Edición del Lunes 17 de diciembre de 2018

Edición completa del día

“Ganarle a los Estados Unidos nos cargó de responsabilidad” - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Entrevista a Emanuel Ginóbili

“Ganarle a los Estados Unidos nos cargó de responsabilidad”

El ex basquetbolista bahiense hizo un repaso de su brillante carrera. Además de contar cómo disfruta de su nueva vida, habló de sus años en la NBA y en la Selección.

D40-EMANUEL GINOBILI.jpg

El adiós de un grande. “Manu” Ginóbili (junto a su amigo, Luis Scola), en uno de los tantos partidos organizados para su despedida del básquet profesional.

Foto: La Nueva Mañana

 

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

Clarín

Emanuel Ginóbili se retiró del básquetbol profesional tras 16 temporadas en los San Antonio Spurs de la NBA (cosechó cuatro títulos) y de 23 de carrera en la que consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la de Bronce en Beijing 2008, además del subcampeonato del mundo en el Mundial de Estados Unidos 2002. A cuatro meses de haber anunciado su retiro, el bahiense dio una extensa entrevista en el canal La Nación + en la que hizo un repaso de su carrera y contó cómo es su nueva vida, lejos de la competencia.

Los siguientes son los principales testimonios, en los cuales detalla sus exitosos años jugando en la NBA para San Antonio Spurs, como así también en la Selección Argentina, además de contar detalles de su vida:

* “Si iba al Juego de las Estrellas iba a ser un papelón, me iba a hacer el lesionado. Hablé con la gente del equipo para que no hicieran más campaña en Twitter. Estaba Harden, ¿entendés?, era un papelón. Fue un buen halago, pero incómodo. Estaba en los primeros puestos pero no, pónganme donde corresponde”.

* “De los que ganamos oro éramos Fabri (Oberto), Pepe (Sánchez), yo y Hugo (Sconochini). Yo estaba enloquecido, tenía 21 años y estaba en un Mundial (Grecia 98). Estábamos aprendiendo. Lo que sí notábamos es que éramos muy distintos a lo que sentía ese grupo de veteranos. Pero para mí tener a Juan Espil adelante era aprender todos los días”.

* “Cuando llegamos al 2002 con un hambre voraz y empezamos a jugarles a las potencias nos dimos cuenta que estábamos para algo serio. Ganarle a los Estados Unidos nos cargó de responsabilidad, porque a las 24 horas teníamos a Brasil. Mirá si perdíamos, íbamos a estar avergonzados de ganarles a los NBA y de perder con Brasil. Y los mundiales son asesinos, a las 24 horas competías por cuartos de final y después semis. Es muy vertiginoso”.

* “En Atenas jugamos bien los partidos que había que jugar bien. Y en Indianápolis jugamos mejor en lo global. Pero la final (derrota ante Yugoslavia) fue un aprendizaje. Si mirás minuto por minuto cada partido es verdad, en Indianápolis eramos más voraces, pero en Atenas sabíamos qué hacer”.

* “En los entrenamientos tiraba tiros raros, desde mitad de cancha, un gancho de derecha; yo hice eso toda mi carrera. Los primeros dos años fueron bastante duros en San Antonio, el segundo más que el primero. El primero por el tema de la lesión y porque era el primer año, (Gregg) Popovich me dio más cancha. Pero en el segundo me empezó a exigir de una manera que para mí era excesiva. Ahí empezamos a chocar porque no me daba tregua. Pero yo lo desafiaba en la cancha. En un vuelo de regreso tras un partido me llamó para sentarme con él y ahí me dijo cosas con respecto a mi futuro que me hicieron dar cuenta que el tipo me estaba testeando, moldeando y que me quería en el equipo”.

* “Mi cambio de hábitos fue en 2011, después de una serie de desgarros me volvieron los fantasmas y ahí vino mi primo a ver si podía ayudarme, a curarme más rápido. Y ahí empezó a insistirme en el cambio de alimentación, el descanso, sesiones de rehabilitación. Dejé de comer pastas, yo creía que si no comía antes de jugar no me iba a poder mover. Y empecé a comer patata, zapallo, zucchini; eliminé el azúcar. Y ahí cambié”.

* “Cuando uno es padre y de mellizos, se hace lo que se puede. Ellos nacieron cuando terminó la temporada, que dormí poco pero solamente me entrenaba. Después nos ayudó una enfermera para enseñarles a dormir. Los mellis tuvieron muy buen timing, nacieron tres días después de quedar eliminados de los playoffs”.

El presente de “Manu”

* “Leo sobre hábitos de sueño, biología; pero leo muy poca ficción, así que estoy tratando de incorporarlo. Empecé a jugar al tenis ahora, soy un rookie. Recién tomé una clase. Antes no podía, además tenía que cuidar el físico. Pero ahora puedo”.

* “Siempre me interesó la política. No te puedo decir que la sigo día a día, pero creo que en Estados Unidos es muy importante que los jóvenes voten, sobre todo en este momento. No estoy involucrado en la política, pero a los 40, es importante estar informado”.

* “Escucho a La Bersuit, Los Piojos, Rolling Stones, U2. De lo nuevo escucho Imagine Dragons, que lo escuchan mis hijos y me empezó a gustar. Igual escucho poca música. Escucho más radio, podcasts, o audiolibros, que está muy bueno”.

* “Ahora en San Antonio soy parte del mobiliario. Estamos con Tim (Duncan), nos entrenamos en el gimnasio, tiramos algún tirito al aro, hablamos con la gente de ahí, conocemos a todos. Y cuando creo que puedo aportar algo, digo mi opinión. Tengo total libertad de Popovich”.

El futuro de “Manu”

“¿Si me gustaría tener un cargo? Inicialmente no, pero quién sabe, con el tiempo... Uno no sabe qué va a pensar a los 48. Hoy no pienso en ser coach, pero no sé. Somos muy malos prediciendo lo que nos va a pasar. Vivo la vida de la mejor manera que puedo. A cada rato me preguntan qué voy a hacer; por ahora nada, vivir. Tener todo el tiempo a disposición. ‘Mirá, surgió esto en Dallas, toca... el que sea, ¡vamos!’, nunca tuve esta flexibilidad y la valoro mucho. Deseaba muchísimo tenerla. El año pasado no veía la hora. Quería acostarme a las diez de la noche a leer un libro con mi esposa y levantarme fresco para llevar a los chicos al colegio. Para jugar un partido de tenis con un amigo o ir a andar en bici”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 17 de diciembre de 2018
tapa
Necrológicas Anteriores