https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 08.09.2018
19:17

Primer título de Grand Slam para la japonesa

Naomi Osaka ganó la final del US Open a una Serena Williams descontrolada

La joven de 20 años impidió a la estadounidense alcanzar su 24° título en torneos grandes. Williams fue penalizada y advertida en varias oportunidades por su mala conducta durante el juego. Osaka jugó con aplomo y no desaprovechó la oportunidad: se impuso 6-2 y 6-4.

Foto: Captura digital




Primer título de Grand Slam para la japonesa Naomi Osaka ganó la final del US Open a una Serena Williams descontrolada La joven de 20 años impidió a la estadounidense alcanzar su 24° título en torneos grandes. Williams fue penalizada y advertida en varias oportunidades por su mala conducta durante el juego. Osaka jugó con aplomo y no desaprovechó la oportunidad: se impuso 6-2 y 6-4. La joven de 20 años impidió a la estadounidense alcanzar su 24° título en torneos grandes. Williams fue penalizada y advertida en varias oportunidades por su mala conducta durante el juego. Osaka jugó con aplomo y no desaprovechó la oportunidad: se impuso 6-2 y 6-4.

El Litoral / LaNacion.com


No es lo habitual lo que pasó. Allí está Naomi Osaka, flamante campeona del US Open. A los 20 años, acaba de ganar el torneo más trascendente de su todavía incipiente carrera. En la final le ganó con pleno merecimiento a Serena Williams por 6-2 y 6-4, y le impidió a la exnúmero 1 del mundo conquistar de una vez su 24ª corona de Grand Slam. 


Pero el desenlace de la final femenina fue caótico, volcánico, con la legendaria Serena a nada de ser descalificada por su comportamiento, luego de varias discusiones con el umpire portugués Carlos Ramos, que le descontó primero un punto, y luego un game. El último paso de violación del código de conducta, la descalificación, no llegó por muy poco.


Sorprendió Osaka con un primer set cercano a la perfección. Aplomo y contundencia para marcar diferencias con un juego agresivo y certero. Claramente, la defensa es un punto débil en Serena, y la japonesa se lo hizo sentir con ataques que desbordaron a la múltiple campeona. Le costó un buen rato hacer pie a la menor de las Williams, que recién pudo empezar a emparejar el desarrollo en el segundo set. En un cuarto game a puro bombazo de un lado y del otro, Serena consiguió quebrar y ponerse 3-1.

 

 

Pero de inmediato, la estadounidense perdió su servicio y quedó 3-2. Ya había recibido un warning (advertencia) por coaching (recibir instrucciones de su entrenador), y Ramos decidió aplicarle un punto de penalidad, por lo que luego del descanso Osaka empezaría sacando 15-0. Serena perdió la cabeza y empezó a discutir con Ramos: "No hice coaching, no lo hice, nunca hice trampas en mi vida. Cada vez que juego acá hay problemas. Me debés unas disculpas".

 

 

Osaka pasó de perder 1-3 al 4-3. Al levantarse de la silla, trató de "ladrón" a Ramos, que respondió con una game de penalidad: Serena pasaba a perder 5-3.


Desesperada, Serena rompió en llanto mientras ingresaban las principales autoridades de conducta, el referí del torneo, Brian Earley, y la supervisora del WTA Tour, Donna Kelso. La menor de las Williams se desahogó, pero ya no había vuelta atrás para la determinación de Ramos. Serena volvió a jugar, ganó su game, pero no pudo en el siguiente juego, donde Osaka cerró con determinación la final, en medio de un abucheo impresionante.

 


Además tenés que leer:



Más Noticias de Deportes

Lo más visto
Recortes: intendentes santafesinos llevan su reclamo a legisladores nacionales - Desde la semana pasada, el gobierno explica los detalles de la "Ley de Leyes" prevista para el año que viene -
Política
Concejo: piden que la ciudad cuente con un transporte directo al aeropuerto - Antes y mejor. El objetivo de la iniciativa es que los santafesinos cuenten con una alternativa eficaz, segura y económica para llegar al aeropuerto. -
Área Metropolitana
Vignatti: "Esto debe ser un triunfo de la ciudad, no de un club en particular" -  -
 No hay pistas de los 11 - Eduardo Domínguez en la sala de conferencias del estadio Romelio Martínez, donde Colón hizo su último trabajo antes del gran partido de esta noche en el Metropolitano que lleva el nombre de uno de los grandes jugadores que tuvo Junior en su historia: Roberto Meléndez. -

Recomendadas