Edición del Viernes 01 de noviembre de 2019

Edición completa del día

Piden indagatorias para cuatro mujeres y dos narcos - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Por lavado de dinero

Piden indagatorias para cuatro mujeres y dos narcos

Doce autos, una embarcación y una casaquinta en Sauce Viejo representan el patrimonio del que dispuso Emanuel Maximiliano González entre 2013 y 2018, cuando quedó detenido. Una sociedad con el ex policía preso Edgardo Baigoría; acciones en una empresa de la familia Paz y los negocios con un famoso narco entrerriano, en la lupa de la Justicia.

20-A-IMG_6157.jpg

El 4 de abril de 2018, Gendarmería realizó múltiples allanamientos, entre ellos una escribanía céntrica donde se secuestró documentación de interés para la causa.

Foto: Guillermo Di Salvatore/Archivo

 

Redacción de El Litoral

sucesos@ellitoral.com

El fiscal Federal Nº 2 Walter Rodríguez solicitó este miércoles la declaración indagatoria, por el delito de lavado de dinero de origen en el narcotráfico para Emanuel Maximiliano González, quien se encuentra tras las rejas desde el 4 de abril del año pasado, cuando cayó la banda que lideraba junto al ex policía santotomesino Edgardo Oscar Baigoría. Además, el pedido se extiende a cuatro mujeres del entorno de González (su madre, abuela, pareja y suegra) y un famoso narcotraficante paranaense, Elvio Gonzalo Gastón Caudana, con quien el primero hizo interesantes negocios que quedaron plasmados en una escribanía de 1º de Mayo al 2100 de la capital santafesina.

El escrito presentado este miércoles 30 de octubre, ante el Juzgado Federal Nº 2 del Dr. Francisco Miño, tiene por objeto desandar la trama económica en la que se entrecruzan tres aparatos delictivos de las provincias de Santa Fe (Paz-Baigoría) y Entre Ríos (Caudana).

La investigación que alcanza a González tiene como correlato otra, por la cual fue detenido el 4 de abril del año pasado, junto al “cabezón” Baigoría y una decena de personas, cuyo juicio oral estaba previsto para este jueves, pero se postergó a raíz de numerosos planteos (recusaciones y nulidades) interpuestos por las defensas.

Conexiones

González y Baigoría fueron considerados organizadores del delito de narcotráfico con alcance internacional, puesto que existen evidencias en las que se los nombra a ambos realizando numerosos viajes al exterior, especialmente en las fronteras con Paraguay y Bolivia. Para la acusación, dicha organización, que tenía sede en Santo Tomé, y células en Villa del Parque y Barranquitas, entre otros barrios de la ciudad, funcionó al menos desde diciembre de 2015 y hasta el 4 de abril de 2018, cuando se hicieron los allanamientos que la desbarataron.

Ya el 21 de junio del año pasado, el fiscal Rodríguez había pedido que se lo investigue por el patrimonio propio y el de sus allegados. El representante del Ministerio Público Fiscal había logrado conectar dicha organización con la que dirigía Luis Alberto Paz, desde su búnker en el country Los Molinos y en ese contexto solicitó se lo indague a González, entre otros, por el delito de autolavado.

Bifurcación

Son dos investigaciones diferentes, una como organizador de tráfico de drogas y otra por lavado. Sobre ésta última, la fiscalía se retrotrajo al 23 de junio de 2013 y hasta la fecha de su detención, lapso en el que Emanuel González tuvo a su disposición una docena de vehículos, una lancha y una casaquinta en Estrella Federal y Glicinas de Sauce Viejo, todo proveniente del dinero malhabido.

Sobre dichos bienes, el fiscal considera que disimuló su verdadera propiedad y que luego los vendió. En tanto, las mujeres denunciadas fueron acusadas de haber actuado como testaferro del narco. Según la pesquisa, ellas debieron representarse que el dinero con el que González adquiría los autos era de origen ilícito, dado que por su cercanía no podían desconocer que carecía de una fuente generadora de ingresos genuinos.

La fecha del 23 de junio de 2013 a la que se remonta la investigación refiere a un dato nuevo, surgido de las oficinas de migraciones, que informaron del ingreso al país, por la Triple Frontera (puente internacional Tancredo Neves) de González y Baigoría, sin que exista registro de su salida.

Previo a esa fecha, González tuvo tres motos y ninguna propiedad; fue monotributista Categoría “A” durante un año y luego se inscribió en el rubro “carpintería y herrería de obra”.

Empresas

Además, su buen pasar coincide con el ingreso, el 12 de marzo de 2013, como accionista junto a otros dos familiares, en la empresa Paz SRL, que era propiedad de las hijas y la ex esposa de Luis Alberto Paz, actualmente detenido, procesado y a disposición de la Justicia Federal santafesina. González había comprado un camión en 2012, que al año siguiente transfirió a la firma como aporte societario.

Luego en 2015 fue tomado como empleado de la empresa Distinción SRL -dedicada al servicio grúas, remolques y reparación de vehículos-, a pesar de que era una sociedad suya y de su consorte de causa Baigoría.

La trama no termina, sino que se refuerza con la llegada del narco entrerriano Elbio Caudana, acusado de haberle comprado a González un vehículo y la quinta de Sauce Viejo por $ 1.600.000 que finalmente no concretó, y que habría sido adquirido también con fondos obtenidos del negocio ilegal en la vecina provincia.

En una escribanía

Los negocios de Emanuel González con Elbio Caudana han quedado registrados en un boleto de compra venta, secuestrado el 4 de abril de 2018 en una escribanía de calle 1º de Mayo al 2100 del centro santafesino.

El documento refería al inmueble de Sauce Viejo, una casaquinta montada sobre dos lotes que el 13 de julio de 2016 González cedía en favor de Caudana por $ 1.600.000, que el entrerriano comenzó a pagar con 155 mil pesos en efectivo, un auto Honda Civic (valuado en 450 mil) y una moto Yamaha XTZ250 (por 70 mil); en tanto el saldo fue prorrateado a plazo.

La operación no se perfeccionó nunca. Tanto es así que el 2 de mayo de 2017 González, que no había perdido la disposición del inmueble, intentó venderlo nuevamente.

Además, el 24 de junio de 2016 Caudana le vendió a González un Toyota Corolla, que éste puso a nombre de su madre. A su vez, Caudana le había comprado ese auto a una persona de apellido Domínguez, cuyo hijo Javier Maximiliano Domínguez, fue condenado por transporte de 32,7 kilos de cocaína secuestradas el 12 de diciembre de 2015 en un paso fronterizo de la provincia de Formosa.

En cuanto al propio Caudana, es un narco conocido en la región. Su última condena es de diciembre de 2018, cuando el TOF de Paraná le dio 12 años de cárcel por organización y financiamiento de narcotráfico. Está detenido desde el 8 de octubre de 2016 cuando lo apresaron con 10,5 kilos de cocaína.

Doce vehículos

Entre los autos que pasaron por las manos de Emanuel González aparecen: 1) VW Bora; 2) Mercedes Benz C-200 Kompressor; 3) VW Vento; 4) Toyota Corolla; 5) Ford Ecosport rural; 6) Audi A5; 7) Hyundai Génesis Coupé 2.0 T; 8) Renault Symbol; 9) Peugeot Partner; 10) VW Gol Power; 11) Chevrolet Sonic; y 12) VW Vento.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 1° de noviembre de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?