Es una sensación única e irrepetible”

a.jpg

El 1. Seguramente en 2011 hará alguna carrera en los Fiat 600 para lucir el ansiado número. Foto: Gentileza/Prensa M. C.

El piloto de la ciudad de Santa Fe luchó por el título hasta la última carrera con Simón Cifre. En la definición de Rafaela, ganó la carrera y la corona de campeón.

 

Daniel Monticelli

dmonti@ellitoral.com

Hace cuatro temporadas que Miguel Ciaurro comenzó a practicar automovilismo deportivo. Con anterioridad, su pasión era (¿es?) el rugby. Los tradicionales colores del azul, rojo y blanco del Santa Fe Rugby Club lo tuvieron entre sus protagonistas “a pura ovalada” entre los 13 y los 27 años de edad. Con el transcurrir del tiempo les dio prioridad a los estudios, previo a algún paso fugaz por el karting.

Cuando estaba encaminado a recibirse de abogado, se metió decididamente en la senda del deporte motor y, mientras lograba su título como doctor en Leyes, comenzó a escribir su propia historia dentro de los Fiat 600 TS. Esta categoría, mojón si los hay en el automovilismo santafesino, la misma que transita por un gran momento institucional y deportivo, lo vio convertirse en campeón en el reciente Coronación, en el autódromo del Atlético Rafaela.

—¿Cómo fuiste viviendo los pasos previos a Rafaela, donde llegabas con inmejorables posibilidades de ser campeón?

—Con un gran sentido de responsabilidad. Más allá de que esto es un deporte-hobby, porque estamos más cerca del amateurismo que del profesionalismo, se tomó con mucho empeño y trabajo. Se pensó todo con mucha anticipación y después de las actividades diarias de cada uno, como yo, Guillermo, Mariano y los demás integrantes del equipo dejaban sus trabajos cotidianos para dedicarse al auto hasta la madrugada. Al objetivo lo teníamos muy cerca y no debíamos dejar pasar de largo esta oportunidad.

—¿Era una pasión que estaba medio oculta?

—Vos lo dijiste. Tené en cuenta que, en mi familia, mi abuelo era mecánico en Córdoba del famoso piloto Oscar Cabalén, entre otros. Después, el hermano de mi papá les preparaba los autos de Rally a Jorge Bescham y a Menem Jr.

—Haciendo un rápido repaso de tu historial, ¿fuiste escalando de a poco?

—Sí. Los dos primeros años fueron de adaptación, en el 2009 fui subcampeón y ahora logro el título. Eso se debe al gran equipo donde estoy, compuesto por Mariano Antón y Guillermo Melis.

—¿Tuviste altibajos a lo largo del año?

—Sí, tuvimos una pequeña recaída a mitad de campeonato. No nos fue bien en Termas de Río Hondo porque nos chocaron de atrás. Tuvimos que correr con un motor de pruebas y, además, fui sancionado, me recargaron y terminé sexto. También en la anterior carrera de Rafaela: venía primero, se salió un cable de bujía y arribé noveno. Eso hizo que Simón Cifre tomara la punta del campeonato y con mucha distancia; después, nosotros retomamos el camino y obtuvimos el título por 30 puntos.

—De todas formas, ¿fue un campeonato muy peleado?

—Muy peleado... Si bien nos perjudicaron las carreras que te mencioné anteriormente y los resultados no fueron los esperados, al final del año pudimos demostrar el potencial.

—¿Cómo viste a la categoría?

—Bien. Solamente en Río IV hubo pocos autos, pero siempre con un parque aproximado de 25 máquinas y creciendo. Sabemos que hay más de 10 vehículos que están sin correr y es por una cuestión de presupuesto.

—Volvamos a Rafaela. El sábado, en la clasificación, no estabas muy contento...

—La pole de Sebastián (González) nos privó por algunas horas del festejo, pero él se lo merecía. Viene mejorando muchísimo y en Rafaela tiramos juntos por la succión. La diferencia fue muy ajustada; por suerte, el domingo pudimos ganar y llevarnos el título.

—¿Sensaciones al momento de ver la bandera a cuadros?

—Única e inigualable; fue una emoción muy grande. Me acordé de todos mis seres queridos y de las más de 30 personas que estaban viviendo conmigo ese momento.

—¿Cuál es tu futuro?

—En principio, pasarnos a la categoría TS 1.8. Para ello estamos viendo dos o tres autos y, si se da la posibilidad, estaremos corriendo allí. Mientras que, en los 600, tenemos tres en total y son de punta. Están todos para alquilar o vender.

—¿Agradecimientos?

—Infinitos, pero, particularmente, a la gente de A Todo Color, Taller Esteban Antón, Cirugía Argentina, Nuevo Agro, Benuzzi, ST Computación y a Rosenbusch, entre tantos.

b.jpg

7

victorias

A lo largo de su campaña, Ciaurro obtuvo esa cantidad de triunfos (en este 2010, 5).



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 24 de noviembre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores