Edición del Lunes 25 de julio de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 25/07/2005 | Todos los Títulos

Dice que transformará la ciudad en "un cementerio"
El grupo que atacó Londres lanza amenaza contra Roma
Un grupo radical islámico vinculado a la red Al Qaeda y que reivindicara los recientes atentados en Londres, amenazó hoy con transformar a Roma "en un cementerio" si Italia no retira su contingente de soldados apostados en Irak. Uno de los objetivos primarios de Al Qaeda podría ser el Vaticano, a quien la organización terrorista considera como un "centro mundial de herejía".

La policía egipcia busca a seis paquistaníes sospechosos de estar relacionados con los atentados de Sharm el Cheij, los más sangrientos cometidos en Egipto en varias décadas.

Las autoridades distribuyeron fotos de los seis hombres -cuyos pasaportes fueron hallados en un hotel de Sharm el Cheij- en las comisarías de policía del Sinaí, región situada al este de El Cairo y vecina de Israel donde el sábado de madrugada se registraron los atentados.

Estas informaciones todavía imprecisas proporcionadas por una fuente policial podrían orientar la investigación hacia una pista de extremistas paquistaníes, al igual que en los atentados del 7 de julio en Londres.

Poco más de 48 horas después de los tres atentados -cuyos balances oficiales contradictorios son ahora de 64 ú 88 muertos-, las fuerzas de seguridad egipcias están totalmente movilizadas y peinan el sur del Sinaí.

Hoy se lanzó una amplia operación en una región montañosa cercana a dos localidades del sur del Sinaí, Jurum y Rueisat, en las que supuestamente se refugiaron dos de los sospechosos paquistaníes, según fuentes de la seguridad.

"Dos paquistaníes fueron localizados allí y hay sospechas de que las bombas fueron confeccionadas en esta región", indicó una fuente policial que anunció que durante la operación se registró un tiroteo.

Detenidos

Ciento treinta personas han sido detenidas hasta el momento, entre ellas algunas que ya habían sido arrestadas después de un atentado que en octubre de 2004 dejó 34 muertos en Taba, otra localidad turística del Sinaí.

Egipto, considerado un país árabe aliado de los occidentales, ha sufrido en el último año y medio varios atentados terroristas después de un largo período de calma provocado por una represión feroz de los islamistas radicales.

Los expertos, sin establecer hasta ahora una correlación con los atentados que dejaron 56 muertos en Londres, estiman creíbles las reivindicaciones sobre su autoría de grupos ligados a la nebulosa de Al Qaeda.

Después de la de Al Qaeda, una página de internet islamista difundió la segunda reivindicación procedente de un grupo desconocido que se presenta como "los Muyahidin de Egipto" y da los nombres de los cinco "mártires" que supuestamente cometieron los ataques.

La policía divulgó también el nombre de los paquistaníes cuyos pasaportes fueron encontrados en un hotel y que llegaron el 5 de julio al aeropuerto de Sharm el Cheij, según una fuente de la seguridad.

Tres de los autores de los atentados del 7 de julio en Londres eran de origen paquistaní.

La investigación progresó por otra parte sobre las circunstancias de los atentados que tiñeron de sangre Sharm el Cheij, convertida en los últimos 15 años en la principal localidad turística egipcia en el mar Rojo, y hoy desertada por los turistas.

El gobernador de Sinaí Sur, Mustafá Afifi, afirmó a la prensa que los atentados fueron perpetrados por kamikazes que probablemente murieron en los atentados.

En total, unos 600 kg de explosivos fueron al parecer utilizados por los autores de los atentados, en particular en el vehículo, una camioneta Isuzu, que se empotró en el hotel Ghazala Gardens.

Según un balance provisional establecido el domingo por una fuente hospitalaria egipcia, 88 personas murieron y 200 resultaron heridas.

Pero la portavoz del Ministerio de Turismo, Hala al Jatib, afirmó a la AFP que el número de muertos confirmados por el momento sería de 64.

Según varias fuentes, una decena de extranjeros murieron, entre ellas un británico, un matrimonio italiano, cuatro turcos, un ucraniano, un ruso, un holandés, un checo y un árabe israelí. Otros 10 británicos están desaparecidos.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, que visitó el lugar de la tragedia durante el fin de semana, calificó de "acto criminal cobarde" este ataque coordinado, estimando que reforzará su determinación "a continuar la lucha contra el terrorismo y a erradicarlo".

Un tiroteo

se registró durante una operación de la policía en el Sinaí, donde se habrían refugiado dos paquistaníes sospechosos de estar ligados a los atentados de Sharm el Cheij, anunciaron fuentes policiales. Las fuentes precisaron que las operaciones se llevaban a cabo en las montañas cercanas a dos pueblos beduinos, Jurum y Rueissat, en el sur de la península del Sinaí, a 50 km de Sharm el Cheij.

AFP





Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores