Edición del Martes 08 de noviembre de 2005

Edición completa del día

Edición impresa | Todos los Títulos

La realidad de las estadísticas

Para no ser pobre hay que ganar más de $ 809


La Canasta Básica Total (CBT), que fija el límite de la pobreza, es ahora de 809,33 pesos, mientras que la Canasta Básica de Alimentos (CBA) cuesta 373 pesos. La familia tipo que no reúne este último monto se encuentra en la indigencia, según los datos del Indec.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que reúne los alimentos, vestimenta y servicios que requiere una familia con dos hijos para no caer por debajo de la línea de la pobreza, aumentó durante octubre un 0,93 por ciento y alcanzó así los 809,33 pesos, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El aumento en los costos de los servicios, exceptuando la tarifa del transporte que se mantiene congelada desde el derrumbe de la convertibilidad, hizo que los precios de la CBT aumentaran el doble que los alimentos.

En efecto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que reúne sólo la cantidad indispensable de comida para subsistir, aumentó durante octubre el 0,46 por ciento y alcanzó los 372,96 pesos; cifra que se requiere para que el mismo grupo familiar no caiga por debajo de la línea de indigencia.

A diferencia de septiembre, cuando el Indice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) subió un 1,2 por ciento y los comestibles acompañaron esa escalada en igual proporción, durante octubre el rubro alimento y bebidas subió un 0,2 por ciento.

Desde el Palacio de Hacienda destacan que en este rubro se comenzó a notar una menor alza de precios por los acuerdos celebrados en carnes y pollos, y por las bajas estacionales.

Pero donde no hay acuerdos, y sí se registraron aumentos, fue en una serie de servicios básicos y artículos para el aseo personal, que durante octubre aumentaron el 0,7 por ciento.

Además, los alquileres subieron durante octubre el 1,9 por ciento y acumularon en lo que va del año un alza del 15,4 por ciento.

Desde comienzos de año, la CBT aumentó un 9,37 por ciento, en línea con la inflación minorista, mientras que la CBA avanzó un 11,39 por ciento.

Indigentes o pobres

La indigencia, es decir las personas que no tienen dinero para comer, alcanzaba al 13,6 por ciento de la población en el primer semestre de 2005, contra el 15 por ciento del segundo semestre de 2004, y 17,0 por ciento del primer semestre del año pasado.

En tanto que la pobreza afectaba al 35,5 por ciento de la población urbana en el primer semestre de este año, por debajo del 40,2 por ciento del segundo semestre de 2004 y del 44,3 por ciento de enero-junio del año pasado.

Pero desde Economía señalan que el aumento de los precios no implica de manera directa un crecimiento de la pobreza, ya que como contrapartida se viene verificando un aumento en el empleo y, por ende, una suba sostenida del salario promedio.

Sistema cuestionado

En tanto, las entidades defensoras de los consumidores manifestaron su preocupación por los aumentos registrados los últimos días en los precios de los lácteos, carnes y bebidas, y pidieron que se incluyan modificaciones en el sistema de medición del Indice de Precios al Consumidor (IPC) que mes a mes marca la evolución de la inflación.

Pedro Bussetti, presidente de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), alertó sobre los aumentos de precios de los lácteos, que van del 3,5 al 6 por ciento, mientras que señaló que las leches fluidas aumentaron un 5,4 por ciento.

A esos incrementos sumó la suba del 13,5 por ciento del ganado del pie en Liniers entre el 26 de septiembre y el 26 de octubre, y señaló que pese al acuerdo del gobierno con los empresarios del sector podría trasladarse esa suba a los precios del mostrador.

Tamberos vs. industriales

Los tamberos responsabilizaron al sector industrial por los aumentos producidos durante los últimos días en el precio de la leche. Además, criticaron al gobierno nacional por el incremento en las retenciones dispuesto en agosto pasado con el objetivo de mantener bajo cuerda la marcha de los precios, al asegurar que no lograron ese objetivo y que sólo beneficiaron a las industrias que apuntan al mercado local, cerrando las puertas a la llegada de nuevos competidores.

"Se da un aumento en los precios al consumidor, mientras los tamberos han tenido bajas de precios en este período", aseguró esta mañana el titular de la Unión Federal de Tamberos, Guillermo Draletti.

"Lo que ocurrió es un aumento en los márgenes de intermediación que ya en Argentina eran de los más altos del mundo", dijo el tambero, quien restó importancia a las justificaciones vertidas por las industrias para explicar los motivos que impulsaron subas en los precios de la leche.

"La justificación directa (para la suba de precios) son aumentos de salarios, ciertos aumentos de insumos como envases, la suba del dólar a 3 pesos, pero son problemas que tienen toda la economía, por esa vía podemos justificar un espiral interminable", se quejó Draletti.

El gobierno

podría disponer una rebaja en los aranceles que gravan las importaciones de indumentarias, ante el importante incremento que registraron los precios de las prendas de vestir en los dos últimos meses. La distorsión de precios también se verificó en plásticos, papel, hojalata y vidrios.

El Dato

Según un relevamiento realizado por este diario en diferentes supermercados de esta capital, desde el primer día hábil de este mes los valores de la leche subieron entre 3 y 5 por ciento. Un punto más lo hicieron los yogures, al que las fábricas justifican como un aumento estacional, consecuencia de una mayor demanda en la proximidad del verano.

De la redacción de El Litoral





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Recomendadas

El gobierno formalizó la gatillo para octubre  -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?