https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 24.08.2019 - Última actualización - 10:31
10:30

Entrevista exclusiva con un experto en medioambiente

Herve Kempf: "Los efectos del desastre ecológico se están sintiendo cada día más"

Desde Europa suenan las alarmas sobre los problemas medioambientales globales. Inconvenientes que se incrementarán, según los expertos, en las décadas siguientes del ’20 y del ’30. Herve Kempf, periodista francés especializado en ecología, habló sobre el capitalismo y sus tensiones con la naturaleza. La opinión de un entendido en la materia, referente a nivel mundial. La nota fue hecha antes de los graves incendios en el Amazonas, pero sus conceptos tienen dramática actualización.

PARA KEMPF, es tiempo de “salir de este sistema mortal al reducir grandemente las inequidades y buscar una economía de bajo consumo material. La clave sería consumir menos y compartir más”. <strong>Foto:</strong> Gentileza PARA KEMPF, es tiempo de “salir de este sistema mortal al reducir grandemente las inequidades y buscar una economía de bajo consumo material. La clave sería consumir menos y compartir más”.
Foto: Gentileza

Foto: Gentileza



Entrevista exclusiva con un experto en medioambiente Herve Kempf: "Los efectos del desastre ecológico se están sintiendo cada día más" Desde Europa suenan las alarmas sobre los problemas medioambientales globales. Inconvenientes que se incrementarán, según los expertos, en las décadas siguientes del ’20 y del ’30. Herve Kempf, periodista francés especializado en ecología, habló sobre el capitalismo y sus tensiones con la naturaleza. La opinión de un entendido en la materia, referente a nivel mundial. La nota fue hecha antes de los graves incendios en el Amazonas, pero sus conceptos tienen dramática actualización. Desde Europa suenan las alarmas sobre los problemas medioambientales globales. Inconvenientes que se incrementarán, según los expertos, en las décadas siguientes del ’20 y del ’30. Herve Kempf, periodista francés especializado en ecología, habló sobre el capitalismo y sus tensiones con la naturaleza. La opinión de un entendido en la materia, referente a nivel mundial. La nota fue hecha antes de los graves incendios en el Amazonas, pero sus conceptos tienen dramática actualización.

Hernán Álvarez

 

Herve Kempf es un periodista francés especializado en medioambiente. Trabajó en el diario parisino Le Monde y actualmente es redactor en jefe de la revista Reporterre (www.reporterre.net), especializada en cuestiones ecológicas.


Algunas de sus obras tuvieron gran repercusión y fueron traducidas al español como: Para salvar el planeta, salir del capitalismo (2010) y Cómo los ricos destruyen el planeta (2011).


Mirador Provincial habló en exclusiva con este pensador destacado y referente en su materia a nivel mundial. Kempf se encontraba de vacaciones en la campiña francesa, en el departamento de Lozera, en el sur de ese país. Tras intentos fallidos vía Skype y otro vía WhatsApp, el periodista nacido en Amiens (150 kilómetros al norte de París) respondió por e-mail las preguntas de este medio.


—Usted escribió varios libros. El último es de 2013. ¿Cuáles fueron las cuestiones que cambiaron desde 2013 para acá en cuanto a capitalismo y consumismo?


—Lo que es loco es que a pesar de la crisis financiera de 2008 que emergió de una especulación bancaria increíble, el sistema capitalista se ha mantenido esencialmente inmodificable y no está cuestionado de ninguna manera. Lo que ha cambiado es que la evidencia de catástrofe ecológica se hace más y más evidente año a año. El capitalismo se ha vuelto más y más autoritario y represivo, con líderes como Donald Trump en Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil, Narendra Modi en India, pero también Emmanuel Macron en Francia, quien reprime muy violentamente los movimientos de protesta como los chalecos amarillos. 


Las tensiones sociales se están incrementando debido a la degradación ecológica, inequidades que se están tornando inaguantables y ataques a la libertad cometidos por regímenes autoritarios o capitalistas. Revueltas en Hong Kong, Rusia, Francia con los chalecos amarillos, Argelia. El movimiento de la juventud para una política real sobre el clima está creciendo, al menos en Europa.


—Usted escribió que el capitalismo no puede existir más. ¿Cuáles son las alternativas políticas al capitalismo en el siglo XXI?


—O el capitalismo autoritario se mantiene en su lugar y nos conduce al caos ecológico que nos lleva a situaciones sociales muy duras, donde una minoría de ricos tratará de mantener sus privilegios al confinar al resto de la humanidad a la pobreza. O podemos salir de este sistema mortal al reducir grandemente las inequidades y buscar una economía de bajo consumo material. La clave sería consumir menos y compartir más.


—¿Las olas de calor en Francia ayudan a generar conciencia del desastre que este modelo económico está haciendo?


—Sí, absolutamente. La gente está tomando conciencia de lo que es el cambio climático. No es más una teoría. Se ha transformado en un fenómeno que afecta la vida diaria.


—¿Estas advertencias claras ayudan a que la gente sea más consciente?


—Los efectos del desastre ecológico se están sintiendo más y más, como la ola de calor en Europa de este verano 2019, los incendios forestales gigantescos en Siberia (al momento de hacer esta nota, no habían estallado los incendios en la región amazónica), las inundaciones en la India. La sociedad está más consciente del fenómeno de la degradación ecológica y climática, pero desgraciadamente las clases dominantes parecen sordas y ciegas.


—En su opinión, ¿países como la India o China deben establecer leyes para reducir el crecimiento poblacional?


—La India y China son grandes países y un europeo no debe decirles a ellos qué deben hacer. Lo mejor que los países europeos pueden hacer es ser tan ambientalmente amigables como sea posible, mostrar que la prosperidad y el respeto por los límites del planeta van de la mano. Este sería un ejemplo más claro que cualquier consejo que fuera dado por otros.


—Usted se considera a sí mismo un objetor del crecimiento. ¿Qué es eso?


—Eso significa que el crecimiento económico no puede continuar. ¿Por qué? Porque lo que mide el incremento, el producto bruto interno (PBI), no toma en consideración el ambiente natural, que se ha vuelto exponencialmente frágil y que los humanos deben usar inevitablemente. El PBI se ha convertido en un instrumento engañoso del estado real de la economía, que no puede olvidar más a la naturaleza. Por eso, buscar su crecimiento es peligroso y dañino.


—¿Pueden los medios de comunicación cambiar la imagen positiva que tiene el consumismo?


—La primera cosa que los medios pueden hacer sería... ¡dejar de publicar publicidad! La publicidad es realmente la primera manera en que el consumismo es impuesto en todos. Sin publicidad, sin embargo, el sistema de los medios tendrá que ser transformado porque la publicidad es actualmente una de las principales fuentes de financiamiento. Pero es posible, y realmente trae a más lectores. En Francia, somos algunos medios, como Mediapart o Reporterre, el sitio que dirijo, que vivimos sin publicidad y somos financiados por los lectores.


—¿Este siglo es crucial en términos ecológicos?


—Es vital. Y más aún las primeras décadas de este siglo. Si fallamos en parar rápidamente el crecimiento de emisiones de gases de efecto invernadero y la destrucción de los ecosistemas, no tengo dudas que la sociedad humana global entrará en problemas graves.


—¿Cómo se puede romper el círculo del capitalismo de producción, ventas y consumo?


—No lo sé. Parece tan poderoso que yo no veo una salida. Pero ¿quién hubiera dicho en 1988 que tres años después la Unión Soviética dejaría de existir?


—¿La clase media está silenciada y controlada en muchos países?


—Está muy fuertemente influenciada por los medios de comunicación que están en gran parte en manos de billonarios con intereses financieros. Los medios la hicieron soñar en una mejora en el estándar de vida. Entonces, cuando eso no se cumple y la gente comienza a desafiar al sistema, es donde se usa la represión.


—¿Qué puede hacer el ciudadano común para cambiar esta situación?


—Cultivar su libertad de conciencia y su ojo crítico. Conseguir tanta información como sea posible de medios independientes de las fuerzas financieras. Y comprometerse en movimientos ecológicos, políticos y sociales. O al menos apoyarlos.
 

Argentina, agricultura, inequidad...


—Acá en Argentina, la agricultura se realiza mayoritariamente con muchos herbicidas. ¿Cuáles son las opciones a ese modelo?


—La agricultura orgánica está progresando más y más. Está probando que es una respuesta confiable a los desafíos agrícolas. Pero esto por supuesto implica un cambio de sistema. Muchos menos productos y máquinas y más trabajo humano. Esta evolución implica que nosotros consideremos propiedades agrícolas con áreas más pequeñas, lo cual indudablemente implica una reforma agraria. La agricultura orgánica no es adecuada para propiedades grandes.


—¿Cómo un país como Argentina puede cambiar sus problemas de pobreza sin crecer económicamente?


—No conozco Argentina lo suficientemente bien como para dar una opinión precisa. Incluso antes del tema del crecimiento, hay un problema de distribución de la riqueza porque el nivel de inequidad en Argentina es muy alto, aunque menor al de Brasil o Chile. Idealmente, debería buscarse un crecimiento moderado y estable, con una mucho mejor distribución de la riqueza y un movimiento hacia una agricultura, transporte y política energética más amigable con el medioambiente.




Lo más visto
El mensaje del arzobispo de Salta a Macri: "Llévate el rostro de los pobres" -  -
Política
Amor de plástico: la misión ecologista que florece por dentro de las botellas - Joaquín Aranda es propietario de Eco Store, uno de los locales que funcionan como centro de acopio para las botellas de amor. -
Área Metropolitana
La enfermera estaba amenazada - María Cecilia Burgadt -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Elecciones 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby  

Recomendadas