Edición del Lunes 12 de setiembre de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 12/09/2005 | Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

La autocrítica sistemática de Martino
Acierta con el diagnóstico pero no consigue remedio
Volvió el "Tata" a mostrarse más que preocupado por la realidad del equipo que dirige. Se fue a Rosario y hoy tiene el día libre. La vuelta del plantel se hará mañana martes.

La misma película. En audio y en voz. El "Tata" Martino solo, sin jugadores que lo acompañen. Poniendo la cara, el pecho a las balas y las respuestas para todas las preguntas en la rueda de prensa de los colegas. Se podría, tranquilamente, encontrar respuestas actuales que son exactamente iguales que en fechas pasadas. Admitió el entrenador que este momento de Colón es "preocupante". Y luego disparó una frase que parece impropia de la hipocresía que rodea a los técnicos en el fútbol de la Argentina: "Prolongamos en el tiempo un rendimiento que no alcanza a ser siquiera aceptable".

Al toque, habló de retroceso futbolístico. Entonces, después de escucharlo por más de media hora con una claridad más digna de un analista que de un entrenador, uno se pregunta: ¿Por qué Gerardo Martino no encuentra el "remedio" para curar a este Colón si el diagnóstico que hace del equipo es el que ven todos los que van a la cancha?

Porque Martino no tiene ningún divorcio en la teoría, pero sí aparecen problemas en la práctica. Por ejemplo, Martino arma a Colón con laterales que están más para ser salida que marca en el fondo (Jerez por derecha y Vargas a la izquierda), pone por los costados del mediocampo a volantes que están más aptos para ir que para volver (Moreno y Capurro), utiliza la figura del enganche (ayer, Giovanny Hernández) y arriba siempre juega con dos delanteros de punta (Cángele y Ramírez). Son siete jugadores de campo puestos y pensados para atacar.

Pero la teoría de Martino se muere en la práctica de los jugadores: Colón es incapaz de armar un par de jugadas que denuncien síntomas de equipo. Entonces, uno se pregunta: ¿qué pasa? Es que acaso será que los jugadores no entienden lo que el "Tata" les pide en la charla técnica previa a cada partido.

El futuro

Era ineludible caer en un tema que hace cuatro fechas puso de moda el propio Martino: ¿se va, se queda, qué hace? El entrenador dijo que "la confianza siempre está". Pero rápidamente agregó que "no se puede abusar del gran respaldo y la paciencia que nos tienen en Colón".

Por lo pronto, luego de hablar con los dirigentes, el cuerpo técnico completo (Martino, Pautasso, Paolorroso y Coria) se fueron a Rosario, donde hoy tendrán libre todo el día, para luego volver a estar frente a la plantilla profesional mañana martes por la mañana, pensando directamente en el partido del domingo a las cuatro de la tarde en la cancha de Banfield frente a un "Taladro" que el miércoles jugará por la Copa Sudamericana en Brasil visitando el Fluminense.

Dicen que el lunes, toda vez que su equipo juega los domingos, es el día de mayor balance y reflexión para el técnico de Colón. Se toma todo el tiempo del mundo para analizar, repasar el video y sacar conclusiones.

Ahora, acorde a lo que determina el fixture de AFA para el presente campeonato, le toca a Colón dos partidos seguidos en condición de visitante: primero este sorprendente Banfield de Carlos "Gatito" Leeb (ya está segundo, detrás de San Lorenzo, en la tabla de posiciones del actual certamen); después, tiene que viajar a la lejana San Salvador de Jujuy, para ir a la casa del recientemente ascendido Gimnasia de Roberto Carlos Mario Gómez.

La única prenda que se animó a "soltar" respecto del futuro, estuvo vinculada con un jugador puntual y no a su situación como entrenador o a la del equipo en sí. "Quizás Fuertes aparezca el domingo en reserva contra Banfield", disparó. Después, como siempre, se fue a Rosario. No hubo ni tiempo de preguntar por el valor sentimental de haber dirigido por primera vez contra Newell's, su equipo de toda la vida. Tampoco había muchas ganas de hablar de eso en Colón.

La reserva está invicta

El equipo preliminar del Club Atlético Colón, que dirige Adrián Coria, mantuvo ayer a salvo su invicto en las seis fechas que se llevan jugadas en el torneo de reserva (sólo no jugó frente a Quilmes por las inclemencias del tiempo en ése fin de semana). Ayer, fue 1 a 1 frente a uno de los mejores equipos que siempre tiene el certamen afista: Newell's Old Boys de Rosario.

Los once sabaleritos que arrancaron fueron los siguientes: Diego Ribas (después fue al banco de Primera y firmó planilla como arquero suplente con el "50" en la espalda, el mismo número de Darío Cabrol); Moroso, Alloco, Zuvinikar y Federico García; Merlo, Prediguer, Ramírez y Malandra; Bravo y Bieler.

Arrancó ganando Colón con gol del "Taca" Bieler y luego empató para los "Leprosos" el delantero Lucio Cerecetto. En el equipo reservista de los rojinegros rosarinos jugaron, entre otros, Claudio Husain y el "Piojo" Damián Manso. Tal como gritó un plateista que acostumbra a ver temprano la reserva, sólo faltó el "Burrito" Ortega en Newell's. El partido fue realmente entretenido en cuanto al trámite del mismo, de ida y vuelta, con muchas llegadas.

Lo más destacable de la reserva de Colón, más allá de estar arriba e invicta en resultados, es que después de mucho tiempo -salvo casos puntuales como fueron Tombolini ó Giovanny- al equipo lo forman todos los chicos de las divisiones inferiores. De ese grupo, Martino ya hizo debutar a Merlo, Solís, Zuvinikar y Bieler. Antes, Pizzi-Del Solar hicieron lo propio con el punterito Bravo.

De la Redacción de El Litoral





Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores