Edición del Sábado 09 de julio de 2011

Edición completa del día

El valor de las palabras - Revista Nosotros Nosotros

El valor de las palabras

El scrabble, la certera combinación de letras sobre un tablero para lograr el mayor puntaje, tiene adeptos en todo el mundo, tanto que existe un mundial en español, aunque también se disputan torneos en otros idiomas. En Santa Fe se quiere formar un club que incluya a jugadores de todas las edades. Vaya preparando el diccionario.

TEXTOS. NANCY BALZA. FOTOS. LUIS CETRARO Y EL LITORAL.

El valor de las palabras
 

En mayo se realizó, en la redonda, el primer encuentro local para entusiasmar a los aficionados a este juego.

En el juego de Scrabble, la letra “Q” es la más difícil de ubicar porque depende de la “U” para formar cualquier palabra, y solo hay 5 “U” en la bolsa. Del resto de las vocales, las que más abundan son las “A” y las “E”: hay 12 de cada una. Hay 9 “O” y 6 “I”. Y eso si solo hablamos de las vocales. ¿A quién le importa esta información? A los jugadores aficionados que despliegan el tablero en casa, entre amigos y tardes de lluvia, y mucho más a quienes lo hacen para participar de torneos locales, regionales, nacionales y hasta mundiales. Si, hay un mundial de Scrabble cuya edición Nº 15 se disputará, en su versión en español, en México, entre el 19 y el 26 de noviembre.

Pero no hace falta llegar tan lejos para conocer más sobre este juego que, por sus características, está considerado por la IMSA (International Mind Sports Association, entidad patrocinada por la Unesco) como Deporte de la Mente, categoría que lo coloca en niveles similares al del ajedrez, el go y el bridge. Así lo afirma Ricardo Bondino, el rosarino que salió 3º en el mundial 2010 de Costa Rica. El mismo que, junto al santafesino Lucas Piccoli, organizó, en mayo, el primer encuentro en esta ciudad, más precisamente en el edificio de La Redonda, Arte y Vida Cotidiana.

El objetivo de aquel encuentro fue, además de convocar a conocidos y extraños alrededor de los tableros, dar el puntapié inicial para formar un club en Santa Fe, “simplemente para jugar, pasar el rato y hacer amigos”. Todo eso mientras se despliegan estrategias conocidas o se aprenden otras nuevas para armar palabras desde cero o ensamblarlas con las que ya fueron dispuestas antes, siempre con la consigna de lograr el mayor puntaje posible.

EL SUEÑO DEL CLUB LOCAL

El propio Lucas cuenta que descubrió este juego hace algunos años cuando estaba de vacaciones en unas cabañas, y ya no lo dejó. “Me gusta leer, me atraen las palabras y, sumado al juego, me pareció una combinación muy linda”, contó a Nosotros. Más tarde, supo de la Asociación Argentina de Scrabble, de los torneos que se organizan en Rosario, de los encuentros nacionales, del torneo austral del que participan Paraguay, Chile, Argentina y Uruguay -que en 2010 tuvo por sede a la ciudad del sur santafesino-, y de los mundiales. Entonces, como una forma de compartir aquello que disfruta, se planteó como objetivo, junto a otros jugadores locales, organizar un club en la ciudad

“Me di cuenta de que había gente en el país que compartía la misma pasión por el juego que, además, es educativo porque promueve ampliar el léxico y mejora la ortografía. La fuente que usamos para determinar si las palabras son válidas o no es el Diccionario de la Real Academia. Valen todas las conjugaciones de verbos”, cuenta entusiasmado y revela: “hay palabras muy raras; si uno mira el diccionario, encuentra términos que no tienen uso cotidiano pero en el scrabble son muy valiosas”.

Para quienes nunca lo practicaron, informa que “el juego tiene un atril con 7 letras extraídas al azar del ‘pozo’, y en poder de cada participante está la habilidad -y el conocimiento- para formar palabras de manera de obtener el mayor puntaje posible”. Cada letra tiene un valor que se suma con las demás y a la vez se puede multiplicar según lo que indique el tablero. La riqueza de vocabulario es clave, pero también la estrategia para hacer “rendir” las letras. Lucas reconoce que, jugando, expandió su vocabulario, además de conocer gente que comparte su gusto y su objetivo de formar un club en la ciudad: “me imagino un Club de Scrabble Santa Fe para todos, para todas las edades, tal como es el juego”.

¿Por qué un club? “Porque me interesa que se difunda el juego y la gente lo disfrute, sin que sea competitivo o elitista. Este es un juego que se puede practicar en cualquier lugar y, para quienes se interesen en ponerle más dedicación, se puede perfeccionar incorporando más palabras y técnicas, y tomando parte en algún torneo”.

Precisamente, en estos torneos, se incluye una categoría de principiantes para que se sientan incluidas aquellas personas que recién comienzan. “Si se organiza un club en Santa Fe, quiero que sea para todas las edades y para que todos aprendan a jugar”.

