https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 18.11.2021 - Última actualización - 15:29
15:27

En cámara Gesell

Mavys Álvarez declaró por trata de personas contra los allegados a Diego Maradona

La cubana tenía 16 años cuando viajó a Argentina y estuvo casi dos meses con el ex futbolista.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



En cámara Gesell Mavys Álvarez declaró por trata de personas contra los allegados a Diego Maradona La cubana tenía 16 años cuando viajó a Argentina y estuvo casi dos meses con el ex futbolista.  La cubana tenía 16 años cuando viajó a Argentina y estuvo casi dos meses con el ex futbolista.

Este jueves, Mavys Álvarez se presentó a declarar en la causa que investiga el Juzgado Federal N°6 de Daniel Rafecas por la presunta trata de personas que sufrió de parte de miembros del entorno del futbolista en su viaje a la Argentina en el año 2001, cuando todavía era una menor de edad.
 

Por ser una presunta víctima de trata, aseguran fuentes cercanas al caso, que su declaración fue en una cámara Gesell frente a una psicóloga, tal como marca la ley.


Álvarez, tras la denuncia de una ONG que dio marcha al expedientre, pidió ser considerada querellante en el caso y aportó gran cantidad de pruebas sobre su viaje de 2001 al país, pagado por Maradona. Durante 20 años, conservó en silencio las fotos y documentos que ilustran esta nota. Incluyen cartas de amor, tickets de pasajes de Copa Airlines desde Panamá, recibos del hotel Hilton, una postal del Sheraton y una carta al Hilton donde Maradona se compromete a pagar todos los gastos. También está su vieja tarjeta de La Pradera, el resort donde Diego se hospedaba en Cuba en sus momentos más caóticos.


En la presentación hecha el mes pasado por sus abogados en los tribunales de Comodoro Py, Mavys afirmó sobre sus días porteños: “Es importante para mí destacar que durante mi estadía en Argentina, en 2001, en donde permanecí durante dos meses y medio, no se me permitía salir sola de los hoteles en qué me alojé, ni tampoco de un departamento ubicado en Capital Federal en dónde permanecí, habiendo siempre personas encargadas de que permaneciera allí. Durante la totalidad de mi permanencia en el país, sólo pude realizar dos actividades que elegí (una a comprar y otra al zoológico), aunque siempre acompañada por una persona hasta mi regreso”.


“Del mismo modo, en Argentina, y aún siendo menor de edad, fui presionada a realizarme una operación de aumento de mamas, la que se realizó en el país sin autorización de ninguna persona responsable por mí. En las mismas circunstancias me suministraron drogas en el país, las cuales me acarrearon una adicción durante muchos años. Las secuelas de lo que viví perduran hasta hoy”, siguió.


Este jueves tenía la oportunidad de repetir su declaración en Tribunales.

 
El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus