Edición del Sábado 19 de febrero de 2011

Edición completa del día

¿Estuvo cerca de no jugar? - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El Bichi se la bancó...

¿Estuvo cerca de no jugar?

3_MG.jpg

Esteban Fuertes y una imagen de festejo que se repitió anoche en el sur del Gran Buenos Aires, donde Colón no puede ganar desde hace 4 años.

Foto: Mauricio Garín

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

La historia de Esteban Fuertes y este partido con Banfield arrancó el jueves a la mañana. Un problema en la cervical provocó un malestar que le impidió entrenarse en la última sesión, a puertas cerradas, ordenada por Gamboa. El Bichi se subió al micro y viajó a Buenos Aires, pero además se trasladó el “Colo” Lessman, que iba a hacerlo con el plantel de la reserva para jugar el partido preliminar. Fue la decisión a último momento que tomó el técnico Gamboa, previendo que el Bichi no pudiese estar entre los 18, con lo cual iba a tener que decidirse entre Higuaín y Larrivey para acompañar a Cano, quedando un puesto de delantero a ocupar en el banco de suplentes, que iba a ser de Lessman.

Fuertes no sólo que se recuperó, sino que jugó los 90 minutos y otra vez estuvo donde están los goleadores: en la boca del arco y dispuesto a marcar. De esta manera, el Bichi llegó a los 126 goles computando aquel que marcó ante Gimnasia y que todavía está “en discusión”, para algunos.

A la mañana, el goleador sabalero fue reporteado por Tití Fernández y Benedetto. “Me encantaría ser el presidente de Colón, pero antes podría ser manager para ir aprendiendo, no creo que sea entrenador”, señaló el delantero de Colón. “Mi relación con Germán Lerche es excelente, estoy consustanciado con lo que está haciendo esta dirigencia y agradecido al presidente por haberme pedido que vuelva al club cuando tenía la rodilla rota en Chile y me sentía muy mal”.

En otra parte de la charla, el Bichi dijo que “me equivoqué el año pasado al ponerle fecha a mi retiro. Les dije a todos que me iba a fin de año y me equivoqué. Tengo ganas de seguir, me siento bárbaro, Colón es mi casa y aguanto sin problemas los partidos. Además, la estoy metiendo y eso es buenísimo para cualquier goleador... Ya debo estar cerca de los 300 goles si se contabilizan todos los que marqué”.

Anoche, luego del partido, el Bichi le dedicó el gol a su hermano, que cumplía años y tiró dos frases contundentes. La primera, es que ratificó que “el equipo no está para campeón, pero es bueno que así sea, porque es la primera vez en mucho tiempo que nadie habla de nosotros”. La otra frase del goleador y principal referente del equipo, es que “nosotros estamos para ganar de local y para pelearla afuera, como lo hicimos esta noche ante Banfield”, concluyó.



Sábado 19 de febrero de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores