Edición del Jueves 05 de mayo de 2016

Edición completa del día

Sacando al hincha, en Colón nada funciona - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Almagro lo eliminó de la Copa Argentina

Sacando al hincha, en Colón nada funciona

El equipo fue un desastre y la comisión se ahoga en una crisis sin solución ni final. En medio de todo esto, la gente saca a relucir un amor incondicional y se banca todo lo malo que le viene pasando.

D2-A-05-05-2016_BUENOS_AIRES_COLN_DE_SANTA.jpg

El mejor. Dentro de un pésimo rendimiento de Colón ante un rival de una categoría inferior, volvió a salvarse Gerónimo Poblete, quien no negocia el sacrificio y la entrega dentro de la cancha. Foto: Télam

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

deportes@ellitoral.com

En esta novela, Colón no deja de tener capítulos desagradables. A los que se suceden afuera, con la crisis interna que no tiene fin, se suman los golpes futbolísticos de un equipo que no puede sostener nunca una recuperación. Perder con Almagro, un equipo de una categoría inferior, es un accidente que puede ocurrir. Colón ya lo ha padecido, el año pasado, para no ir tan lejos, con Acasusso en Córdoba y en una definición por penales. Pero hacerlo de la manera en que lo hizo, sin rebeldía, sin grandeza y sin alma, es lo que provoca un profundo malestar.

Es posible que no se le pueda reclamar grandeza al equipo adentro de la cancha, cuando a Colón le falta esa misma grandeza en sus estamentos superiores. El problema no es perder con Almagro. El problema es todo lo que Colón viene perdiendo desde hace mucho tiempo. Ha perdido normalidad, verticalidad, orden interno. El problema no fue solamente el hecho de perder los dos clásicos. Colón viene perdiendo afuera y adentro de la cancha desde hace mucho tiempo. Viene perdiendo por una comisión directiva que no funciona, que destila sus problemas internos y sus conflictos, que los transmite a un plantel que no encuentra la brújula adentro. Lo mismo que los dirigentes afuera.

En medio de todo eso, más de mil hinchas que desafiaron todo para acompañar al equipo y para demostrar que Colón tiene en su gente, la grandeza que no se observa en la capa dirigencial y en un plantel sin reacción, sin rebeldía. Nadie habla de dirigentes sin jerarquía, porque muchos de ellos, empezando por Vignatti, le dieron e hicieron muchas cosas por Colón. La grandeza —distinto de la jerarquía— es la de no saber ni poder superar una crisis que los enfrenta y los está desangrando, a ellos y por ende a la institución. Y esto es algo que también pasa con el equipo adentro de la cancha, sufriendo cachetazo tras cachetazo.

¿Cómo le ganó Almagro para eliminarlo una vez más en forma prematura de la Copa Argentina?, con la receta de aprovechar un ratito a un jugador que no parece tener el físico de un jugador de fútbol. Oscar Altamirano tiene el físico de un ex jugador, pero juega simple, fue oportuno para aprovechar un rebote de Broun y con la ayuda de un par de sus compañeros, más cierto orden defensivo para contener a un equipo al que no se le caían ideas, resultaron argumentos suficientes para superar a Colón y justificar la victoria en el segundo tiempo.

¿Cómo lo perdió Colón?, muy simple: haciendo nada de lo que se esperaba de un equipo que había tenido un esbozo de recuperación el viernes, que no supo afirmar en este partido. Tibio en el primer tiempo, queriendo asumir la iniciativa del partido pero con muy poca claridad y profundidad en los últimos 20 metros de la cancha. Interesante lo de Leguizamón, al que debe sumarse el empuje de Poblete (el único jugador para rescatar), más algunos pincelazos de Figueroa en esa posición de enganche detrás del delantero de punta que le dio Johansen. Colón quiso pero no pudo en esa primera mitad, pero fue abonando el terreno para producir un segundo tiempo impresentable. Lento en defensa y en ataque, impreciso y sin empuje para reemplazar la falta de fútbol con otra cosa, el equipo se fue cayendo incomprensiblemente a medida que pasaron los minutos.

Hasta queda la sensación de que Johansen empezó a pensar más en el partido del sábado con Vélez que en tratar de empatar y provocar los penales ante Almagro, porque, equivocadamente, sacó a uno de los pocos que ponía ganas y complicaba (Leguizamón) para tratar de aprovechar la supuesta mayor presencia de Vegetti para pelear con los centrales rivales adentro del área. Pero Vegetti no hizo nada, como tampoco aportó algo Ledesma, que repartió la pelota con algunas imprecisiones y sin la claridad que el equipo estaba necesitando a esa altura del partido, perdiendo y ante un rival que lo mantenía lejos de su propio arquero.

Colón no provocó una sola jugada de peligro frente al arco de Gómez en todo el segundo tiempo. Ya con eso se puede justificar el pésimo segundo tiempo, que en definitiva no hace más que darle un contexto negativo y preocupante a la actuación. Y como se podrá apreciar, no se busca hacer hincapié en que el rival pertenece a una categoría inferior. Porque si también nos prendemos de ese detalle, la situación aún se torna más grave.

Parece una paradoja, pero aun viendo perder a su equipo, el único que gana en Colón es su hinchada. Ni el equipo ni tampoco la dirigencia, sumergida en esta crisis, son capaces de mostrar un horizonte limpio y claro en el que se pueda apoyar la inmediata recuperación. Sólo queda el hincha, que no permanece ajeno a todo lo que ocurre pero es capaz de sorprender con movilizaciones contagiosas, que rápidamente se desvanecen ante las adversidades.

Lo importante

A jugar en la web

En el portal web de El Litoral arrancó hoy un nuevo juego que le permite a los lectores dar su veredicto sobre el desempeño de los jugadores luego del partido. En una especie de Bajo la Lupa, los hinchas podrán votar a favor o en contra en relación al rendimiento que cada futbolista tuvo en el partido jugado por su equipo. Ya lo pueden hacer con los 13 que tuvieron minutos suficientes en la derrota de Colón contra Almagro ayer. Sólo tienen que ingresar a www.ellitoral.com y seguir las instrucciones.

D2-D-M32300_CROP169014_1024X576_PROPORTIONAL_1462405207A494.jpg

El gol. No por casualidad a Oscar Altamirano le dicen “el Gordo”, pero a pesar de eso el delantero complicó atrás a Colón y estuvo en el lugar justo para aprovechar el rebote de Broun y marcar el desnivel en el resultado.

Foto: Gentileza William Lavorato (Prensa Oficial de Almagro)

síntesis

Almagro 1

Colón 0

Cancha: Arsenal.

Árbitro: Luis Álvarez.

Almagro: A. Gómez; Barale, Schunke, Luciatti y Sansotre; Chaves, Gallegos, Sardella y Barboza; Medina y Altamirano. AS: Espíndola. Estuvieron en el banco: Arrechea, Quiroz y Nicolás Ledesma. DT: Fernando Ruiz.

Colón: Broun; Cuevas, Barsottini, Benegas y Saín; Poblete y Bastía; Sperdutti, Figueroa y Silva; Nicolás Leguizamón. AS: Bailo. Estuvieron en el banco: Clemente Rodríguez, Castillo y Leys. DT: Ricardo Johansen.

Gol: en el segundo tiempo, a los 6 min, Altamirano (A).

Cambios: en el segundo tiempo, a los 12 min, Pablo Ledesma (C) por Bastía y Vegetti (C) por Leguizamón; a los 16 min, Yaqué (A) por Medina; a los 23 min, Bordonaro (A) por Altamirano; a los 27 min, Lucas Comachi (C) por Sperdutti, y a los 34 min, Ruiz Sosa (A) por Barboza.

Sacando al hincha, en Colón nada funciona

Lo mejor, por lejos. Impresionante fue el acompañamiento que tuvo el sabalero en Sarandí, con más de mil hinchas alentando y demostrando una vez más que son lo más destacado que tiene el club. Foto: El Litoral

Otro pibe que debutó

Lucas Comachi es otro de los chicos que Ricardo Johansen decidió hacer debutar, así como había ocurrido con Nicolás Leguizamón primero y con Tomás Sandoval después.

A propósito de Sandoval, la explicación de Johansen fue la de preservarlo teniendo en cuenta que Vegetti está suspendido y no podrá jugar ante Vélez. Entonces, Leguizamón irá como titular y Sandoval, con seguridad, integrará el banco de relevos.

Leguizamón tiene 21 años y Sandoval 17. Hay una diferencia de edad que también trae aparejada una desigualdad en cuanto a la condición física y la posibilidad de aguantar dos partidos de alta exigencia en tan poco tiempo. Por eso, el técnico prefirió utilizar a Vegetti como suplente y no arriesgar con Sandoval, a sabiendas de que lo va a necesitar pasado mañana en Liniers.

Respecto de este partido, es un hecho que Pablo Ledesma jugará en lugar de Bastía (será suspendido por una fecha) y es muy probable que Clemente Rodríguez aparezca en el equipo titular como lateral por izquierda.

La otra reaparición trascendente es la de Germán Conti, quien ayer no jugó porque estaba suspendido por un partido en la Copa Argentina.

D2-C-05-05-2016_BUENOS_AIRES_COLN_DE_SANTA.jpg

Superado. Apenas con orden y un mínimo oportunismo le alcanzó a Almagro para dejar en el camino a un muy pobre Colón que dejó una imagen preocupante. Foto: Télam

Bajo la lupa

BROUN (4).- Primero sacó en forma espectacular un remate de afuera del área pero luego dio rebote en la maniobra del gol de Altamirano.

CUEVAS (4).- Problemas en la marca, algunas proyecciones en el primer tiempo y mucha imprecisión e impotencia en el segundo.

BARSOTTINI (3).- Junto con Benegas no pudo contener a un jugador como Altamirano, que lo complicó en demasía.

BENEGAS (3).- Mal partido, inseguro en la marca y con la pelota en los pies. Se lo vio excesivamente lento y sin reacción. Complicado en la marca de Altamirano.

SAÍN (4).- Ni siquiera pudo cumplir con la misión principal de un lateral, que es la marca. Máxime por sus características, ya que no se trata de un defensor que aporte proyección.

POBLETE (5).- Aun sin jugar un buen partido y ni siquiera estando a la altura de su nivel, terminó siendo de lo poco para rescatar en Colón. Corrió, marcó, intentó jugar y empujó al equipo. Suficiente, pese a sus errores.

BASTÍA (5).- Complicado con la pelota, pero en lo suyo, metiendo y marcando.

SPERDUTTI (4).- Por empezar, parece no estar bien desde lo físico. Ha perdido esa rapidez y explosión de los primeros tiempos en Colón. Y también perdió precisión en sus remates, algo que era una característica que lo identificaba.

FIGUEROA (5).- A la hora de jugar y aun con lagunas, fue el que más intentó. Igualmente, no hizo mucho y tuvo lagunas.

SILVA (4).- Movedizo al principio, se fue cayendo de a poco y en el segundo tiempo no aportó casi nada. Flojo.

LEGUIZAMÓN (5).- Mal sacado por Johansen. Debió quedarse en la cancha, aun a pesar de que el técnico no lo quería arriesgar demasiado por el partido del sábado. En el primer tiempo, de lo mejorcito y más peligroso.

VEGETTI (3).- Nada de nada. Tuvo que retroceder mucho en la cancha y no pesó arriba.

LEDESMA (4).- Una imprecisión e impotencia impropias de un jugador de su categoría.

LUCAS COMACHI.- Se paró por derecha, en la posición de Sperdutti. Poco y nada fue lo que pudo aportar.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 05 de mayo de 2016
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Deportes

Recomendadas

Son dos los cortes en la autopista Santa Fe - Rosario -  -
Regionales
Soleado y ventoso viernes en la ciudad -  -
Área Metropolitana
"El cuerpo del niño era un mapa de lesiones" -  -
Acribillaron de siete balazos a una mujer de 60 años - La mujer fue trasladada al Cullen, donde falleció. -