Edición del Jueves 13 de setiembre de 2012

Edición completa del día

Evoluciona la joven que ingirió soda cáustica - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Mañana recibiría el alta Agustina M.

Evoluciona la joven que ingirió soda cáustica

Evoluciona la joven que ingirió soda cáustica

Preventiva. La Municipalidad procedió a clausurar el bar Barcelona donde la joven tomó el trago que la dejó internada en el Cullen y con secuelas que aún no se pueden precisar. Foto: Gentileza Municipalidad de Santa Fe

El estado de salud es bueno aunque todavía los especialistas no pueden precisar las secuelas que le quedarán.

 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

Tras varios días de internación en el hospital Cullen, el estado de salud de Agustina M. (22) evoluciona y, de no mediar inconvenientes, mañana recibiría el alta médica. La joven ingresó al nosocomio tras ingerir una caipiriña que le prepararon con soda cáustica en el bar Barcelona, ubicado en la esquina de 4 de Enero y Obispo Gelabert.

Según el Dr. Cristián Paulón, a cargo del servicio de Cirugía, la mejoría es buena, “dentro de los parámetros que se esperaban”, y en las próximas horas se iría del Cullen para continuar con los estudios y el correspondiente tratamiento de manera ambulatoria.

Afortunadamente, Agustina no ingirió más que un trago del vaso, aunque fue suficiente para que le causara las lesiones mayores en la faringe y en el esófago. “Generalmente si no es por un intento de suicidio, la persona que toma la sustancia inmediatamente siente el sabor, la acidez, la quemazón y lo deja. Entonces incorpora poca cantidad y cuando llega al estómago se neutraliza con el ácido que allí se aloja”, detalló Paulón.

Respecto de las secuelas que podrían quedarle a la joven, Paulón se mostró prudente. Sólo mencionó que “depende de la magnitud de la lesión y para determinarlo es necesario realizar endoscopias”.

“No podemos dar un pronóstico en este momento porque las patologías no son estáticas, son evolutivas, día a día, hora a hora. Entonces corresponde hacer los controles primero, pero estimamos que la paciente va a tener buena evolución”, mencionó.

En un sentido general aclaró que “puede quedar desde una pequeña úlcera que, posteriormente progrese e invada en forma completa el órgano hasta perforarlo” y remarcó nuevamente que en ese aspecto es importante la cantidad de ácido ingerido.

“Como cualquier herida, cuanto más profunda sea más tarda en cicatrizar. Por eso la repercusión se da en forma crónica. Si la cicatriz es muy grande puede producir una fibrosis (endurecimiento) y, como consecuencia, la retracción o disminución de la luz del esófago”, puntualizó el especialista.

Agustina había tolerado el consumo de líquidos, hoy le suministrarían licuados y mañana o pasado comenzaría a ingerir sólidos.

¿Qué es y qué provoca?

La Dra. en Química Albana Marchesini, de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL, brindó algunas precisiones acerca de la soda cáustica, conocida químicamente como hidróxido de sodio, y qué es lo que puede provocar al ingerirla.

Esta sustancia sirve para neutralizar ácidos y se utiliza para la refinación del petróleo y para producir papel, telas y plásticos. Es un removedor de pinturas, se usa para limpiar metales y, domésticamente, para disolver la grasa porque la convierte en jabón.

“Es un reactivo químico peligroso porque es corrosivo y causa quemaduras en la piel y en los ojos. Hay que usarlo con mucho cuidado porque provoca irritaciones severas con lo que entra en contacto, como la piel o el tracto digestivo”, advirtió Marchesini.

Por eso, es obvio que “no hay que ingerirlo y hay que utilizarlo con mucho cuidado porque es un producto químico”.

Recomendaciones

En el caso de que una persona ingiera soda cáustica lo primero que hay que hacer es enjuagar muy bien la boca con abundante agua; no inducir al vómito bajo ninguna circunstancia -porque el producto quema al entrar y al salir-; y buscar atención médica inmediata. El Dr. Paulón recomendó, además, no ingerir agua ni ningún otro líquido.

En el caso de que haya reactivos de limpieza en el hogar, éstos deben estar siempre rotulados. “Muchos suelen agarrar una botella de gaseosa y llenarla con cualquier producto, pero no indican qué tiene adentro. Y esto es muy riesgoso porque puede provocar confusiones. Si hay niños en la casa, nunca deben estar al alcance de ellos y, de todos modos, es conveniente colocar un símbolo, por si no saben leer, y explicarles que contiene algo peligroso” explicó Marchesini.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 13 de setiembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?