Edición del Martes 05 de julio de 2016

Edición completa del día

Secuestro de éxtasis en Paraná - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Por segunda vez

Secuestro de éxtasis en Paraná

Se trata de 35 mil dosis. Se investiga si este cargamento está relacionado con el hallazgo de 33 mil pastillas de la misma droga, el 14 de junio.

23_1_DYN47.jpg

El estupefaciente se descubrió luego de que una mujer de 47 años se presentó en la Aduana del puerto de Paraná para retirar una encomienda.

Foto: DYN/archivo

 

Redacción de El Litoral agencia Télam

sucesos@ellitoral.com

Un cargamento de alrededor de 35.000 dosis de éxtasis fue decomisado ayer en la capital entrerriana y los investigadores tratan de determinar si está relacionado con el reciente hallazgo de 33.000 pastillas de la misma droga, informaron fuentes policiales.

El estupefaciente se descubrió luego de que una mujer de 47 años se presentara en la Aduana del puerto de Paraná para retirar una encomienda.

La mujer, con domicilio en el barrio El Morro, en la zona norte de Paraná, fue puesta a disposición del juez federal de Paraná, Leandro Ríos.

Los investigadores creen que el cargamento está vinculado con otro de 33.000 pastillas de éxtasis, que fue secuestrado en la aduana local el 14 de junio pasado.

En esa oportunidad, efectivos de la Prefectura Naval detuvieron en las instalaciones de esa dependencia a Juan Carlos Grilli (58), un remisero oriundo de la provincia de Buenos Aires, que se presentó en ese lugar para retirar un envío procedente de Alemania.

Los pesquisas encontraron que la encomienda contenía 33.000 pastillas de éxtasis que estaban escondidas en colchones inflables.

El jefe de la delegación Paraná de la Policía Federal, comisario Víctor Chanenko, precisó que el laboratorio móvil que esa fuerza de seguridad tiene en Rosario ya se trasladó a Paraná para realizar las pruebas de pureza de la droga decomisada, que rondaría los ocho kilos de peso.

Cambio de modalidad

La modalidad representa un cambio de estrategia por parte de las organizaciones dedicadas al contrabando de drogas sintéticas, teniendo en cuenta que en los últimos meses, la Policía uruguaya ha detectado varias maniobras de triangulación de este tipo: hombres jóvenes, que viajan solos y livianos de equipaje, que aterrizan en Montevideo, procedentes de España, pero con origen en Bélgica u Holanda, de paso hacia Buenos Aires, según publica en su edición digital El Diario.

A eso, creen, se dedicaba Grilli. Es que el hombre registra varios viajes a países europeos, lo que lleva a pensar a los investigadores que en el pasado fue “mula” para el transporte transoceánico de drogas sintéticas, hasta que decidió montar una estructura propia y minimizar los riesgos: en lugar de viajar, se haría enviar la droga por encomienda a través de aduanas de mediano tráfico y, en ese esquema, consideraba a Paraná como un lugar estratégico para recibir el éxtasis.

Millones

El cargamento de psicoactivos secuestrado a Grilli fue valuado en una cifra cercana a los 13 millones, teniendo en cuenta el precio de venta de cada comprimido en las fiestas electrónicas, donde algunos de los cultores de estas experiencias lo utilizan con fines recreativos.

La droga se comercializa al por menor en fracciones de entre 50 y 100 miligramos. En las fiestas, se vende de forma ilegal a un precio que arranca en los $ 200 cada pastilla, y las producidas con fórmulas importadas el costo se eleva entre los $ 400 y $ 600.



Imprimir:
Imprimir
Martes 05 de julio de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores