Edición del Sábado 19 de mayo de 2012

Edición completa del día

Agrishow: novedades y negocios - Edición Impresa - Campolitoral

La mega expo brasileña

Agrishow: novedades y negocios

CAMPO_P8-9_1.JPG

Picando caña. En las dinámicas se destacan las labores de picado con implementos accesibles tanto para grandes como para pequeños productores. Foto: Juan Manuel Fernández.

Ninguna de las grandes empresas globales de maquinaria se priva de participar. Con despliegues monumentales presentan sus desarrollos más novedosos y concretan ventas millonarias. La caña de azúcar, puntal de la “energía renovable”, es la gran protagonista.

 

Juan Manuel Fernández

jmfernandez@ellitoral.com

Ribeirao Preto - Enviado Especial

El famoso eslogan proclamado por los brasileños de ser el país “mais grande do mundo” parece componer también el ADN de su sector agropecuario. Agrishow, la expo que cada año se desarrolla en Ribeirao Preto (Sao Paulo), se promociona como “la mayor feria de tecnología agrícola de América Latina”; y a simple vista parecen tener razón. Todos los gigantes globales de maquinaria están presentes, cada uno con un impresionante despliegue escénico que comprende monumentales stands e innumerables “lanzamientos”. Ellos son la atracción principal, pero la muestra es tan grande como plural: la agricultura familiar, el cooperativismo y los organismos estatales de investigación y desarrollo tecnológico comparten el espacio con fábricas brasileñas de implementos y herramientas, semillas, irrigación, pasturas, genética bovina o aviación. Todo en un predio que sólo se usa para la muestra y ofrece a los visitantes, que este año rondaron los 150.000, calles señalizadas y afirmadas, áreas de descanso bajo la sombra de frondosos árboles, transportes hacia las dinámicas en todo momento y hasta confortables baños de verdad (instalaciones de material, no químicos) con personal full time que los mantiene limpios.

Algunos números de la participación del agro en la economía brasileña pueden explicar semejante despliegue. Según el Ministerio de Agricultura las exportaciones del sector en 2011, con un crecimiento interanual de 24.8%, alcanzaron u$s94.590 millones, 38% del total exportado por Brasil. Además, el PBI sectorial acusó un crecimiento del 3.9%, superior al 2.7% que logró la economía general. Para 2012 se estima una facturación bruta de R$318.000 millones (u$s159.000 millones), lo que representaría un incremento de 7.98%. Desde Abimaq (la cámara de fabricantes de maquinaria) proyectan un incremento de ventas durante el corriente año de hasta un 8%.

El potencial de la caña

Montada en el corazón cañero (el estado de Sao Paulo aportó 304 de las 550 millones de toneladas molidas en 2011/12), Agrishow despliega la más completa oferta tecnológica para el cultivo que ocupa 8.5 millones de hectáreas agrícolas en Brasil, además de ser uno de los puntales de la política medioambiental (el 45% de la matriz energética del país se abastece de “energías renovables”). Según datos de Unica (Unión de Industrias de Caña de Azúcar), en 2011/12 el país produjo casi 22.400 metros cúbicos etanol, equivalente al 30% de la producción mundial. Pero también empieza a aportar grandes volúmenes de biomasa (bagazo y rastrojo) para la generación de energía. Todos los ingenios se autoabastecen y muchos generan un excedente que comercializan, volcándolo a las redes, para consumo de la población. “La caña ya es la segunda mayor fuente de la matriz energética brasileña”, sostienen desde Unica. Aseguran que a comienzos de 2010 generó el 3% de toda la electricidad consumida en el país.

Samir Fagundes, coordinador de marketing de New Holland para América Latina, comentó que la cosecha mecanizada deja alrededor de 15 toneladas de rastrojo en el campo que empiezan a enfardarse para generación de energía. Precisó que cada tonelada puede generar “entre 1.77 a 1.88 megawatts” y los productores complementan su negocio vendiendo esos fardos para “bioenergía”. Se trata de un mercado incipiente que no cuenta con valores orientativos -depende del tipo de contrato que tenga el ingenio con la empresa que transporta la energía-, pero “muchas veces la paja llega a costar más que la tonelada de caña”. Un valor promedio aproximado es de R$70 por tonelada de rastrojo, con un costo por puesto en fábrica es de R$45/50. Por este motivo tanto New Holland como otras empresas comenzaron a exhibir su enfardadoras en Agrishow.

Case IH, empresa que también integra el Grupo Fiat, aportó otras novedades para los cañeros. A sus cosechadoras le incorporó un nuevo software, denominado Smart Cruise, capaz de ajustar el consumo de combustible al rendimiento del lote para optimizar el recurso. El sistema regula las revoluciones de modo tal que “se consigue ahorrar entre 8 y 23% de combustible”, precisó Fabio Balaban, especialista en márqueting de producto. La firma también lanzó el servicio de asistencia técnica Max Case IH, una “guardia” las 24 horas todos los días del año para llevarle al productor el repuesto necesario en el momento que tiene un problema con la máquina.

Grande es mejor

Pero no sólo de caña vive Agrishow. También se atienden otras producciones zonales, como el café y el algodón, además de los rubros tradicionalmente “pesados” en Brasil, como granos (soja y maíz) y arroz. En casi todos los casos parece haber una tendencia al uso de mucha potencia.

New Holland lanzó su cosechadora de granos CR9080 de 450 caballos de fuerza con tolva de 12.300 litros para completar su oferta en el mercado brasileño de máquinas con doble rotor. Y también presentó “el mayor tractor operando en América Latina”: el gigante T9.560 con capacidad de sustituir cuatro tractores de mediana potencia.

