Edición del Sábado 28 de diciembre de 2013

Edición completa del día

Moda playera - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Moda playera

Moda  playera
 

El aire cálido nos invita a renovarnos y lucir nuestra piel. Para disfrutar del sol y de la naturaleza con estilo, un detalle de todas las tendencias en trajes de baño y una guía sobre cómo elegir el más adecuado para cada figura.

TEXTOS. GEORGINA LACUBE. FOTOS. GENTILEZA DE LAS MARCAS MENCIONADAS.

El verano, sin lugar a dudas, se pasa mejor al lado de una pileta o en la costa. Para una u otra ocasión el estilo no consiste en ponerse el traje de baño, las ojotas, la primera camiseta XXL que se tenga a mano y recogerse el pelo en una cola. Más bien el quid radica en deslumbrar a fuerza de renovados looks de playa. Por eso ahora es el momento perfecto para invertir en esas piezas que sí o sí hay que llevar en la valija: túnica, sombrero, gafas, bolso, solero, buzo sport, lecturas y... ¡la malla!

En cuanto a qué se usa esta temporada, ninguna fashionista puede dejar de sumar alguno de estos ítems a su atuendo playero.

- Para las que se animan a dar un paso más allá y romper convencionalismos, el enterizo tipo retro es la mejor opción. El movimiento popularizado en las revistas americanas de los años ‘40 dio lugar a un estilo sensual encarnado por chicas curvilíneas en actitudes sugerentes. Sí, a las pin-up. En ellas se inspiran estos modelos revitalizados con mil y una estampas y donde el talle alto da la nota más sexy acentuando la silueta femenina. También miran al pasado las propuestas de dos piezas, con corpiños tipo top y bombachas también de tiro alto.

- En cuanto a las estampas, vale todo. Diseños psicodélicos y rayas desiguales o en zig-zag dibujarán el cuerpo, tanto como las manchas de pintura, los trazos abstractos, los lunares y los motivos animales (de reptil, sobre todo). Por su parte, el damero protagoniza un verano en blanco y negro con trajes de baño de aire vintage, atrevidos trikinis con aplicaciones o bordados, o bikinis con escotes estructurados (con buen sostén y bien armados gracias al uso de push-up y costuras estratégicas).

- Sin embargo, el rey de los estampados son los prints florales en todas sus variantes, esos que con sólo mirarlos nos trasladan al trópico. Como parte de una estética con reminiscencias de los años ‘70, fresca y llena de vida, ahora los bikinis, trikinis, tankinis y enterizos ostentan hojas de palmeras, magnolias, petunias, caléndulas, margaritas más un sinfín de flores típicas de la cultura oriental: loto, cerezo, crisantemo, orquídeas. También hay lugar para los insectos, tales como mariposas, aves y vaquitas de San Antonio. Esta tendencia fue el leitmotiv de colecciones tan dispares como la de Cocot, Punto 1, Luz de Mar, y Sol y Oro, por ejemplo.

- En sintonía, la paleta remite a una playa paradisíaca donde los verdes, azules, turquesas, anaranjados, corales, amarillos y colorados le suben el tono a los trajes de baño del verano 2014. Las más conservadoras pueden optar por la gama de los neutros; a saber: arena, blanco, negro y visón que tienden a balancear las siluetas y los patrones depurados, limpios y casi geométricos sobre los que se imprimen.

- La versión más glamorosa arriba gracias al brillo que aportan texturas de color plata, peltre, dorado y cobre. Para las que no se animan a lucir este hit sobre el traje de baño los accesorios son la mejor apuesta para incorporarlo al outfit: desde sandalias y bolsos hasta prominentes brazaletes, collares o gafas bañadas en alguna de esas tonalidades.

- No apto para pudorosas pero sí para fashionistas indómitas, el PVC se instala como un must del verano. Este material transparente, que no esconde nada, es el favorito para componer atuendos frescos tan originales como futuristas. Basta con ver la última colección del diseñador barcelonés Andrés Sardá, quien presentó trajes de baño, capas, minis y viseras en esta novedosa textura a la que sumó color y modernidad. Mientras que en la pasarela Primavera-Verano 2014 de Londres, la firma avant-garde Felder Felder mostró impactantes corpiños adornados con plumas, vestidos creados con tops de seda a los que se unen faldas de PVC transparente o monos de gasa que muestran las curvas femeninas.

