Edición Sábado 30 de mayo de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Arduas negociaciones

Se levantó el paro de Aceiteros después de 25 días de conflicto

  • Al filo de la medianoche se firmó un acuerdo paritario que prevé un 27,8 por ciento de aumento, según informó el Ministerio de Trabajo. El gremio negociará sumas adicionales por fuera del acuerdo oficial. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el conflicto provocó pérdidas en el sector por 185 millones de dólares.
3-A10-ACEITEROS-PIQUETY.jpg

San Lorenzo fue el centro del reclamo de los trabajadores. Progresivamente se vuelve a la normalidad el fin de semana.

Foto: Eduardo Juncos

 

Germán de los Santos

politica@ellitoral.com

Cerca de la medianoche y a último momento, cuando el paro que se extendió por 25 días parecía que continuaba hasta el lunes, se cerró el acuerdo paritario entre las cámaras empresarias y la Federación de Aceiteros que establece un incremento salarial del 27,8 por ciento, y una serie de sumas en no remunerativas que se discutirán por empresa.

Las negociaciones terminaron al filo de la medianoche, cuando el cansancio de los negociadores contrastaba con la dureza de los representantes de los ministerios de Economía y de Trabajo de no ceder en su posición de que ninguna paritaria se cierre por encima del 27 por ciento, pauta que respetaron los gremios más afines al gobierno nacional.

Cerca de las 20, fuentes gremiales informaron que no se había llegado a un entendimiento y que las partes volverían a reunirse el lunes, pero pasadas las 22 un comunicado del Ministerio de Trabajo dio por cerrado el acuerdo. Según la comunicación oficial, el aumento de 27,8 por ciento regirá a partir del 1º de abril y se prolongará hasta marzo de 2016. El documento agregó que, como consecuencia de ello, “se procede al levantamiento inmediato de las medidas de acción directa”. Durante la tarde parecía que el acuerdo iba a naufragar. La CGT San Lorenzo, aliada a la Federación de Aceiteros, había resuelto un paro total de actividades.

La Federación de Aceiteros pedía en el inicio de la negociación un salario mínimo de 14.931 pesos, monto que promediaba un 42 por ciento de aumento. El viernes pasado las posiciones se habían acercado a 14.300. La conducción de la Federación de Aceiteros señalaba que ese monto representaba el 36 por ciento, mientras que la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) sostenía que no iban a ceder más allá del 27,8 por ciento. Y eso fue lo que se firmó finalmente anoche, con montos no remunerativos que engrosan el incremento, pero que se discutirán por empresa.

El ministro de Trabajo Carlos Tomada lo dejó en claro tras la firma del acuerdo, cuando a través de un cable de Télam, informó que como parte del acuerdo, “la organización sindical, a través de negociaciones directas, tratará con las distintas empresas otras cláusulas convencionales de interés de ambas partes pendientes de consideración”. Esto podría abrir la puerta a un aumento que, en la práctica, terminaría siendo superior al 27,8 por ciento anunciado, tal como pretendía el gremio. El comunicado del Ministerio de Trabajo aclaró que “la organización sindical, a través de negociaciones directas, tratará con las distintas empresas otras cláusulas convencionales de interés de ambas partes pendientes de consideración”.

El titular de la Federación de Trabajadores Aceiteros, Daniel Yofra, aclaró hoy a la mañana que la organización no quiso “estirar el conflicto” luego de 25 días de paro por falta de un acuerdo salarial y destacó la “voluntad” de los trabajadores de “levantar” la protesta luego de haber alcanzado un incremento en torno al 27,8 por ciento. Yofra señaló que “se llegó a un acuerdo” con el sector empresario durante la reunión que se realizó anoche en el Ministerio de Trabajo, aunque la federación “seguirá discutiendo” con las empresas “la otra parte” del incremento reclamado “por fuera” de la órbita de la cartera laboral. Yofra insistió en que la Federación de Aceiteros hará un “acuerdo” extra con las empresas que tienen “rentabilidad”.

Es la nueva tendencia que se comenzó a instaurar este año en las discusiones salariales. La paritaria que se firma en el Ministerio de Trabajo no puede superar el 27 por ciento, pero las sumas no remunerativas y adicionales que complementan el incremento salarial se negocian por fuera. Un dirigente del Sindicato de Trabajadores y Empleados Aceiteros de San Lorenzo, que está nucleado en otra federación, que encabezará las negociaciones a partir de esta semana, insinuó: “Nosotros vamos a pedir por fuera del aumento dinero para la compra de terrenos para que los trabajadores puedan construir su casa, una beca de estudio para los hijos de los trabajadores de 1.500, y un par de adicionales que no cobrábamos hasta ahora”, apuntó.

Perjuicios

El extenso paro no sólo generó un intenso desgaste a la organización sindical, que le era difícil mantener el paro más allá del fin de semana, sino también un impacto económico muy grande en el sector, donde la cadena de pagos se interrumpió. Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, que se terminó de elaborar ayer a la tarde, “las pérdidas totales computadas ascienden a 185,5 millones de dólares, considerando posibles aumentos en los fletes marítimos que se generarán en el futuro como resultado del conflicto. Este costo adicional de 150 millones de dólares podría repetirse anualmente en los próximos años”.

El paro de actividades que mantienen los trabajadores aceiteros comenzó a impactar en el precio de la soja a nivel internacional, ya que la oleaginosa cerró ayer en el Chicago Board of Trade (Cbot) a 343 dólares por toneladas, con una suba del 1 por ciento para los contratos con entrega en julio.

Los precios de ese mercado de commodities reflejaron al cierre de la semana los efectos de la caída en la oferta de las plantas argentinas y ha afectado el cumplimiento de los contratos de venta de las empresas aceiteras exportadoras.

 

El dato

Bancarios

  • La semana próxima volverán a reunirse los delegados de la Asociación Bancaria nacional. Evaluarán las gestiones para una mejora salarial que se demora y que derivó días atrás en un paro de 48 horas. Si persiste la oferta de los bancos de un incremento del 24 por ciento, es probable que se decida extender el plan de lucha.

La clave

Fruticultores

  • Productores de frutas de Río Negro volverán a realizar desde el jueves un paro que incluirá posibles cortes de tránsito en las rutas de la región, en un nuevo intento por llamar la atención del gobierno nacional ante los reclamos por baja rentabilidad del sector. Los fruticultores realizaron ya un paro de dos días desde el jueves pasado que culminó anoche con una asamblea en la Federación de Productores en la ciudad de Ingeniero Huergo, donde acordaron regresar a las rutas la semana próxima. Los productores acordaron renovar la protesta para pedir a la Nación que cumpla con la entrega de créditos prometidos a principios de año y otras medidas que ayuden al sector a recuperar la rentabilidad que es muy baja en la actualidad.


tapa
Opinión
ESPECIES EN EXTINCI�N
por Por F�TIMA ZOHRA BOUAZIS
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
al mArgen de la cr�nica
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
Necrológicas Anteriores