https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 16.06.2021 - Última actualización - 11:34
10:50

CIERRE DEFINITIVO

Se apagó la luz del mítico palacio La Favorita y los últimos empleados se despidieron del inmueble

El viernes 11 de junio fue el último día en que el poco personal que quedaba fue a trabajar en el embalaje de la mercadería remanente. Los planes que existen para reflotar la esquina de Córdoba y Sarmiento.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



CIERRE DEFINITIVO Se apagó la luz del mítico palacio La Favorita y los últimos empleados se despidieron del inmueble El viernes 11 de junio fue el último día en que el poco personal que quedaba fue a trabajar en el embalaje de la mercadería remanente. Los planes que existen para reflotar la esquina de Córdoba y Sarmiento. El viernes 11 de junio fue el último día en que el poco personal que quedaba fue a trabajar en el embalaje de la mercadería remanente. Los planes que existen para reflotar la esquina de Córdoba y Sarmiento.

Por Patricio Dobal

 

Llegaron a las 10 de la mañana y entre percheros desperdigadas y mercadería embalada había una gran mesa con un desayuno abundante. Si la mirada se abría hacia arriba era imposible no deslumbrarse con el vitral de la cúpula. Es la última vez que María Ramírez pudo contemplar el palacio La Favorita desde adentro. Al público en general semanas antes ya se le impedía el ingreso luego que el holding de capitales chilenos Falabella decidiera iniciar el desmantelamiento de la sucursal Rosario que ocupó desde 1994 nada más y nada menos que la esquina de peatonal Córdoba y Sarmiento, quizás una de las intersecciones con más vida comercial de la Cuna de la Bandera.

María era delegada sindical de Falabella y, junto con un pequeño grupo que todavía quedaba a disposición de la patronal, se dedicó en los últimos días a poner en caja el remanente de mercaderia de tienda por departamentos. Finalmente el viernes 11 fue la última jornada en la que cumplieron horario en el enorme edificio de cuatro plantas y un subsuelo. “Nos esperaron con un desayuno que sin embargo no consiguió despejar la enorme tristeza que tenemos, no solo por el cierre de una fuente de empleo, también por la incertidumbre que significa que se bajen las persianas en un palacio que es sinónimo de actividad mercantil”, le dijo Ramírez a Mirador Provincial.

El sentimiento de la ahora ex empleada coincide con el de casi todos los rosarinos, que al caminar por las adyacencias del inmueble miran hacia arriba y no pueden guardarse algún comentario sobre el gigante dormido. Las fotos que ilustran esta crónica son las últimas que muestran los corredores todavía iluminados, aunque ya sin mercadería.

Lo que puede venir

Desde que a mediados de abril se confirmó el cierre de las tres sucursales de Falabella que todavía quedaban activas, incluida la de Rosario, se activaron los rumores sobre el futuro del palacio La Favorita, bautizado así en nombre de la tienda fundada por la hermanos García en 1891 y que ocupó las instalaciones hasta los primeros años de la década del ‘90, cuando luego irrumpió la marca de orígenes trasandino.

 

 

“No podemos dejar caer esa esquina, es un factor medular del microcentro y un polo que alimenta de visitantes los comercios de toda la peatonal y las restantes arterias adyacentes”, expresaba en su momento Juan Benzi, empresario juguetero y uno de los referentes que desde abril se puso al hombro la idea de convocar a sus colegas para sondear voluntades. La propuesta fue clara. Se consultó a titulares de marcas rosarinas si estarían dispuestos a invertir para abrir un centro comercial en La Favorita. Se sabe que se recogieron más de una treintena de adhesiones.

“Hay bastantes posibilidades de que finalmente se concrete un complejo con marcas locales a partir de la constitución de una empresa que se va a hacer cargo de alquilar el edificio y administrar así el futuro paseo”, sostuvo Benzi sobre la chance de cristalizar el proyecto.

Lo cierto es que para que la iniciativa vea la luz se necesita que varias partes se pongan de acuerdo. Una vez que se concrete la devolución de la llave por parte de Falabella a la familia García -herederos de los fundadores de La Favorita y propietarios del inmueble- las partes deben sentarse alrededor de una oferta concreta.

Benzi dejó ventilar la existencia de un empresario desarrollador capaz de aglutinar en una sociedad creada para gestionar el nuevo paseo de compras, hacerse cargo de pagar el alquiler y a su vez subarrendar los espacios destinados a las distintas marcas rosarinas.

“Se habló de incluir una importante oferta gastronómica que no solo alcanza la chance de rehabilitar la terraza del edificio, también habría espacios en los pisos inferiores”, repasó Benzi sobre el esquema que de concretarse demandará una inversión voluminosa para adecuar el edificio.

Se sabe, por lo pronto, que el consorcio de empresarios por lo pronto ya se reunió con autoridades del Banco Municipal en busca de gestionar una línea de crédito para financiar el desembarco de las marcas al complejo.

 

 

Otras alternativas

Con la esquina de Córdoba y Sarmiento ya luciendo persianas bajas, y ante un interés marcado de las autoridades municipales para que el plazo con el edificio vacío sea el menor posible las alternativas llovieron en las últimas semanas, algunas más realizables que otras.

Por caso, el diputado oficialista Oscar Martínez lanzó un plan que busca que el Estado santafesino expropie el inmueble y lo transforme en museo y centro cultural. Iniciativa que a priori no consiguió respaldo sobre todo si se considera que la administración provincial ya gestiona otro edificio con historia a cuatro cuadras de La Favorita, el Centro Cultural Lavardén.

Si bien han decidido no hablar con la prensa y mantienen las negociaciones en reserva, se rumorea que la familia García -que regentea la inmobiliaria Asturias para precisamente administrar los inmuebles del legado de los fundadores de La Favorita- fue tentada con las ofertas de otros inversores interesados en desembarcar en Rosario. Se habló de un holding de origen brasilero, que ya abrió tiendas en Córdoba y en Mendoza y hasta se llegó a mencionar al empresario Francisco De Narváez, que hace no tanto adquirió la filial argentina de Walmart. El tiempo apremia y con el edificio ya en penumbras, crece la incertidumbre.

 

 

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




Aplicarán primera y segunda dosis de vacuna covid a más de 200 mil personas -  -
Salud
Lewandowski y Sacnun para el Senado, Mirabella a Diputados -  -
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Santa Fe 360  Colón  Unión