Edición del Lunes 25 de julio de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 25/07/2005 | Economía

Carsfe se reúne mañana con Jorge Obeid

Las retenciones generan tensión de empresarios con la provincia

¿Seguirá subiendo? La falta estacional de novillos induce al gobierno a pensar en más retenciones para volcar carne al mercado interno. Foto: agencia AFP. 

La Nación ahora amenaza con más retenciones a exportaciones bovinas y avícolas. Los frigoríficos van a Economía y los productores reclaman por falta de defensa santafesina a su economía regional.

La decisión del gobierno nacional de incrementar retenciones a exportaciones de lácteos y la amenaza de hacer lo propio sobre carnes bovinas y aves, ha descolocado al gobernador Jorge Obeid frente a empresarios de la región. Mañana el mandatario recibirá a Carsfe (Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe), que le cuestiona su posición ante la decisión de Economía.

La falta de representación de los intereses productivos santafesinos ante la Casa Rosada ocupa el centro de la tensión. Con el Congreso virtualmente paralizado por los comicios y con el perfil que Kirchner le imprime a su gestión, la representación legislativa las cinco provincias afectadas (Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa) queda diluida y todo se concentra en la relación del mandatario nacional con los gobernadores.

Con ese escenario, Obeid recibirá mañana a las 10 a Carsfe, que planteará al menos un seguimiento de lo que se recaude con las retenciones, para verificar si realmente el gobierno nacional cumple con el compromiso de destinar la recaudación a los tamberos.

Esta mañana el mandatario se reunió con su secretario de Agricultura, Daniel Costamagna, un hombre que también quedó "descolocado" porque proviene del núcleo de la cuenca lechera y participa de un gobierno provincial que no ha cuestionado las retenciones.

Las autoridades provinciales podrían quedar nuevamente entre dos frentes si Economía -los frigoríficos se reunían hoy con el secretario de Agricultura- avanza con el incremento de retenciones sobre la carne y pollos. A ese encuentro las provincias no fueron formalmente invitadas, en tanto que existe la posibilidad de que para atemperar las tensiones el gobernador vaya junto a José Manuel de la Sota a pedir un encuentro con el presidente Néstor Kirchner, sin pasar por el Palacio de Hacienda.

¿Más retenciones?

Mientras tanto, los contactos de los exportadores de carnes y pollos con los funcionarios nacionales del área de política macroeconómica y de la secretaría de Agricultura, buscarían recomponer el acuerdo de precios que tanto preocupa al gobierno, que amenaza en extender las retenciones.

Los frigoríficos sostienen que las curtiembres no cumplieron su parte del entendimiento, según el cual un incremento en el precio que pagan por los cueros serviría para sostener el precio de cortes económicos. A ello se suman las presiones estacionales por falta de novillos, lo que impide sostener la oferta y mantener el precio interno de carne al mostrador.

En cuanto a los pollos, el gobierno pedirá a los productores renovar el acuerdo para que el precio mayorista no supere los 2,70 pesos más Iva. La queja de los funcionarios apunta a que durante junio el precio de los pollos aumentó un 7,0 por ciento en las góndolas, sin que haya habido alzas a nivel mayorista.

Por otra parte Roberto Lavagna tenía previsto reunirse también con representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), a quienes les preocupa que las presiones inflacionarias induzcan al gobierno a facilitar la baja del dólar, tal como por otra parte lo pide el FMI.

Desde la UIA aseguran que el tipo de cambio no tiene ninguna responsabilidad por el aumento del costo de vida, pero temen que el gobierno abandone esta política en medio de la campaña electoral. Desde Hacienda replican que una retracción de la moneda estadounidense no tendría ninguna incidencia "real" sobre la inflación, ya que varios precios se fijaron cuando el dólar estaba a 3,60, y no bajaron pese al retroceso de la cotización.

Para el ministro, el problema estaría en las expectativas, y allí buscan trabajar para lograr nuevos acuerdos de precios y postergar, por el momento, aumentos en jubilaciones y salarios.

"Se deteriora a la producción"

"A la gente común hay que explicarle la verdad. Estos impuestos distorsivos sobre el sector exportador no implican que va a bajar el precio de góndola. La propuesta del sector lechero era más importante para la Nación y para la gente que tiene que consumir", aseguró hoy la diputada nacional María del Carmen Alarcón (PJ-Santa Fe).

La presidenta de la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja del Congreso recordó que esa propuesta consistía en "bajar los precios a los niveles de junio y mantenerlos hasta fin de año", y dijo no entender por qué el gabinete económico se retiró de la negociación con la mesa nacional de lechería y optó por incrementar por decreto las retenciones, del 5 al 15% en leche en polvo y al 10% en otros productos.

"El tema lácteo no me cayó de sorpresa. Sabíamos del borrador de Economía a pesar de las negociaciones, y creo que en carnes vacunas y aves podemos tener una situación parecida", resaltó.

Alarcón respondió ante una consulta que "lo que veo es que no hay defensa cierta de las provincias productoras en cuanto a la dirigencia. Es lamentable", acotó.

Consultada si se refería al gobernador Obeid, señaló que "le apunto a toda la dirigencia. Nos llenamos la boca hablando de la producción, que es la única que aporta a la economía real, pero volvemos a castigar a los tamberos que invirtieron a pesar de que hasta hace dos años los expulsábamos", señaló.

La legisladora recordó que el secretario de Agricultura de la Nación durante la administración Duhalde, Miguel Paulón -promovido por Carlos Reutemanm durante su gestión como gobernador-, se retiró del gobierno nacional precisamente a causa de las retenciones.

"No hay razón por la que los funcionarios no tengamos que ir fuerte en defensa de los intereses productivos", señaló la diputada. Tampoco se privó de apuntarle a Economía, al señalar la "falta de programación de políticas, cuando pretendemos que con esto controlamos el precio de la góndola" y en cambio "promovemos el deterioro de la cadena de producción".

El Boletín Oficial

de hoy publicó la resolución 406, mediante la cual el Ministerio de Economía elevó al 15 por ciento los derechos de exportación aplicados a leches, y al 10 por ciento los referidos a quesos. Los nuevos valores comenzarán a regir a partir de mañana y estarán vigentes por 180 días corridos, aunque serán revisados a los tres meses en función de la evolución que registren los precios internacionales de los productos lácteos. Los ingresos adicionales por las mayores retenciones serán destinados al sector lechero "para apoyar su desarrollo", señala uno de los considerandos de la Resolución.

Ignacio Hintermeister





Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores