https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 21.01.2021 - Última actualización - 11:34
11:29

Tratamiento coronavirus

Denunciaron al médico que promociona el consumo del dióxido de cloro

La Justicia argentina abrió una investigación penal contra Andreas Ludwig Kalcker, un presunto médico alemán que se presenta como el descubridor de la solución milagrosa para el coronavirus y promociona el consumo del dióxido de cloro.

 Crédito: Agencia
Crédito: Agencia

Crédito: Agencia



Tratamiento coronavirus Denunciaron al médico que promociona el consumo del dióxido de cloro La Justicia argentina abrió una investigación penal contra Andreas Ludwig Kalcker, un presunto médico alemán que se presenta como el descubridor de la solución milagrosa para el coronavirus y promociona el consumo del dióxido de cloro. La Justicia argentina abrió una investigación penal contra Andreas Ludwig Kalcker, un presunto médico alemán que se presenta como el descubridor de la solución milagrosa para el coronavirus y promociona el consumo del dióxido de cloro.

También fueron denunciadas un grupo de personas que vendían y distribuían ese producto en el país, a través de publicaciones en redes sociales, revelaron fuentes judiciales. Kalcker organizó conferencias en la Argentina difundiendo el consumo de estas sustancias que el ANMAT considera peligrosas para la salud.

 

Se trata de una investigación que, luego de una denuncia, abrió el fiscal federal Ramiro González, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA), creada mediante resolución de la Procuración General de la Nación. Ahora, tres varios de meses de análisis y recolección de pruebas, González formalizó una denuncia penal contra Kalcker y otro grupo de personas que quedó radicada en el juzgado de Ariel Lijo por una serie de delitos contra la salud pública.

 

El fiscal los denunció por delitos que tienen penas de hasta 10 años de cárcel para el “envenenare, adulterare o falsificare de un modo peligroso para la salud” sustancias alimenticias o medicinales destinadas al uso público. Pero si se comprobara que esa sustancia provocó la muerte de una persona, la pena podría alcanzar a los 25 años de prisión.

 

El foco está puesto en Andreas Ludwig Kalcker, nacido el 16 de marzo de 1961 en Alemania, y residiría en Suiza. Kalcker se presenta como investigador en “biofísica” –terapias alternativas- y promueve el “dióxido de cloro” como una sustancia que consumida en pequeñas dosis sería beneficiosa para la salud. A él se le adjudica ser el “descubridor del ‘MMS’, siglas que en inglés significa ‘Miracle Mineral Solution’, que se comercializan por distintas redes sociales y por internet en el país.

 

No es la primera vez que Al Kalcker es centro de las polémicas. En 2012 fue detenido en España por la Guardia Civil por un supuesto delito contra la salud pública. Daba charlas bajo el título “Un mundo sin cáncer. Lo que tu médico no te está contando”. Recientemente, Youtube retiró de su plataforma un video del supuesto investigador Andreas Kalcker, quien propugna el dióxido de cloro como cura del SARS-COV-2 por infringir las políticas de la comunidad.

 

Foto: Agencia

 

 

 

Pero la investigación de Comodoro Py también apunta a los argentinos Daniel Leonardo Binello, Daniel Bagalá, Xiomana Tatiana Solnik, Aureliana Manuela Duarte, junto al responsable de un perfil de Facebook que se llama “Semillas Orgánicas”. Todos ellos, dice el fiscal González, “habrían puesto a la venta y/o distribuido y almacenado, con fines de comercialización el compuesto denominado “clorito de sodio”, “Cloruro de sodio” -“CDS”-, y/o “MMS” o “suplemento mineral milagroso”, sustancias que, tal como lo señaló la Administración Nacional de Medicamento, Alimento y Tecnología –ANMAT- resultan prohibidas para la ingesta humana por resultar peligrosa para la salud, disimulando los aquí denunciados su carácter nocivo”.

 

A criterio del fiscal González, el “relato” de los beneficios de dióxido de cloro “excedió los límites, en el corriente año, cuando una vez declarada la ‘Pandemia Mundial por COVID 19’ por la Organización Mundial de la Salud, el referido Kalcker como algunos de sus seguidores y personas aquí denunciadas, aprovechando el miedo y ansiedad de las personas, comenzaron a publicitar tal sustancia como un remedio para la cura de la enfermedad ocasionada por el virus de Sars CoV-2 (COVID 19)”.

 

“Los medicamentos o productos que ofrezcan curas a enfermedades, que no se encuentren autorizados o avalados por la autoridad sanitaria, como aquellos que contienen ‘dióxido de cloro’, ‘clorito de sodio’ o sustancias relacionadas revisten riesgos para la salud de los pacientes, en atención a que se desconoce en qué condiciones fueron elaborados, si contienen realmente las sustancias que declaran o contienen sustancias distintas, dañinas o prohibidas si se encuentran bajo supervisión de un profesional de la salud, entre otras cuestiones”, sostuvo.

 

Cómo se inició la investigación

 

Foto: Agencia

 

 

El 21 de agosto de 2020, un abogado, Víctor Atila Castillejo Arias, se presentó a denunciar a Kalcker y a Binello por la difusión del dióxido de cloro como una sustancia milagrosa para el coronavirus. En la denuncia, el abogado remarcó que en el país se había registrado la muerte de un hombre de 50 años en Jujuy y la de un niño de 5 años en Neuquén, a quien “sus padres, seguramente engañados” por los anuncios milagrosos de esa sustancia le habrían dado dióxido de cloro. (En rigor, se sabría después, el niño había fallecido por una falla multiorgánicana).

 

Hace apenas diez días, un juez dispuso, por pedido de su familia, que al paciente Oscar García Rúa, de 92 años, se le aplicara de manera “urgente” nebulizaciones de ibuprofeno de sodio y de dióxido de cloro intravenoso, lo cual desató un escándalo en la comunidad médica que terminó denunciando al magistrado que habilitó esa práctica. El paciente murió a las pocas horas. Y ahora hay una serie de causas penales abiertas, entre ellas al médico -Daniel Converti- que dispuso y realizó esa práctica.

 

Lo cierto es que ya en agosto el abogado Castillejo Arias reclamó investigar a Kalcker y sus seguidores. Afirmó que se puede ver cómo el presunto profesional “utiliza ejemplos de supuestos terceros que se habrían recuperado de una enfermedad como manera de ocultar la nocividad del complejo”. Resaltó así que “casi todas las agencias de salud del mundo se han manifestado en forma similar a la República Argentina: es decir advirtiéndole a los ciudadanos que no consuman este producto, pero Kalcker sigue insistiendo con el uso medicinal de esta lejía teniendo esto consecuencias realmente impredecibles”.

 

Fue así que se abrió una investigación preliminar que lo primero que hizo fue establecer dentro del expediente la posición de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimento y Tecnología –ANMAT- dependiente del Ministerio de Salud de la Nación sobre estos productos: el “dióxido de cloro” es un gas que se utiliza comúnmente como blanqueador en el proceso de fabricación del papel en plantas públicas de tratamiento de agua y en el proceso de descontaminación de construcciones. Publicaciones no oficializadas le atribuyen “propiedades antimicrobianas, antivirales y un inminente fortalecimiento del sistema inmunológico”, y hasta preventivas del COVID. Pero su consumo, no autorizado, puede provocar graves daños e incluso generar complicaciones respiratorias que deriven en la muerte. Y se añadió que el ANMAT “prohíbe el uso, comercialización y distribución en todo el territorio nacional del producto rotulado como “MMS Milagroso Suplemento Mineral por 100 cc.”.

 

Qué sostiene la denuncia

 

De acuerdo a los datos iniciales de la investigación, Kalcker habría anunciado los supuestos beneficios de la ingesta de la referida sustancia nociva –CDS o MMS-, por distintos medios, “casi todos habrían sido publicados en el exterior, pero difundidos en el país, como ser reportajes por medios de comunicación y “Youtube”, publicaciones, libros, y exposiciones. Incluso, dio una conferencia el 13 de diciembre de 2019, en el “Hotel Bauen” ubicado en la avenida Callao 360 de esta ciudad de Buenos Aires, y al dia siguiente otra en el “Cyan Hotel de las Américas”, salón Libertad, sito en la calle Libertad 1020, también de esta ciudad.

 

La denuncia del fiscal González señala además que “la difusión habría provocado que comenzaran a circular con mayor énfasis los supuestos ‘beneficios’ de la ingesta humana de la sustancia tóxica de mención con serias consecuencias para la salud, pudiendo incluso provocar la muerte”.

 

En el marco de la pandemia, dice el fiscal, “tanto Kalcker como algunos de sus seguidores y los nombrados precedentemente, entre otros, comenzaron a hacer circular que el ‘CDS’ o ‘MMS’ como se suele llamar, lograba la cura de la enfermedad producida por el virus de “Sars CoV-2” (COVID 19)”.

 

Fue así que entre los denunciados aparece Binello, quien sería el titular de una página en donde se ofrece a la venta el “clorito de sodio”. La página, dice el fiscal González, afirma que el producto no sería un medicamento, resalta al publicar para la venta el kit “CDS”, pero remarca “Pack Sanitizante, biocida, Andreas Kalcker”. Y por ello se analiza si, disimulando su carácter nocivo, se puso en venta vía online el producto al menos desde agosto pasado.

 

Bagala, en tanto, es un usuario de Facebook, que -desde su perfil- publicitó el producto –clorito de sodio- como “Purificador Bactericida”, a través de la marca “CDS DIOXIL”. Fue publicado en la sección “Marketplace” de esa red social. Lo mismo se detectó sobre Xiomana Tatiana Solnik, que también ofrecía el producto para la venta, ya fueron localizados. Otras ofertas se promocionaron desde usuario de perfil de Facebook “Semillas orgánicas”.

 

En tanto, Aurelia Manuela Duarte, a través de su usuario de perfil de Facebook “Patria Pueblo Lucha”, también promocionó la venta de “Andreas Kalcker”, con mensajes que decían: “Fernández deja de meternos presos y corta con lo de la pandemia se cura con el dióxido de cloro no mientras más yo creía en vos”

 

Frente a estas constancias, todos fueron denunciados por el fiscal de la UFIMA en los tribunales de Comodoro Py. La denuncia solicita además al juez Lijo una serie de diligencias.





Colón demolió a Banfield -  -
Actualidad Sabalera

Colón demolió a Banfield

¿A qué Pulga Rodríguez le creemos? -  -
Actualidad Sabalera
La oposición marcha en todo el país en repudio al Vacunatorio VIP -  -
Política
El Senado le "hace saber" a un juez que debe archivar la causa contra Traferri - Gramajo y Kaufmann. -
Este lunes comenzará en la provincia el operativo de vacunación para mayores de 90 años  -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus