https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 16.10.2019 - Última actualización - 6:55
6:53

Desde el Banco de Alimentos de Santa Fe

Día Mundial de la Alimentación: Consejos para evitar el desperdicio

Este año el lema es “Una alimentación sana, para un mundo hambre cero”. En Argentina más del 40% de las personas entre 5 y 17 años están mal nutridos.

Voluntariado. Gracias al trabajo del Banco de Alimentos de Santa Fe se evita el desperdicio de toneladas de alimentos, que son rescatados y enviados a organizaciones sociales de la ciudad. <strong>Foto:</strong> Archivo El LitoralVoluntariado. Gracias al trabajo del Banco de Alimentos de Santa Fe se evita el desperdicio de toneladas de alimentos, que son rescatados y enviados a organizaciones sociales de la ciudad.
Foto: Archivo El Litoral

Foto: Archivo El Litoral



Desde el Banco de Alimentos de Santa Fe Día Mundial de la Alimentación: Consejos para evitar el desperdicio Este año el lema es “Una alimentación sana, para un mundo hambre cero”. En Argentina más del 40% de las personas entre 5 y 17 años están mal nutridos. Este año el lema es “Una alimentación sana, para un mundo hambre cero”. En Argentina más del 40% de las personas entre 5 y 17 años están mal nutridos.

Este 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, día proclamado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en 1979 con el fin de concientizar a la población sobre el problema de la alimentación a nivel mundial y reforzar la lucha contra problemas como la pobreza, la desnutrición y el hambre.

 

En este marco, los 17 Bancos de Alimentos (BdA) de la República Argentina, unidos en la Red de Bancos de Alimentos, entre ellos el Banco de Alimentos de Santa Fe, realizan la campaña de sensibilización y toma de conciencia sobre la pérdida y desperdicio de alimentos. 

 

Según datos aportados por los BdA, en el país el 30% de los alimentos aptos para el consumo humano se pierden. Es por ello, que desde la Red de BdA aconsejaron: al cocinar, calcular bien las porciones; ordenar (en almacenes y supermercados) los alimentos para consumir primero los que se encuentren más próximos a vencer; planificar bien lo que se va a consumir y comprar lo necesario. 

 

El lema

 

Este año el lema utilizado para el Día Mundial de la Alimentación es “Una alimentación sana, para un mundo hambre cero”. El motivo es la elevada tasa de mal nutrición que hay a nivel mundial: el hambre afecta hoy a más de 820 millones de personas. La mal nutrición, con su doble cara de hambre y sobrepeso u obesidad, llega a casi 2000 millones que carecen de acceso a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes.
Según los datos revelados de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición, que fueron presentados en septiembre de este año, en Argentina hay un 41,1% de chicos y adolescentes de entre 5 y 17 años que padecen sobrepeso y obesidad, y el 67,9% de los adultos padecen prevalencia de exceso de peso. 

 

Pérdidas

 

Desde la FAO indican que la pérdida de alimentos es “la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los proveedores en la cadena alimentaria, excluyendo a los minoristas, proveedores de servicios de alimentos y consumidores”.
A su vez, agregan que “empíricamente se refiere a cualquier alimento que se descarta, incinera o desecha de otra manera a lo largo de la cadena de suministro de alimentos desde la cosecha/sacrificio/captura, pero excluyendo el nivel minorista, y no vuelve a ingresar en ninguna otra utilización productiva, como alimento o semilla”.

 

La pérdida de alimentos, según lo informado por la FAO, ocurre desde la post-cosecha hasta el nivel minorista, pero sin incluirlo.
 


Cómo y quiénes

 

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el desperdicio de alimentos se refiere a la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores.

 

Los alimentos se desperdician de muchas maneras: 

—Los productos frescos que se desvían de lo que se considera óptimo, por ejemplo en términos de forma, tamaño y color, a menudo se eliminan de la cadena de suministro durante las operaciones de clasificación.

—Los minoristas y los consumidores suelen descartar los alimentos que están cerca de la fecha de consumo preferente o que la han superado.

—Grandes cantidades de alimentos comestibles sanos a menudo no se usan o sobran y se descartan de las cocinas domésticas y establecimientos de comidas.




Lo más visto
El gobierno formalizó la gatillo para octubre  -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?