Edición Domingo 22 de mayo de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Es estable el estado de la médica herida

Era estable en las últimas horas el estado de salud de la médica que sufrió graves heridas al ser embestido su auto por otro cuando transitaba por el barrio porteño de Saavedra, en tanto la Justicia busca testigos del hecho.

La policía dio cuenta de que la médica -Marina de La Rica, de 32 años- se encuentra internada en una sala de cuidados intensivos del quinto piso del sanatorio San Lucas, ubicado en el partido bonaerense de San Isidro.

Fuentes del nosocomio confiaron hoy que "es estable el estado de salud de la paciente".

En tanto, el Juzgado Nacional en lo Correccional, número VII -a cargo del caso- solicitó que aquellas personas que fueron testigos de lo ocurrido se presenten en la comisaría 49, ubicada en la calle Machaín 3045.

Los testigos también pueden presentarse en el edificio judicial de Lavalle 1638, o en el de la fiscalía de circuito de los barrios Saavedra y Núñez, situado en la esquina de las calles Arias y Machaín.

El accidente donde la médica resultó herida ocurrió en la madrugada de ayer -minutos antes de la una- en la avenida General Paz, a la altura de su intersección con la calle Gerchunoff, del barrio porteño de Saavedra.

Según la policía, la víctima, que conducía un auto Daewo, modelo Tico, fue embestida desde atrás por otro auto -un Peugeot 206- cuyo conductor continuó viaje sin auxiliar a la mujer.

Fuentes confiables explicaron que, tras el choque, el auto de la médica salió de la cinta asfáltica y se incrustó contra un árbol quedando literalmente convertido en una pila de hierros retorcidos.

Minutos después, la policía detuvo a unos 200 metros del lugar al conductor del Peugeot, que embistió el auto de la médica al detenerse por sufrir un problema mecánico.

El imputado, de 22 años, fue demorado y llevado a la comisaría 49, donde fue notificado de la instrucción de una causa en su contra por "lesiones culposas".

Tomó intervención en el hecho el juez Gustavo Costabel y el fiscal Marcelo Martínez Burgos.

La Justicia trata de establecer si el imputado participaba de una carrera callejera, de las conocidas como picadas.

Los familiares del joven, luego de desmentir que éste corriera picadas, dijeron que se habría tratado de un accidente cuando él regresaba a su casa luego de trabajar todo el día.

La mujer herida, que trabaja en el hospital de niños Ricardo Gutiérrez, fue trasladada de urgencia al hospital Pirovano, desde donde fue derivada al sanatorio de San Isidro, cercana a su casa.

El doctor Pedro Ionn, uno de los médicos que asistió a la víctima, contó ayer que la paciente presentaba fractura expuesta en una pierna, problemas en la zona de la clavícula, y un fuerte golpe en la cabeza que le provocó una pequeña hemorragia, que "no la comprometería neurológicamente", según dijo.





Necrológicas Anteriores