Edición Lunes 25 de julio de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

La situación fiscal es precaria
La deuda con los pasivos nacionales

La política económica basada en un tipo de cambio muy alto, además de regresiva, es muy vulnerable. El superávit fiscal se logra, en parte, acumulando deuda que habrá que pagar en el futuro aunque hoy no se contabilice, advierte el Instituto de Desarrollo Social Argentino (Idesa).

Este es el caso de un millón de jubilados, que sufrieron de forma injustificada el deterioro en el poder adquisitivo de sus haberes luego de la devaluación, a los que se les adeudaría cerca de 10.000 millones de pesos.

Cuando estas personas demanden que se cumpla con la movilidad prevista en la Constitución quedará explicitado que la situación fiscal es mucho más precaria de lo que parece.

Diferencia entre haberes

Según se dio a conocer oficialmente, los recursos disponibles de la Ansés se incrementaron entre 2001 y 2005 en un 71%. Si se tiene en cuenta a los jubilados y pensionados que cobraban el haber mínimo en 2001, se observa que la movilidad se está cumpliendo ya que el haber mínimo aumentó de $ 180 a $ 350. Sin embargo, los jubilados y pensionados con haberes superiores al mínimo e inferiores a $ 1.000 recibieron un aumento de sólo 10%; mientras que los que tienen haberes por encima de $ 1.000 no recibieron ningún aumento.

Al respecto, Idesa señala que al reducir indiscriminadamente las jubilaciones se está acumulando deuda que no se contabiliza pero que existe. Este pasivo es tan o más exigible que la que se contrae por medio de la emisión de un título público. Lo cierto es que "la pérdida del poder adquisitivo de los haberes previsionales por la inflación alcanza al 33% de los jubilados que ganan entre $ 400 y $ 1.000 y al 39% para los que reciben más de $ 1.000".

Todo esto demuestra que la brecha entre lo que "deberían haber incrementado los haberes previsionales de acuerdo a los recursos disponibles de Ansés y lo que efectivamente se abonó a los aproximadamente un millón de beneficiarios con haberes por encima de $ 400, es una nueva deuda previsional". De acuerdo con distintos cálculos, "esta deuda estaría cerca de los 9.800 millones de pesos desde 2002 hasta la actualidad".





Necrológicas Anteriores