Edición del Lunes 10 de junio de 2013

Edición completa del día

Vecinos de barrio Sarmiento se repartieron una manzana - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Nuevo caso de usurpación de terrenos

Vecinos de barrio Sarmiento se repartieron una manzana

Treinta y dos familias lotearon con palos y alambres la manzana descampada de Ayacucho al 5800, donde quieren construir sus viviendas.

a_fr.jpg

Lotes. Con palos, alambres y cables, los vecinos delimitaron los lotes que pretende cada familia. Fotos: Flavio Raina

 

De la redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

La mañana del sábado, un grupo de vecinos de barrio Sarmiento decidió ocupar un terreno descampado de Ayacucho al 5800. Son 32 familias que viven en las inmediaciones y, según su memoria, “en cincuenta años nunca vimos que alguien viniera a hacerse cargo”. Así, decidieron dividirlo en lotes de entre 200 y 400 metros cuadrados para, en adelante, construir sus viviendas.

“Éramos un montón y nos ayudamos entre todos para clavar los palitos y poner los alambres” contó Mariela Piñarioli, quien vive a quince metros y esta mañana vigilaba las demarcaciones. Ayer la Guardia de Seguridad Institucional (GSI) de la Municipalidad se acercó al terreno, conversó con los vecinos, avisó a la Policía de la provincia y efectivos de la seccional 10a. constataron que no había disturbios.

Esta mañana, unos once vecinos se acercaron a la oficina de Catastro de la Municipalidad. Allí presentaron un plano improvisado junto a una nota manuscrita, en que solicitan información de dominio de la manzana que pretenden. No fueron recibidos por funcionarios ni se iniciaron trámites para conceder el terreno, ya que se presume que serían de propiedad privada.

b_fr.jpg

Propiedad. Unos once vecinos se acercaron esta mañana a la oficina de Catastro de la Municipalidad y, con plano y notas, requirieron información de dominio del terreno.

“Lucho por lo que yo quiero”

Daiana Mesa, de 19 años, dijo que fue la primera en fijarse en la manzana desocupada. Con su nena en brazos y un embarazo de cuatro meses de gestación, explicó que vive con su pareja en la casa de sus abuelos, frente al terreno que hoy reclama. Cuenta que hace más de un año fue a la Municipalidad a averiguar si el terreno tiene dueño, “hice un planito y presenté nota. Tiempo después recibí como respuesta que el terreno es privado pero como lo necesito compré alambre y dije ‘voy, me planto y lucho por lo que yo quiero: una casa y nada más. Creo que todos estamos en la misma’ ”.

A su lado Hugo Sotto explicó que “no queremos ser un obstáculo ni molestar; vamos a invertir para rellenar y acceder a los servicios”. Alquila desde hace cuatro años en las inmediaciones al terreno y ya delimitó una parcela para él y su familia. Opina que sería “una salida para tener mi casa. Queremos rellenar y hacer un lugar digno, no un rancho”.

Mariela Piñarioli agregó que “somos toda gente trabajadora, 32 familias que no tenemos casa propia y vivimos agregados a la casa de nuestros hijos o padres”. Sin embargo, reconoció que “la palabra ‘tomar’ es fea. Nosotros no queremos meternos de prepo, queremos que nos den el terreno para ir pagándolo de a poquito, en pequeñas cuotas que nos permitan hacernos una casa”.


Sarmiento.pdf


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 10 de junio de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?