Por su parte, en su stand de 6.300 metros cuadrados, Massey Ferguson lanzó un tractor capaz de realizar todas las tareas sin cambiar de marcha y con piloto automático. La serie MF8600 se encuadran en los más grandes de la marca en el país. Además se mostraron cosechadoras de rotor axial, convencional e híbridos.

En cuanto a tractores, Case IH también presentó dos nuevas líneas de la familia Puma, los modelos de 195 y 210 HP, y dos novedades de la línea Steiger de 450 y 550HP “los mayores del mercado nacional”. Junto a la serie Magnum, con estas máquinas terminan de cubrir el segmento de alta potencia.

John Deere, que aprovechó para festejar en la muestra sus 175 años de vida, tampoco quiso quedarse atrás en la competencia de fuerza y presentó 7 nuevos modelos de tractores, entre los que se destacó el 9460 de la serie R con 460 HP y equipamiento articulado con “chasis y ejes super reforzados”. La firma también expuso la cosechadora de granos S680, para un mejor tratamiento de granos, que cuenta con una tolva de 14.000 litros capaz de descargarse a razón de 135 litros por segundo y con una plataforma Hydraflex Draper de 40 pies, con un rendimiento operativo 10% superior al sistema sinfín.

La tradicional marca del ciervo además anunció que “nacionalizó” la producción de pulverizadoras 4730 que, con una inversión de R$60 millones, comenzaron a fabricarse en la planta de CatalÆo, estado de Goiás. Además, en un espacio especialmente dedicado a la caña de azúcar, lanzó tres nuevos tractores para esa actividad entre los que se destacó el modelo 8335J, com 335 HP. Además, se exhibieron los cosechadoras de caña 3520, con divisores de línea con ajuste de inclinación interna que favorece el trabajo en cañaverales de alta productividad, y la 3522 con capacidad para cosechar dos líneas en espacios reducidos.

Quienes conocen la historia de la muestra, especialmente los fabricantes de maquinaria e implementos que llevan años asistiendo, remarcan que mutó de un lugar de mera exposición a un auténtico centro de negocios del que nadie quiere quedarse afuera. Desde el minuto uno empiezan a celebrarse contratos. Los organizadores buscaban este año superar el volumen de ventas de la edición anterior, en la que aseguran haber cerrado acuerdos por R$1.755 millones (u$s877 millones).

/// EL DATO

Futurismo

Valtra, empresa con presencia en Brasil desde 1960 y parte del Grupo Agco, además de presentar nuevas máquinas lanzó ANTS, un nuevo “concepto” que anticipa “la agricultura del futuro”. La cabina es una cápsula que se puede fijar a dos módulos básicos, puede girar y colocarse en el extremo delantero o trasero del módulo básico o sobre la parte superior de éste. Puede descender haciendo posible que la fase en la que suceden más accidentes en los trabajos con tractores, al entrar y salir de la cabina, se pueda llevar a cabo de manera segura y fácil. El operario podrá darle órdenes de voz y los indicadores no se verán en un tablero sino proyectados en el vidrio de la cabina, que tendrá una amplia visión en todas direcciones.

CAMPO_P8-9_ELDATO(1).JPG
CAMPO_P8-9_ELDATOQFALTA.JPG
Agrishow: novedades y negocios
CAMPO_P8-9_2.JPG

Presentaciones oficiales. La muestra paulista es la predilecta de las marcas tradicionales para lanzar nuevos productos. Foto: Juan Manuel Fernández

CAMPO_P8-9_3.JPG

Seducidos por el tamaño. En el segmento tractores los de mayor potencia dominaron la escena. Foto: Juan Manuel Fernández

Inversiones en Argentina

La relación con Argentina de las grandes firmas globales de maquinaria presentes en Brasil ha cambiado desde que se modificaron las condiciones del intercambio comercial entre ambos países. En algunos casos, sirvió para que aceleren inversiones para ampliar la oferta de herramientas armadas o fabricadas en suelo argentino.

El vicepresidente de Case IH para América Latina, Mirko Romagnoli, reconoció que “los factores políticos se toman en cuenta para decidir inversiones”, por lo que el proceso de construcción de la nueva planta en Córdoba se aceleró por la política aduanera adoptada por Argentina. “El proyecto es que en el primer trimestre del año que viene la fábrica ya esté operativa”, dijo a Campolitoral. Apuntan a construir la cosechadora 8120, de clase VIII, porque “vemos un crecimiento muy importate” del mercado nacional. Y adelantó: “ya estamos trabajando en el proyecto de la clase IX, que va a ser un desarrollo muy importante para Argentina y probablemente anticipando la evolución del mercado de EE.UU.” El ejecutivo afirmó que buscarán atender los mercados continentales más grandes para cosechadoras: Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia. “Vamos a dejar de exportar desde Brasil a esos países para hacerlo desde Argentina”, afirmó.

Por su parte Santiago Larroux, director de márqueting para América Latina de John Deere, comentó que en la planta de Granadero Baigorria, adicionará tractores y cosechadoras a los motores que hoy exportan a Brasil, tal “como fue anunciado”. Estas inversiones, superiores a los u$s100 millones, “fueron planeadas en su debido momento y todo marcha de acuerdo a los que hemos comunicado formalmente en el gobierno”. En cuanto a los plazos, señaló que por ahora se está readecuando la planta y estimó que “el año que viene tendremos los primeros productos saliendo de nuestra fábrica”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 19 de mayo de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores