Edición del Sábado 08 de diciembre de 2012

Edición completa del día

7 D (7 puntos: ¿descenso?) - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes


La campaña no da para más: se fue Nery

7 D (7 puntos: ¿descenso?)

Unión es el tercer equipo del fútbol profesional en la Argentina que termina sin ganar en un campeonato junto a Huracán Tres Arroyos 2005 en torneos cortos y Argentino de Quilmes 1939 a dos ruedas.

7 D (7 puntos: ¿descenso?)
 

“Somos los jugadores”

Darío Pignata

dpignata@ellitoral.com

Ya está. Los que se especializan en hacer cálculos tendrán sus argumentos. Nunca los hice, tampoco futurología. Pero el destino de este equipo está marcado, escrito de manera irresponsable cuando hace seis meses se mandó “a la Chacarita” a un buen equipo de la temporada 2011-2012, para llenar el plantel de jugadores sin jerarquía para ponerse esta camiseta de Unión en Primera División.

Preguntarse y explicar por qué Franzoia no logró en esa jugada fantástica poner el 2-0, la que Saja le tapó a Moreno después, o por qué el equipo se metió tan atrás para que le cascotearan el rancho son simples anécdotas. Y ya que está de moda el término, parecen cuestiones “cautelares”. Lo que hay que ver y analizar es el tema de fondo. Y si hace 23 partidos que un equipo no gana tres puntos juntos, el problema es mucho mayor que fallar un mano a mano o no sacar de cabeza el último centro de la noche.

Cada uno deberá, a la hora del balance, hacerse cargo de sus responsabilidades para este apocalipsis deportivo: los dirigentes, Kudelka y Pumpido. Sigo insistiendo en lo mismo, por más que estos 14 partidos sin poder ganar se lo llevaron puesto a Nery antes de la Navidad: el menos responsable es el que anoche renunció al cargo de DT. De todos modos, al hincha ya ni le interesa saber quién tiene la culpa. Para atrás, no sirve de nada. Sí es bueno el revisionismo para darse un baño de humildad y tomar la decisión más correcta de cara a lo que viene en el 2013.

La disyuntiva hoy pareciera pasar por qué camino deportivo tomar: gastar balas (léase tiempo, refuerzos, dinero) en pensar en salvarse o empezar a cuidar el “mango”, foguear jugadores de las canteras y armar el equipo para la “B”. Sea cual fuera el camino que elijan Spahn y compañía, lo primero que tienen que tener es dignidad. Porque esta campaña, donde Unión cierra el 2012 como el tercer equipo del profesionalismo en la Argentina sin ganar en un torneo, genera -como mínimo- vergüenza estadística desde todo punto de vista.

El único ladrillo creíble para la reconstrucción de Unión tiene nombres sin apellido: el hincha, la gente, los socios, los pibes, los viejos, las chicas, las mujeres. El que es auténtico, puro, natural. Porque así como Unión hace historia nefasta en la estadística, su gente le mostró al país un amor incondicional muy pocas veces visto en este tipo de circunstancias. Sólo tres hinchadas, en 81 años de profesionalismo en Primera División, saben lo que es alentar un equipo sin ganar durante todo un torneo. Y el hincha tatengue le puso alma y vida a esta pesadilla. Se desangra la gente cantando por este equipo, lleno de jugadores que son tan corredores y metedores como increíblemente limitados para jugar a la pelota.

Los dirigentes deberán hacerse cargo por qué arrancaron todos juntos y hoy queda casi la mitad. A un club no se va a jugar a las cartas para ver quién tiene la más “brava”, por no escribir otra cosa. Nadie puede negar lo que hizo Spahn con sus millones de pesos por Unión, pero Luis debe entender que esto es fútbol y en el fútbol no siempre es uno más uno. Si, como parece, no es un presidente futbolero, deberá asesorarse profesionalmente como corresponde.

Lo otro que debe cuidar, en una ciudad donde muchas veces el presidente de Unión o Colón sale en los medios casi tanto como el propio intendente, es el mensaje. Debe ser claro. Se lo exigen esas 20.000 gargantas que alentaron todo este semestre a un equipo que nunca les regaló una simple victoria.

Spahn dijo que este equipo era mucho mejor que el de la primera temporada en Primera. Y ayer dijo que la culpa de esta campaña la tienen los medios de comunicación y la sociedad. “Este equipo jugó con una mochila

El “Coto”, de frente

Entrevistado por la TV Pública, el ídolo tatengue que llegó de Uruguay dijo claramente: “Ningún equipo nos superó, pero pagamos demasiado caro los errores. Acá no hay técnico, acá somos responsables los jugadores”. De Pumpido, antes de notificarse de su renuncia, el actual capitán dijo: “Es frontal, directo y es buena gente”. Foto: Pablo Aguirre

7 D (7 puntos: ¿descenso?)

Lo que pudo ser...

viene de pág 6

y una presión mediática y social de parte de todos los que le exigieron los triunfos”, fue su increíble frase. Dolía escucharlo ayer, duele más leerlo hoy.

Es ahí donde pareciera ser que la cabeza de la conducción no se da cuenta de que esto es fútbol, porque si en este juego a un equipo no se le exigen triunfos... ¿qué quiere el presidente que le pidan? Es la esencia misma del juego y del deporte. Sea amateur o profesional.

El presidente también debe valorar el respetuoso silencio de la gente para con su persona. A cualquier otro dirigente lo hubieran insultado con esta campaña de descenso. Y así como el hincha es agradecido de varios de estos jugadores que le regalaron el ascenso, también la gente tiene memoria y se acuerda de cómo estaba Unión cuando llegó Spahn en lo deportivo, económico, financiero e institucional. La gente, por más que esto es tan pasionalmente cambiante, no come vidrio.

Por eso ahora, más que nunca, es el momento de los dirigentes. Tienen la hermosa posibilidad de redimir pecados futboleros. Pero como con todo pecado, primero hay que asumirlo y después hay que pedir perdón. El mismo perdón que anoche, con grandeza, les pidió Pumpido a los que vienen aguantando este dolor en Unión a puro aliento.

Centurión la tiró adentro

Faltan dos de los siete que había adicionado Maglio, Unión se metía cada vez más atrás y llegó el tiro de esquina. Pensar que Zubeldía había dicho “Unión nos va a llenar de centros” y así llegó Racing el empate: cabezazo, pique, pelota al caño y gol del más habilidoso. Foto: Pablo Aguirre

/// SÍNTESIS

UNIÓN 1

RACING 1

Unión: Martín Perafán; Alejandro Pérez, Diego Barisone, Nicolás Correa, Mauro Maidana; Fausto Montero, Nicolás Bruna, Pablo Míguez, Emanuel Moreno; Andrés Franzoia y Diego Jara.

Director técnico: Nery Pumpido.

Racing: Sebastián Saja; Iván Pillud, Fernando Ortiz, Matías Cahais, Claudio Corvalán; Mauro Camoranesi, Agustín Pelletieri, Luciano Aued; Ricardo Centurión, Luis Fariña; y Luciano Vietto.

Director técnico: Luis Zubeldía.

Goles en el segundo tiempo: a los 25, Correa (U); y a los 50, Centurión (R).

Cambios en el segundo tiempo: a los 13, Gabriel Hauche (R) por Camoranesi; a los 14, José Sand (R) por Vietto; a los 23 m. Galván por Montero; a los 29, Martín Pérez Güedes (R) por Aued; y a los 42, Pablo Magnín (U) por Jara y 48 m. Bruno Bianchi por Emanuel Moreno (U).

Árbitro: Carlos Maglio.

Cancha: Unión.

7 D (7 puntos: ¿descenso?)

... Lo que al final fue

Franzoia la tiró afuera

Unión ya ganaba 1 a 0 con el gol de Correa, y Franzoia armó una corrida fenomenal por la banda izquierda, se metió en el área, le tiró un caño a Ortiz, pasó y quedó cara a cara con Saja. El ex Olimpo eligió cruzarla de zurda y el balón se fue al lado del caño. Era el 2 a 0 pero... Foto: Pablo Aguirre



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 08 de diciembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?