Edición del Lunes 08 de setiembre de 2014

Edición completa del día

No servía antes pero sirvió después - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Unión y el punto que se trajo de Floresta...

No servía antes pero sirvió después

  • La cancha era un desastre, el equipo jugó mal y estuvo todo un tiempo con uno menos.
No servía antes pero sirvió después

“Quique” no perdona

Excelente registro gráfico de Matías Nápoli del segundo gol de Unión. El delantero tatengue ya recibió la habilitación de Lucas Gamba y le entra de lleno a la pelota para “perforar” el arco de Cambiasso.

Foto: Matías Nápoli

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

Se entiende que hay que ganar; se entiende también que los números no le cierran a Unión porque no tiene la media del 50 por ciento de los puntos, que son los que se necesitan para ascender; se entiende también que se jugó mal. Todo eso está claro. Como también queda claro que la expectativa de todos era la de ganar el partido de ayer, porque se jugaba ante un equipo que había convertido un solo gol en cinco partidos y que hace 17 que no gana. También hay que entender que partidos son partidos y que el fútbol es así y por eso genera tanta pasión y atracción en la gente. Nada es absolutamente lógico. Unión venía de golear cómodamente a Crucero y All Boys venía, precisamente, de perder con Crucero. Sin embargo, el pasado poco contribuyó al presente. Y el partido le trajo más de un problema a Unión. El partido y sus circunstancias. A saber:

* 1) Arrancó perdiendo con dos goles en 15 minutos y una defensa que tardó un montón en acomodarse.

* 2) Se encontró con un campo de juego en pésimo estado, impresentable e inadmisible para estos tiempos en los que los clubes debieran cuidar más estas cuestiones. Y se hizo un partido de “campito” en el que Unión fue el más perjudicado.

* 3) Se jugó todo un tiempo con un jugador menos por la imprudente acción del pibe Mauri.

Ningún partido se gana antes de jugarlo y, a veces, los rivales representan una dificultad mayor de la pensada. La ansiedad del hincha es lógica, la presión por el ascenso se convierte en natural para un club como Unión, que es un “grande” en una categoría en la que todos han visto el dulce de los diez ascensos y aparecen algunas sorpresas, como por ejemplo lo está representando este Temperley que parecía la cenicienta del grupo y ahí anda, siguiéndole los pasos a Atlético Tucumán y con más del doble de los puntos que tiene Unión.

El torneo de la B tiene sus bemoles. Las canchas terminan siendo condicionantes. Lo fue la de Sportivo Belgrano y también la de ayer. Desde esta humilde óptica, la de ayer fue más determinante todavía, ya que además de estar en pésimo estado, es chica. Y a Unión le costó mucho adaptarse a ese terreno. No es la principal excusa, pero está claro que algunos jugadores se adaptan mejor que otros. Y hay algunos que tardan en darse cuenta de cómo se debe jugar. Por ejemplo, Barisone, que tuvo un primer tiempo mal y un segundo tiempo bueno. O un jugador como Montero; u otro como Martínez. Los dos venían de jugar muy bien el partido con Crucero y ayer fueron puntos flojo. Ni hablar de Fabro, otro de los que no se sintió cómodo nunca en una cancha que se convirtió en una falta de respeto al fútbol.

D8-B-ALL BOYS VS UNION (33)_1.JPG

Lucas metió la Gamba

Es sólo un juego de palabras. Lo cierto es que el delantero que Madelón tenía en el banco, entró bien y fue importante en el segundo gol. En la foto, remata de zurda. Foto: Matías Nápoli

síntesis

All Boys 2

Unión 2

Cancha: All Boys.

Arbitro: Héctor Paletta.

All Boys: Nicolás Cambiasso; Rodrigo Arciero, Santiago Hoyos, Nehuén Paz; Leonel Di Plácido, Julián Fernández, Salvador Reynoso y Ramiro Leone; Leandro Caruso; Franco Olego y Ezequiel Maggiolo. DT: Angel Bernuncio.

Unión: Nereo Fernández; Santiago Zurbriggen, Diego Barisone, Leonardo Sánchez y Mariano Mauri; Mauricio Martínez, Fausto Montero, Ignacio Malcorra y Martín Fabro; Enrique Triverio y Claudio Guerra. DT: Leonardo Madelón.

Goles en el primer tiempo: 2m. Olego (AB); 8m. Guerra (U); 15m. Di Plácido (AB).

Gol en el segundo tiempo: 32m. Triverio (U).

Cambios en el segundo tiempo: 17m. Lucas Gamba por Montero (U); 18m. Adrián Iglesias por Leone (AB); 23m. Hugo Colace por Reynoso (AB); 28m. Juan Rivas por Fabro (U); 28m. Marcelo Vega por Di Plácido (AB) y 39m. Emanuel Brítez por Guerra (U).

Incidencias: en el primer tiempo, a los 45m. expulsado Mauri (U). En el segundo tiempo, a los 49m. expulsado Iglesias (AB).

 

Renunció Bernuncio

Angel Bernuncio dejó de ser el entrenador de All Boys tras el empate frente a Unión de Santa Fe, como local, por 2-2 en el marco de la sexta fecha del torneo de la Primera B Nacional.

Bernuncio renunció al cargo luego de seis partidos sin victorias, con cuatro empates y dos derrotas, que lo dejaron al equipo en el décimo lugar de la zona B con cuatro puntos, dos más que Ramón Santamarina de Tandil que tiene dos cotejos menos.

A su vez, el Albo acumula una racha adversa de partidos sin victorias siendo la última el pasado el 16 de marzo, aún en Primera División, sobre River Plate por 3-2.

Los hinchas de All Boys despidieron con silbidos a su equipo y pidieron a gritos la renuncia de Bernuncio, algo que se produjo en el vestuario a poco de terminado el partido.

Así, se armó un partido de campito. Pero de lo peor de los campitos, no de ese potrero que tanto nos identificó siempre a los argentinos, el de las complicidades, las paredes, el toque y el respeto por el buen gusto. La pelota por el aire, todos presionados, lleno de fricciones, con un árbitro que no dejó pasar una y con goles que nacieron, en su mayoría, de errores arbitrales o defensivos más que de aciertos. En este último rubro, se podrían encontrar algunas virtudes en los segundos goles de ambos equipos. Pero en general, muy poco para elogiar y demasiado para criticar.

¿Qué hizo mal Unión?. En primera instancia, defenderse en el primer tiempo. Después, no saber imponerse con la pelota en su poder (no pudo ganarle jamás el duelo al mal estado del campo de juego). Menos mal que tiene el poderío ofensivo de la dupla Triverio-Guerra, que ha sido lo mejor que mostró el equipo hasta el momento.

Se dio un paso atrás en la solidez defensiva que se pudo encontrar en el partido anterior ante los misioneros. Este es un tema que debe preocupar y ocupar a Madelón, porque ningún equipo puede tener éxito si el promedio de goles en su propio arco es de dos por partido. Si Unión no tuviese mucho gol, como lo tiene, en sus delanteros, hoy se estaría hablando de un equipo con menos puntos todavía y con un presente aún peor. Jugar mal con la pelota, como se jugó ayer, es una contingencia en la que intervino otro factor, que fue el del pésimo estado de la cancha. El equipo no se supo imponer a ello y hubo jugadores que defeccionaron claramente. Pero más que jugar mal con la pelota, importan corregir algunas cuestiones tácticas que son preocupantes. ¿Por ejemplo?, los espacios que quedan a las espaldas de los volantes laterales, que son dos jugadores de juego y no tanto de marca. Madelón tendrá que “adoctrinar” a que no descuiden tanto sus espaldas, o bien que los marcadores de punta estén muy atentos para adelantarse hasta la altura del volante central más retrasado, con el objetivo de que esos espacios —como ocurrió en la jugada del primer gol— no sean tan propicios y seductores para el rival.

El dato

Caballero.

El volante Sebastián Caballero integró el listado de viajeros a Buenos Aires pero se quedó afuera del banco. Además de los que entraron (Gamba, Brítez y Rivas), Madelón tuvo a Castro, Avendaño, Bruna y Bolzicco a disposición.

D8-C-ALL BOYS VS UNION (20)_1.JPG

Un pecado de juventud

Iniciaba una réplica el local y Mauri no encontró mejor forma de pararla que cometiendo una clara infracción. Por eso, el árbitro no dudó en mostrarle la roja, dejando al equipo con diez durante todo un tiempo.

Foto: Matías Nápoli



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 08 de setiembre de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores