Edición Domingo 22 de mayo de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Participan 27 personas de diferentes edades
Una experiencia de teatro comunitario en Reconquista
El 8 de mayo pasado presentaron la obra "Historia durmiente" en el Complejo Cultural La Estación de Reconquista, que recoge el trabajo de un año.

Agencia Regional Reconquista

Sitepikrrascate, es un grupo de teatro comunitario de la ciudad de Reconquista que comenzó a juntarse y a trabajar desde hace más de un año para iniciarse en este caminar. "Esta es una dinámica diferente y tuvimos que hacer un taller para trabajar más sobre lo comunitario. Hoy somos parte de la Red de Teatros Comunitarios de la Argentina. En total son 25 los grupos en el país", dijo Karina Kasprzyk, integrante del elenco.

En este sentido, el 8 de mayo el Grupo de Teatro se presentó con la obra "Historia Durmiente", evento que tuvo lugar en el Complejo Cultural La Estación de Reconquista. El grupo está integrado por 27 personas de diferentes edades desde 3 a 74 años y con diversas ocupaciones. Todos los sábados desde hace un año vienen trabajando en esta obra, que se presentó por primera vez.

El teatro comunitario trabaja en espacios abiertos y públicos, con hombres y mujeres, con niños y niñas. La producción es comunitaria.

En el mes de julio del año pasado realizaron un taller con Ricardo Talento que es director de teatro comunitario Calandracas (de Barracas Capital Federal) y con Adhemar Bainchi director de Catalinas Sur (de La Boca Capital Federal), precursores del Teatro Comunitario en la Argentina que ya tiene cerca de 30 años de existencia.

�Cómo trabajan?

El teatro comunitario trabaja siempre con temáticas que tengan que ver con el pueblo donde se vive y con la historia de la comunidad y quienes la integran. Es un teatro inclusivo. Incluye a personas de diferentes edades y capacidades. Invita a la familia a actuar. Es gratuito, nadie paga, nadie cobra. Y ensaya en espacios públicos abiertos, parques, plazas...una vez por semana.

Cuando el tema a tratar en la obra está elegido, se realizan talleres de la memoria, con otras personas que hayan sido o son parte de esa historia de la comunidad. Se registran datos, fotos, fechas, personajes, situación social, política... Esos aportes van dando cuerpo a la obra y donde cada persona arma su papel, para después unirse todos los personajes armando la historia. La construcción de la obra se va haciendo sobre la improvisación, no hay libretos. Cada personaje va construyendo cada uno y cada una. Incluye canciones populares pero se cambia la letra de acuerdo a la temática.

La obra comienza cuando los integrantes del grupo empiezan a colgar las telas, a maquillarse y vestirse aún cuando la gente está llegando. Y termina cuando la gente se va que son dos horas después. "Porque se acercan a contarnos sus experiencias, sus vivencias con el tren o saludarnos por animarnos a trabajar desde el teatro comunitario. Queremos llevar el teatro a la gente es por eso que tenemos ganas de salir primero a nuestros barrios de la ciudad, luego a las colonias alrededores y pueblos... y claro a donde nos inviten", resaltaron.





Necrológicas Anteriores