- Por último, un atuendo de playa no está completo sin una vaporosa túnica de gasa (ideal para una pool party o para las mañanas de playa), un par de sandalias romanas bien atadas, un sombrero de rafia y unas gafas tipo aviador, como las que propone la marca Vulk, o inspiradas en las divas de Hollywood de los años ‘40 y ‘50, como las que integran la línea de difusión de Andrea Frigerio o Teresa Calandra.

UNA ELECCIÓN INTELIGENTE

Otro factor que incide en el momento de compra es el bolsillo. No por nada, según los expertos, mientras en los momentos de bonanza las compras se justifican solas, es en tiempos difíciles cuando emerge una nueva tendencia: la de invertir. En todos los casos, a la hora de comprar un traje de baño lo mejor es optar por un modelo que no sólo nos guste, sino que también nos favorezca. ¿Cómo? Identificando el talle correcto, teniendo en cuenta dos medidas: la del contorno, definida por un número, y la de copas, marcada por una letra. Pero también considerando alguna de estas sugerencias:

Caderas anchas. Siempre inclinarse por mallas o dos piezas con bombacha tipo culotte, que estiliza la figura.

Busto generoso. Usar un bikini con breteles anchos, que soportan mejor el peso, mantienen el busto en su lugar y no marcan los hombros. Los de escotes halter (atados al cuello) también son ideales para estos casos, pero si preferimos un enterizo los adecuados son los que tienen escote en V.

Poco busto. El corte bandeau resulta perfecto porque, además de quedar bien, realza la zona. También valen los bikinis triangulito y los motivos de líneas horizontales.

Mucha curva. Son perfectos los modelos con dibujos geométricos o con rayas verticales, que hacen que el torso parezca más delgado.

Poca curva. Recursos como volados, lazos, nudos, pliegues y estampas prominentes hacen que una figura recta parezca más curvilínea.

Cola chata. Para acentuarla la bombacha debe ser tipo short o sumar un volado o faldón.

Muchas cola. Si la idea es disimularlo, hay que elegir una bombacha del bikini que sea lo más ancha posible, mejor en monocolor y evitando las rayas horizontales.

Con panza. Se trata de taparla, así que los enterizos son la mejor opción (puede ser de colores o liso). ¿Bikini? Escoger uno de tipo retro, con bombacha de tiro alto.

Pierna corta. La meta es crear un efecto óptico para alargarla. Los aliados en este caso son los bikinis muy estrechos de cadera.

Además, conviene detectar que la espalda del sostén no marque los rollitos que se forman bajo los brazos, comprar de prenda de calidad, como la fibra Xtra Life LYCRA®, que posee un calce duradero y, en la medida de lo posible, elegir las piezas del bikini por separado para dar con el talle adecuado.

MALLA_P1_08.JPG
CHENSON-SOMBRERO_PANAMA_BLANCO-$150.JPG

PRIMICIA

La diseñadora Mariana Dappiano realizó una colección cápsula (de 8 trajes de baño) para la marca Fibra LYCRA®, inspirados en cuatro tendencias que harán furor en el ¡verano 2015!

Armonía. La paleta de colores remite a la naturaleza: crudo, marrones cálidos, verde y lima se alían a motivos florales.

Memoria. Auge de las siluetas retro y de los colores que se amalgaman con violetas, azules y rosas.

Impulso. Dominio de colores vibrantes como coral, verde y lima, y de los estampado full color tropical como parte de una estética pop y jovial.

Esencia. Se trata de una línea más neta, con estampados geométricos y corbateros en blanco y negro que se combinan en una trikini y dos piezas con bandeau.

GAFAS TIPO VINTAGE BY ANDREA FRIGERIO (3).JPG
BLA BLA TEXTILES_BOLSO LONA OLAS AZUL.JPG
PURO- -FLAMINGA BABEL $520.JPG
MALLA_P1_03.JPG


Imprimir:
Imprimir
Sábado 28 de diciembre de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores