Edición del Domingo 10 de diciembre de 2017

Edición completa del día

Alacranes, temporada alta - Regionales Regionales

San Jorge y María Juana, en el mapa de la fabricación de antídotos

Alacranes, temporada alta

Las temperaturas de verano despiertan el peligro ante la aparición de los artrópodos y sus temibles picaduras. En los últimos años, las localidades de San Jorge y María Juana se transformaron en centros claves a nivel provincial para la producción de anticuerpos para contrarrestar los síntomas tóxicos. Llegaron a aportar en sólo tres días 400 ejemplares para que, luego de ser capturados y ordeñados, se fabrique el antídoto con el veneno extraído.

missing image file

TÍPICO. Restos de maderas, basura, rincones oscuros, restos de ladrillos, tejas son lugares ideales para la presencia del alacrán.

Foto: Archivo

 

Rodrigo Pretto

region@ellitoral.com

La llegada del verano, combinado con las lluvias y los altos porcentajes de humedad, se transforma en un combo perfecto para la temporada de alacranes. Generalmente, los accidentes más comunes con estos artrópodos se producen en los domicilios particulares, lo cual hace necesario comenzar a extremar las medidas de prevención en esta época del año para evitar el ingreso a los hogares.

En el departamento San Martín y Castellanos, las localidades de San Jorge y María Juana han emergido en los últimos años como centros de captura para la fabricación de antivenenos. “Personal del Instituto Malbrán ha llegado a capturar en 3 días alrededor de 400 ejemplares”, explicó Mariana Maglianese, del Programa Provincial de Zoonosis y Vectores, dependiente del Ministerio de Salud del gobierno santafesino.

El Instituto de Salud Carlos Malbrán trabaja en la fabricación de antídotos para combatir picaduras de animales o insectos venenosos. Y en los últimos años la región se ha vuelto un centro importante de aporte al proyecto. Diferentes familias abren las puertas de sus hogares para que biólogos accedan a capturar ejemplares. Las localidades de San Jorge y María Juana han tenido una capacidad de recolección de alacranes muy importante en el último tiempo. “Entre ambas, personal del Malbrán ha llegado a capturar en 3 días casi 400 alacranes. Pero quizás recolectando en barrios de Santa Fe se puedan atrapar más. Eso no lo sabemos porque no se hizo. Pero está claro que existe una importante presencia en las ciudades mencionadas”, detalló Maglianese.

A partir de ello, en el pull de alacranes que se utilizan para confeccionar los anticuerpos se ve reflejada la provincia de Santa Fe. Los especialistas utilizan una mini descarga eléctrica que “estimula al bicho” para que libere el veneno, lo que permite sumar la especie al reservorio para la producción posterior de antídotos. A partir de este cambio en los protocolos de trabajo, los alacranes se conservan vivos y alimentados para reproducirlos y asegurar veneno disponible para la futura fabricación. “Tenemos suma importancia como región porque la toxina de nuestra provincia puede ser más difícil de neutralizar que la de otros territorios. Tratamos de no incentivar la recolección de manera doméstica para no generar accidentes. Es muy significativa la cantidad de artrópodos que envían desde San Jorge y María Juana. Esto quiere decir que son lugares con gran presencia de esta clase de animales. Puede que en otras localidades haya mayor existencia y no se haga recolección, por ende no se sabe. Tampoco es un indicio que ante un alto número se produzcan los accidentes más graves”, explicaron desde el Programa Provincial de Zoonosis y Vectores.

Luego de la captura, los alacranes son enviados al Instituto Malbrán donde se elabora el antídoto para las temidas picaduras. En el centro de salud existe un reservorio para elaborar el antiveneno que es distribuido en forma gratuita a las provincias de Entre Ríos, Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe, donde se concentra la mayor cantidad de insectos y accidentes.

El alacrán más temido

El Tityus Trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa. Presenta una cola con aguijón y púa, pinzas alargadas y el dorso con tres rayas longitudinales oscuras. Puede llegar a medir entre 40 y 65 milímetros, generalmente es de color amarillento o amarillo rojizo. Tiene las características más tóxicas para el ser humano. “Por lo general en Santa Fe tenemos picaduras de este tipo”, sostuvo Maglianese.

Por otro lado, la existencia del Bothriurus Bonariensis se da en menor medida. La picadura es menos potente aunque su aspecto de color negro y con pinzas más globosas genera más temor en la sociedad. Para estos casos, no es necesario colocar un anticuerpo, aunque si aparece algún síntoma de envenenamiento se aconseja recurrir al efector de salud más cercano. “No se sabe la razón, pero en Santa Fe se necesitan más dosis para neutralizar un caso moderado que en otras provincias. Entonces es importante que todos envíen alacranes para poder realizar los antídotos”, destacaron.

