Edición del Domingo 03 de marzo de 2013

Edición completa del día

La mitad de los casos de pérdida de la audición pueden prevenirse - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

El diagnóstico temprano y los tratamientos son claves

La mitad de los casos de pérdida de la audición pueden prevenirse

La OMS estima que más de 360 millones de personas padecen este problemaen el mundo. La infección del oído medio y la exposición a ruidos son causas frecuentes. Hoy es el Día Internacional de la Audición.

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Audición, fecha en la que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se pretende concientizar y fomentar actividades comunitarias en pro de la salud de los oídos y la audición. La importancia de estas acciones tiene sustento en cifras: más de 360 millones de personas padecen pérdida de audición discapacitante, según las nuevas estimaciones mundiales de su prevalencia publicadas por el organismo internacional.

Las causas principales de la pérdida de audición son infecciones crónicas del oído medio; enfermedades prevenibles con medicación como rubéola, sarampión, parotiditis (conocida con el nombre de paperas) y meningitis; escaso peso y falta de oxígeno en el parto y la ictericia en recién nacidos. También influyen en las patologías del oído: la exposición a ruidos excesivos, los medicamentos ototóxicos (es decir, tóxicos para el oído) y el envejecimiento. De hecho, respecto de este último punto, la estimación de la OMS es que una de cada tres personas mayores de 65 años se ven afectadas.

El médico otorrinolaringólogo santafesino Ramón J. Gómez explicó que una de las afecciones más comunes relacionadas con la audición es precisamente la patología infecciosa crónica del oído medio. “Eso se ve cotidianamente, en especial en los niños, y es responsable de la mayoría de los problemas de audición que condicionan su futuro desarrollo”, apuntó. En general, se relacionan con alteraciones en la nutrición, falta de higiene y también acceso al sistema de salud. “Una vez que comienza una patología en el oído medio trae una serie de condiciones que uno no puede frenar”.

La otra patología usual relacionada con el oído son los daños auditivos inducidos por los ruidos, un mal asociado a la contaminación sonora creciente en la sociedad actual. “En la calle hay más de 100 decibeles de sonido y el daño auditivo se produce con la exposición a ruidos de 85 a 90 decibeles. Este riesgo existe para toda la población, aunque los chicos y los ancianos son más susceptibles. El daño que produce el ruido es permanente y no tiene cura”, explicó Gómez.

Este tipo de patologías se producen más comúnmente entre operarios de máquinas que pasan muchas horas expuestos a ruidos fuertes sin tener a veces los elementos de protección necesarios. Y el uso de auriculares, sobre todo entre los adolescentes y los jóvenes. “Eso es muy dañino, porque produce una gran cantidad de energía sonora concentrada y que no tiene disipación, entonces eso incide en el oído”, explicó el profesional.

Prevención

De todas formas, la estimación de la OMS es que aproximadamente la mitad de los casos de pérdida de audición pueden prevenirse fácilmente y muchos pueden tratarse si se detectan precozmente y se realizan las intervenciones adecuadas. Las soluciones se centran en la atención primaria para promover los conceptos de prevención, detección temprana, tratamiento y rehabilitación. En los bebés y niños, la detección temprana y el tratamiento evitan problemas con la adquisición del lenguaje.

Algunas estrategias de prevención cotidianas que pueden ser efectivas son: vacunar a los niños contra enfermedades de la infancia, en particular sarampión, meningitis, rubéola y parotiditis; aplicar la vacuna contra la rubéola a las mujeres adolescentes y en edad de procrear; efectuar pruebas para descartar sífilis y otras infecciones en las embarazadas; mejorar la atención prenatal y perinatal, evitar el uso de medicamentos ototóxicos, a menos que sean recetados, y disminuir la exposición a sonidos o ruidos que sean excesivamente altos.

En el caso de la exposición a los ruidos, tomar precauciones también puede resultar determinante. Y esto cobra relevancia a la luz de una estimación realizada también por la OMS de que, a nivel global, casi un 75 % de la población está expuesta a un trauma acústico. “Esto está relacionado con tres cosas: el tiempo de exposición, la intensidad del sonido y la susceptibilidad individual. A mayor tiempo de exposición y mayor volumen del sonido, hay más chances de tener un daño sensorial”, explicó Gómez.

La mitad de los casos de pérdida de la audición pueden prevenirse

Prevención. El implante coclear es una de las cirugías existentes para tratar los problemas de sordera, pero resultan ser tratamientos muy caros. Por eso, los especialistas recomiendan la prevención. Foto: Archivo El Litoral

360

MILLONES de personas

padecen pérdida de audición discapacitante, de acuerdo a las últimas estimaciones mundiales sobre su prevalencia publicadas por la OMS, con motivo del Día Internacional de la Audición.

32

MILLONESde personas

afectadas por pérdida de audición son niños menores de 15 años. La principal causa son las infecciones del oído, en especial en países de ingresos bajos y medianos.

Cuidados

Las infecciones del oído en niños se pueden prevenir. Algunos consejos a tener en cuenta:

No permita que el agua sucia penetre en los oídos del niño.

Procure que se le haga el diagnóstico temprano y se le aplique tratamiento rápidamente, ante cualquier indicio de infección aguda del oído. Enséñele que no debe meterse ningún objeto en los oídos como lápices, borradores u horquillas para el pelo.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?