Pero, ¿cómo se aprende? “Existen muchas estrategias a la hora de cambiar letras y decidir cuáles cambiar y cuáles no, cuándo hacer una jugada y cuándo no”, explica Piccoli. “Hay técnicas para maximizar los puntos y posiciones estratégicas en el tablero; todas las partidas son diferentes”, aporta.

Hay técnicas para encontrar más fácilmente las palabras en el atril, para agilizar el anagramado, para administrar mejor el tiempo de juego, para ver más claramente el tablero. “Hay muchos consejos de estrategia”, afirma nuestro entrevistado y sigue revelando trucos: conviene tratar de mantener el atril balanceado con los dos grandes grupos de letras que son vocales y consonantes; cuando se coloca una palabra se debe ver lo que juega pero también lo que queda, porque si el resto son todas vocales, hay muchas posibilidades de que quede un atril desbalanceado en el próximo turno.

Él mismo fue aprendiendo con la práctica y sorprendiéndose sobre la marcha: “cuando se comienza a jugar, en general los puntajes son de entre 100 y 200 puntos, pero a nivel competitivo se puede llegar a 500 o 600”.

PROYECCIÓN MUNDIAL

Ricardo Bondino comenzó a jugar Scrabble por internet hace seis años, a través de una página llamada Cyberjuegos. “Antes, solo sabía que se trataba de un entretenimiento donde se cruzaban palabras, pero jamás lo había puesto en práctica”. Luego de jugar un par de meses “en momentos de ocio”, una participante del sitio que también es de Rosario, le informó de otra página donde se jugaba con un reglamento y había consultores en línea.

Ansioso por ver de qué se trataba, “ingresé en Redeletras (www.redeletras.com) y me encontré con mucho más de lo que esperaba... Era una comunidad con jugadores de todo el mundo. Al poco tiempo de haber ingresado me apareció en el monitor un banner en el que aunciaban encuentros presenciales en Rosario. Con mucho miedo (me asustaba jugar en mesa sin poder usar el diccionario) me presenté en el bar donde se juntaba un grupo de 4 ó 5 personas, y comencé a jugar partidas informales”. Ahora confiesa que “la atracción fué instantánea... En principio procuraba jugar con quienes tuvieran un nivel similar de conocimiento en vocabulario y estrategia, y la verdad es que no se en qué momento me picó el bichito de la competencia, que en el scrabble no pasa por demoler rivales sino por superarse a uno mismo”.

El hecho es que, en 2006, intentó entrar a su primer Mundial de Scrabble en Montevideo, jugando una instancia clasificatoria, llamada torneo extra. “No pudo ser, pero había que insistir”, admite.

“A partir de allí, comencé a viajar a Buenos Aires dos veces al mes para competir con los avezados en la Asociación Argentina de Scrable (www.scrabble.org.ar) y a partir de allí participé en cuatro mundiales: Bogotá (Colombia) en 2007, Buenos Aires en 2008, Isla Margarita (Venezuela) en 2009 y San José de Costa Rica (2010), donde logré el 3º puesto”.

Este año, la cita es en México DF y el año próximo será en Barcelona (España). Bondino asegura que “las emociones que se viven en un mundial son extraordinarias: mucha adrenalina en un clima de total confraternidad”, es decir, la esencia misma del juego.

+datos

EL MUNDIAL

Entre el 19 y el 26 de noviembre se concretará el XV Campeonato Mundial de Scrabble en Español “México 2011”. Es la tercera vez que ese país tiene “el gran honor de ser el anfitrión de la fiesta máxima de este apasionante deporte de la mente en lengua castellana”, tal cual lo cuenta en la página web oficial del encuentro.

EN EL PAÍS

La Asociación Argentina de Scrabble es una institución sin fines de lucro, con sede en Ciudad de la Paz 1787, 2º piso, Ciudad Autonóma de Buenos Aires, Argentina. Y declama que sus objetivos son promover la práctica de ese juego; organizar torneos y eventos de carácter local, nacional e internacional; editar y distribuir un boletín periódico con las novedades relacionadas con el juego, y establecer relaciones con asociaciones de otros países además de homologar asociaciones locales dentro de la República Argentina.

EFE_210508_1230.JPG

intervención realizada en londres al cumplirse 60 años del juego.

IMG_9362.JPG

en santa fe, un grupo de jugadores impulsa la creación de un club para todas las edades.

+ información

En Santa Fe:

www.scrabblesantafe.blogspot.com scrabblesantafe@yahoo.com.ar

Asociación Argentina de Scrabble

www.scrabble.org.ar

(011) 47817047

Para jugar on-line

www.redeletras.com

Sitio oficial del Mundial de México

www.scrabblemexico.com.mx



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 09 de julio de 2011
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Colectivos: cambios en los recorridos por la Cumbre del Mercosur -  -
Área Metropolitana
Colectivos: si no hay acuerdo, habrá paro el jueves y viernes -  -
Área Metropolitana
"La Argentina necesita un cambio copernicano" - Mansilla de Souza, Espert y Rosales, los candidatos de Despertar en El Litoral -
Murió Horacio Borda, el parrillero agredido por punteros políticos - Horacio junto a Luciana, en una imagen familiar.  -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  Cumbre del Mercosur