Edición del Lunes 12 de setiembre de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 12/09/2005 | Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Campeón repetido en el US Open
Una victoria anunciada
El suizo Roger Federer venció al estadounidense Andre Agassi en la final del último certamen de Grand Slam de la temporada 2005 y alzó la copa por segundo año consecutivo, tal como se esperaba.

Hacía mucho tiempo (tal vez desde la época de Pete Sampras) que en el tenis mundial no se daba la situación de que el máximo favorito a quedarse con los certámenes más importantes (léase, el primer preclasificado) sea real y absolutamente el candidato mayor. Lo del suizo Roger Federer ya exime de comentarios porque dificulta la adjetivación, ya que se cae en repeticiones recurrentes.

Otra vez logró el título en un torneo de la serie grande (el sexto en su carrera) y nuevamente se quedó con el premio al ganador del Grand Slam (por haberse quedado con dos de las cuatro competencias de esas características).

Luego de la premiación, pasados los momentos de auge en la euforia, Fededer confesó haber vivido días maravillosos en Nueva York, además de admitir una enorme admiración tanto por su vencido rival Andre Agassi y como por el ya retirado Pete Sampras, aunque admitió que "de niño seguía más a Sampras que a Agassi. Pete era mi ídolo y yo quería ser como él".

La verdad marca que el "Expreso" (Fed Ex) revalidó el título ganado el pasado año luego de derrotar al legendario Agassi con parciales de 6-3, 2-6, 7-6 (1) y 6-1 en un duelo que no fue para nada sencillo para el mejor tenista de los últimos dos años.

"Soy un travieso"

Al preguntársele si se considera el mejor jugador del momento, Federer pensó un momento y respondió: "El mejor del mundo, ahora mismo, sí; el mejor de mi generación, sí; pero el mejor de todos los tiempos... hay que ver los récords que algunos muchachos tienen. En comparación con ellos, yo soy un pequeño travieso", recalcó el helvético con una gran sonrisa.

"Es fantástico lo que estoy viviendo -reconoció-. Que lo comparen a uno con sus ídolos es el sueño de todo niño", dijo Federer, quien agregó que aún tiene que hacer muchas cosas en su carrera "para pararme junto a ellos".

Acerca de los tenistas de su generación, manifestó que los que más trabajo le dan son el francés Richard Gasquet y el español Rafael Nadal. "Los dos me han vencido en esta temporada", indicó.

"Disfruté mucho"

Por su parte, el veterano tenista estadounidense Andre Agassi señaló que pese a caer derrotado en la final de su vigésimo Abierto de Estados Unidos, "disfruté el torneo y disfruté del cariño de la gente cada vez que salí a la cancha", razones que le animan a seguir en la brecha sin pensar aún en el retiro. "Por respeto a los millares que me apoyan y me demuestran su aprecio, a los que se mueven a mi alrededor, no puedo decir ahora que me estoy retirando", acotó el "Kid de Las Vegas".

Agassi reconoció que fue superado en toda la línea por Federer, "porque es un tenista muy completo, que le pone a uno presión en cada punto y que combina habilidades físicas y mentales casi a la perfección".

Números fantásticos.

El suizo, de 24 años, conquistó su sexta corona de Grand Slam y extendió a 23 las finales ganadas de forma consecutiva, desde que en julio de 2003 cayera en el partido decisivo de Gstaad, ante el checo Jiri Novak. La racha comenzó en octubre de ese año, cuando venció al español Carlos Moyá en la final de Viena. Desde aquel momento, cada vez que llegó a una final, la ganó.

Nadal busca el décimo

Como para no ser menos que el fenómeno Roger Federer, el tenista español Rafael Nadal, segundo clasificado en la lista de la ATP, es el gran favorito para el Abierto de China y llega a Pekín con la intención de conquistar su décimo título del año.

"Es un torneo más en el que pretendo estar lo mejor posible. En el Abierto de Estados Unidos no me sentí bien, pero llevo entrenando dos días y estoy mejor. Me encantaría jugar bien aquí y en ningún momento estoy pensando en la Copa Davis, porque eso es la semana que viene", dijo el manacorí.

La superficie rápida de Pekín no preocupa en absoluto a Nadal, que no se considera un hombre de tierra batida. "Está demostrado con los puntos que he hecho en pista rápida y con los que he hecho en tierra. En Flushing Meadows jugué mal pero no creo que sea cuestión de pista rápida o tierra. Si juego bien puedo ganar en cualquier lado y si juego mal pierdo en cualquier sitio también", reconoció.

En una sala de prensa abarrotada, Nadal declaró no estar obsesionado con desbancar al helvético de la cabeza del ranking. "Estoy feliz con la temporada que he hecho, no lo hubiera pensado hace seis u ocho meses, pero Federer es el mejor, él es número uno y yo aún soy muy joven y tengo que mejorar", admitió.

A sus 19 años, el español, que junto al flamante campeón en Nueva York ya está clasificado para el Masters de Shanghai, afirmó que "si juego bien puedo ganarlo pero debo mejorar mucho en mentalidad para ser más agresivo, especialmente en hierba".

Tras la disputa del torneo asiático, Nadal buscará lograr la permanencia de España en el Grupo Mundial de la Copa Davis. El tenista de Mallorca ha regresado al equipo que dirigen Arrese y Avendaño, que no han podido contar con él desde que en diciembre de 2004 lograron la ensaladera en Sevilla. Además del número dos mundial, el Abierto de China cuenta con la presencia de los españoles Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyá y Feliciano López y de los argentinos Guillermo Coria y David Nalbandian.

De la redacción de El Litoral





Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores