ÁREA METROPOLITANA

Inédita experiencia de un grupo de jóvenes rosarinos

Pucho tirado, pucho que sirve: juntan colillas para construir placas aislantes

El proyecto se llama “Cigadrillo”, y lo llevan adelante cuatro estudiantes de Arquitectura. Utilizan el residuo de colillas de cigarrillos -básicamente la celulosa-, lo procesan y prensan para crear placas de aislación termo-acústicas y de acabado melamínico. Una novedosa idea que genera valor social, económico y medio ambiental.

Gentileza @javiertomasfotografia y Télam

-
Última actualización - 6:51