Edición Sábado 18 de abril de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

UN AÑO LLENO DE OBSTÁCULOS

¿Por dónde cruzar la campaña?

Malezas, arrendamientos, precios deprimidos, mercado intervenido, márgenes nulos, endeudamiento y, para colmo, elecciones presidenciales. Un combo indescifrable que pondrá a prueba el ingenio de los chacareros que quieran llegar en pié al 2016.

¿Por dónde cruzar la campaña?

 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

A días de inciarse el nuevo ciclo agrícola, los chacareros tienen por delante el desafío de hallar la estrategia que mejore sus chances de sortear un futuro cargado de amenazas.

Comenzando con el condimento inédito en mucho tiempo -esta vez sí hay certeza- de sembrar con un gobierno y cosechar con otro, los ajustados o nulos márgenes que dejó la campaña que termina, el desánimo para rotar cultivos ante la falta de precios para trigo y maíz, la complicación cada vez mayor para el control de malezas resistentes o el costo de lo alquileres, que se siguen atados a los precios récord de los granos, configuran una especie de carrera de obstáculos en la que un tropezón podría dejar fuera de juego al productor.

Un paso atrás

El primer indicio de incertidumbre vuelve a ser la proyección triguera. El cálculo inicial que publicó en la semana la Bolsa de Cereales de Buenos Aires anticipa una caída de 300.00 hectáreas a sembrar, un 7% menos que el último año. Los primeros sondeos permiten proyectar una superficie de 4.100.000 de hectáreas, cifra que podría sufrir modificaciones durante los próximos meses.

Las razones de la retracción se apoyan en altos rindes de indiferencia, dada la relación de precios y los costos, lo suficientemente elevados como para desmotivar la siembra. También la negociación de alquileres, que aún se mantiene dentro de un contexto de incertidumbre: “se evalúan diferentes modalidades de arrendamiento a definir durante los próximos meses”. Incluso se mencionan, en algunas zonas de la región agrícola, dificultades vinculadas al financiamiento para poder encarar los procesos de la siembra que están por comenzar.

Estos factores pesarían más que las ventajas de sembrar el cereal, entre las que la entidad menciona los beneficios de incluirlo en la rotación o controlar el nivel freático en zonas que sufrieron anegamientos “y transformar excesos hídricos en aportes de materia orgánica al suelo”. Incluso se destaca la disponibilidad de semilla propia de buena calidad para bajar costos de siembra.

La bolsa porteña también preguntó por las expectativas de cambios en la política agrícola -apertura de exportaciones o reducción de retenciones que puedan dinamizar el mercado y ofrecer precios mejores y continuos-, pero se encontraron con que “no serían lo suficientemente fuertes como para sostener o incrementar el área de siembra de la campaña pasada”.

Quemando capital

En simultáneo, una encuesta entre productores CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola) advierte que se deterioraron los resultados económicos de las empresas agropecuarias durante el último ciclo. “Caída de precios, adversidades climáticas y aumento de costos postergan el crecimiento y las inversiones”, afirma el trabajo.

El 63% de los 757 productores CREA y 190 asesores consultados durante el mes de marzo indicó que la situación económico-financiera de su empresa en particular empeoró respecto de 2014, pero el 49% prevé que el año próximo su situación mejorará, en línea con las expectativas para el contexto económico general.

Asimismo, el 80% de los entrevistados registró algún deterioro en el resultado económico en el último año. A partir de esa circunstancia, las principales medidas adoptadas fueron la postergación del crecimiento, el aumento de la deuda, la reducción de retiros y la liquidación de capital. En ese contexto, el 61% opina que hoy es mal momento para realizar inversiones.

De la producción esperada de granos gruesos 2014/15, los miembros CREA deberán vender el 45% de la soja, el 55% del girasol y 31% del maíz inmediatamente luego de la cosecha para saldar importes adeudados.

De cara al ciclo 2015/16, más de la mitad de los encuestados estima que necesitará 8% más de capital operativo valuado en dólares para desarrollar la agricultura respecto del ciclo previo.

Con respecto a la siembra de trigo 2015/16, la encuesta revela una intención de disminuir la superficie en 9,3% respecto del ciclo 2014/15.

Con respecto a los empresarios que han recurrido al endeudamiento para financiar capital operativo de la campaña 2014/15, el 15% evaluó su estrategia como inadecuada, tanto en plazo como en costo. Para gestionar dicha situación, el 38% de los entrevistados planifica la refinanciación de la deuda, mientras que el 22% evalúa la cancelación a través de liquidación de capital. Un 24% combinará ambas cosas.

Sin espalda

En la zona centro de Santa Fe, el ingeniero agrónomo y asesor CREA Diego Hugo Pérez planteó el desafío en el corto plazo de definir una estrategia que este año no puede fallar. “¿Qué va a hacer cada uno con Trigo/Cebada/arveja etc en sus sistemas de producción?”, se preguntó, al igual que sobre controles de malezas, genotipos a usar o fertilizaciones.

En semejante contexto, anticipó que “no todos los productores podrán sostener la escala de trabajo actual frente al escenario de muy buena cosecha pero de resultados económicos y financieros que implican altos niveles de endeudamientos para poder continuar y en algunos casos ya no es más sostenible. Los valores de los alquileres de campos implican costos financieros altísimos”. Por eso sostuvo que en el ciclo que comienza, tanto para producir cultivos, carne o leche de manera eficiente y rentable se requiere “no errar en la toma de decisiones técnicas/económicas y financieras”.

En diálogo con Campolitoral, comentó que observa una “leve disminución de cultivos de invierno” en la zona. Y recordó que en las últimas dos campañas “se sembró esperanza de que cambie el negocio”, a partir de modificaciones en la reglas de juego, sobre todo para el trigo, pero que “en esta ya no hay espalda” para sembrar con la esperanza de que cambie el escenario. El diagnóstico vale tanto para campo propio como alquilado, aunque los propietarios cuentan con la ventaja de un manejo agronómico que eleva las chances de obtener una buena cosecha, mientras los arrendados “están deteriorados y se complica el planteo agronómico y la producción estimada es menor”. Así, aseguró que mientras “hasta el año pasado lo mejor era el doble cultivo, hoy sólo cierra soja de primera”. Esa es la tendencia de hoy, aunque estimó que podría incrementarse la posibilidad de sembrar maíz hasta diciembre, ante “alguna noticia tras elecciones”.

Esperando a la política

Respecto del trigo, el ingeniero agrónomo y presidente de la Sociedad Rural de Gálvez, Martín Favre, destacó que el ánimo en la zona “es para no sembrar casi nada”, y arriesgó que el retroceso podría alcanzar del 20 al 30 %.

Al mismo tiempo, comentó que en la zona se registra “una fuerte caída en legumbres cercana al 50 %. Los que hacían algo no van a hacer nada, y los que hacían mucho harán bastante poco”. A diferencia del trigo, que no tiene compradores, explicó que “las legumbres son más vendibles, porque hay demanda, pero hay que regalarla”.

Con la cebada pasa algo similar: “la caída se mantendrá y quedará relegado a un cultivo menor en nuestra zona, con una merma cercana al 50 %”.

Finalmente, Favre alertó que “racionalmente hoy ninguna rotación cierra”, ya que no es rentable ni siquiera la soja de primera en campo alquilado y en el propio el rinde debe ser muy bueno. “Las únicas perspectivas pasan por algún cambio político con eliminación de retenciones o de precio en los mercados”.

El Niño a la vista

  • En su proyección agroclimática para el ciclo 2015/16, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires anticipó esta semana que el año climático “comenzó con fuertes indicios de posible desarrollo de un episodio de El Niño”.

El reporte, firmado por el especialista Eduardo Sierra, indica que el fenómeno “irá desarrollándose gradualmente, pero no causará efectos sensibles hasta la llegada de la primavera”. La totalidad de los pronósticos indican el desarrollo de un estado de “El Niño” de moderada a alta intensidad, que alcanzaría su máximo desarrollo hacia la Navidad 2015, finalizando hacia la Semana Santa 2016.

El panorama climático otoño invernal precipitaciones serán bastante erráticas en su distribución temporal y geográfica, concentrándose fuertemente sobre el nordeste argentino donde se observará el riesgo de aguaceros torrenciales, granizo y vientos. En el resto del área agrícola, las precipitaciones serán algo inferiores a lo normal en sus valores acumulados, y extremadamente erráticas.

4-5_B_P1260178.jpg

El cuco. Dejar el lote libre en el invierno complicaría el manejo de malezas difíciles para la gruesa.

Foto: Archivo/Juan Manuel Fernández

4-5_ENPALABRAS2_392401_105679316252353_1250824570_N.jpg

"En la zona se registra una fuerte caída en legumbres cercana al 50 %. Los que hacían algo no van a hacer nada, y los que hacían mucho harán bastante poco, el problema es el precio y la dificultad para colocar la mercadería”

Martín Favre

Ingeniero Agrónomo Pte. Sociedad Rural de Gálvez

El dato

4-5_ELDATO_PRODUCTORGAUCHO.jpg

Brasil: sin retenciones, los pequeños productores no precisan ayuda

  • Al igual que en Argentina, la cosecha de soja en Brasil arroja rendimientos “superlativos”. La diferencia es que, sin retenciones, en el país vecino el cultivo es rentable aún en parcelas mínimas. Es el caso del gaúcho Eduardo Bervian, que en Río Grande do Sul cultivó esta campaña apenas 53 hectáreas de soja y 7 y media de maíz, según reveló al al periódico Zero Hora de Porto Alegre.

El informe destaca que el cultivo de soja representa el 13% del PBI de ese estado sureño, uno de los más importantes para la producción agropecuaria brasileña.

4-5_C_100_4607.jpg

Ventaja. La semilla propia de trigo diminuye los costos de siembra del cereal y sería una a favor del cultivo, sobre el que ya se anticipa una reducción del área. Foto: Archivo/Juan Manuel Fernández

4-5_ENPALABRAS_P1260159.jpg

" No todos los productores podrán sostener la escala de trabajo actual frente al escenario de muy buena cosecha pero de resultados económicos y financieros que implican altos niveles de endeudamientos para poder continuar”

Diego Hugo Pérez

Ing. Agrónomo - Asesor CREA



tapa
Opinión
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
por Por Antonio S�nchez Sol�s
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
al mArgen de la cr�nica
Necrológicas Anteriores