Dónde detectarlos

Al ser un animal de hábitos nocturnos, los alacranes permanecen ocultos. Es frecuente encontrarlos en lugares ocupados por el hombre, en sitios con maderas caídas, escombros, tejas, ladrillos, pero también dentro de los hogares en grietas de paredes, pisos, zócalos, huecos de revestimiento de maderas, desagües que conectan con cloacas, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre la ropas y el calzado.

De acuerdo a datos estadísticos de la Provincia, el 25 por ciento de las picaduras afecta a los más pequeños. Esto ocurre al colocarse el calzado ya que, al ser un lugar húmedo y oscuro, los alacranes suelen refugiarse en ellos.

En tanto, otro porcentaje (el 33) se produce al dormir. Es que esta clase de animales también se esconde entre la ropa de cama. “Cuando una persona se va a acostar puede sufrir algún accidente”, señalaron. En este caso, la situación se torna más peligrosa ya que si el accidentado es un niño y es alcanzado en algún órgano vital, la vida puede estar en riesgo. “Recomendamos poner frascos de vidrio en las patas de la cama o cinta adhesiva así los bichos no pueden subir desde el piso”. Otro gran porcentaje de los incidentes se los llevan los individuos al apretar trapos de piso o toallas húmedas.

Sueros_por_localidad.pdf

Mejor prevenir

Para evitar la posibilidad de contacto con un alacrán es necesario mantener el hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña, maderas. Pero también se hace imperioso tomar otras medidas de prevención. Se recomienda colocar piezas metálicas o tejidos en los desagües y tapones en las bañaderas, piezas del baño y cocinas.

Otra forma de evitar el ingreso de alacranes al hogar es sellar cámaras de infección y cámaras sépticas, colocar cubrientes en las puertas para impedir el fácil acceso. Respecto a los objetos de uso diario, se puede envolver zapatos con bolsitas plásticas durante la noche, separar la cama de la pared y calzar las patas en frascos de vidrio o envolverlas con cinta adhesiva. “Hay que trabajar para cambiar el miedo por conductas”, destacó Maglianese

Una causa nacional

Para la fabricación de los anticuerpos intervienen las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, y es necesario contar con unos 800 ejemplares para llevar adelante una producción a nivel nacional. En el Programa Zoonosis y Vectores se recolectan los artrópodos que llegan desde diferentes puntos de la provincia. Y una vez al año se trata de coordinar la llegada de especialistas del Malbrán para “salir de caza”. “A medida que necesitamos anticuerpos, vamos solicitando y desde el Centro nos envían las dosis”, aclaró Maglianese.

Según indicaron, los casos de picaduras leves no requieren la colocación de antiveneno. Sin embargo, cuando aparecen accidentes graves la aplicación debe hacerse dentro de las 2 horas. Por eso se trata de que existan anticuerpos en diferentes efectores de salud que no estén distantes a más de 80 kilómetros, lo cual permite un traslado a tiempo de los accidentados. “Cuando se aplica el antídoto, en 10 ó 15 minutos se revierte el cuadro”, explicaron.

Las picaduras no producen alergia, ya que son un envenenamiento. La sustancia emitida por el alacrán es un tóxico que el cuerpo humano carece de capacidad para sintetizarlo, por lo cual cuando se recibe una dosis que no es posible neutralizar se debe aplicar este tipo de medicamento.

Alacranes_novt2017.pdf

Síntomas

Toda picadura tóxica trae aparejada la posterior aparición de síntomas. Un intenso dolor que se manifiesta en el sitio de la picadura, especialmente en los más pequeños, es una de las consecuencias rápidas que se declaran. Pero los accidentados comienzan a padecer indicios locales y generales que se expresan con diferentes grados como, por ejemplo, palidez, palpitaciones, salivación excesiva, náuseas y vómitos, entre otras.

Las picaduras, frecuentemente, suceden de noche, donde la población más afectada es la de los pequeños y la localización se ubica en los miembros inferiores.

Es necesario aclarar el estado de salud del paciente accidentado en el efector. El peso, la presencia de enfermedades como asma, hipertensión o diabetes, son una serie de factores que determinan la evolución de las personas alcanzadas por las picaduras de artrópodos.

Lo fundamental y urgente ante es recurrir al centro de salud más cercano para la colocación del anticuerpo y hacer un seguimiento del paciente. Al producir un dolor intenso, se puede colocar hielo en el lugar afectado para aliviar molestias mientras se transporta a la persona.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 10 de diciembre de 2017
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Problemas en el servicio eléctrico a raíz de los fuertes vientos en Santa Fe -  -
Área Metropolitana
Dujovne se reunirá con inversores en Estados Unidos -  -
Economía
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Copa América 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe