Edición del Viernes 30 de enero de 2009

Edición completa del día

Desde Córdoba, Cristina reavivó el impulso a la concertación K - Edición Impresa - Política | Economía Política

Fue recibida con protestas del agro

Desde Córdoba, Cristina reavivó el impulso a la concertación K

No iba a la provincia desde hacía un año, por efecto del conflicto con el campo y las divergencias de Schiaretti. Ahora, los ruralistas eligieron ese mismo lugar para una gran movilización, el 14 de marzo.

De la redacción de El Litoral

politica@ellitoral

DyN/CMI

En su primera incursión del año por el interior del país, la presidenta Cristina Fernández visitó anoche la provincia de Córdoba, luego de doce meses de no viajar a esa tierra que le es adversa políticamente y donde tuvo fuerte repercusión el conflicto con el campo. Incluso, el posicionamiento público del gobernador Juan Schiaretti en este tema hizo que la visita presidencial se suspendiera en cuatro oportunidades.

Ayer, la mandataria fue recibida con un corte de la Ruta 148 de un grupo de productores autoconvocados de Villa Dolores, Villa María y Villa Mercedes (San Luis), con pancartas que aludían a la “dictadura K” y distribuyendo panfletos.

La protesta fue contenida con retenes policiales, para que no llegasen hasta las inmediaciones del lugar donde iba a estar la presidenta, y registró algunos incidentes, pedradas con militantes kirchneristas que se trasladaban en micro para asistir al acto oficial.

Como Yrigoyen y Perón

Rato después, al reinaugurar el teatro Griego en el municipio cordobés de Villa Dolores, y sin aludir a esa situación, Fernández de Kirchner pareció reivindicar la concertación que construyera el ex presidente Néstor Kirchner y cuyos “sobrevivientes” se reunieron antes del acto.

“Yrigoyen y Perón pensaron el mismo país, soberano, independiente, digno”, afirmó la presidenta, quien, al referirse tangencialmente a los efectos de la crisis internacionales, señaló que “vamos a seguir redoblando el esfuerzo, no resistiendo, sino trabajando”.

En esa misma línea, destacó que “hoy, aquí, hay intendentes e intendentas radicales, peronistas, hombres y mujeres con distintas historias pero con un solo objetivo: abrazar la pasión de la política en función del hacer”.

La presidenta no ahorró elogios para el intendente local, el denominado radical K Juan Manuel Pereyra. En el acto participó también Schiaretti, con quien la Rosada recompuso relaciones luego de las diferencias por las retenciones móviles. Durante el mismo, ofreció un recital la cantante Mercedes Sosa.

La presencia de Fernández de Kirchner en la localidad cordobesa coincidió con el Encuentro Nacional del Partido de la Concertación, que se desarrolló durante la jornada y que sirvió de relanzamiento de esta fuerza política impulsada por el ex presidente Néstor Kirchner.

Un distrito hostil

La última vez que la presidenta visitó Córdoba fue a fines de enero del año pasado para la ceremonia de inauguración de un sistema de oxigenación del lago San Roque. Posteriormente, suspendió en cuatro oportunidades su presencia en esa provincia: en mayo y junio, porque el conflicto del campo estaba en sus momentos más difíciles y el gobernador apoyaba públicamente al sector agropecuario; en septiembre porque su presencia coincidía con el primer aniversario de asunción de Schiaretti y, en noviembre pasado, porque las relaciones entre los gobiernos nacional y provincial no pasaban por un buen momento.

Córdoba se muestra políticamente opuesta al gobierno —en las últimas elecciones presidenciales ganó el ex ministro Roberto Lavagna— y la tensión se profundizó debido al largo conflicto con el campo por la polémica resolución 125. La relación entre la Casa Rosada y el gobernador Schiaretti también sufrió fuertes altibajos en el último año, aunque ahora el ex presidente Kirchner dio marcadas señales conciliatorias con el mandatario para armar una estrategia electoral conjunta.

///

ADEMÁS

Entre Reutemann y Schiaretti

El kirchnerismo relativizó las manifestaciones de autonomía que, sin sacar los pies del plato, tuvieron los últimos días el gobernador Juan Schiaretti y el senador Carlos Reutemann, de cara al armado de la estrategia para las legislativas de octubre en Córdoba y Santa Fe.

El cordobés y el santafesino sostuvieron que para llegar con chances a las elecciones en sus distritos requieren mantener posiciones distintas de las del kirchnerismo respecto del todavía irresuelto conflicto con el sector agropecuario, por las retenciones en el que ambos piden por su reducción.

También expresaron la conveniencia de “provincializar” la elección y, aunque con distinto énfasis, dejar que sean los PJ cordobés y santafesino los que definan la confección de las listas de candidatos para octubre cuando ambos distritos, además de diputados, también renovarán senadores.

Puesto en función de gobierno, en tanto las definiciones políticas están en manos de Néstor Kirchner, con operadores como su ministro de Interior, Florencio Randazzo, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, eludió ayer abrir una polémica con Reutemann después de que éste cuestionó la distribución de granos a productores afectados por la sequía, que hizo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. “Se trató de una situación particular”, dijo, evasivo, Massa.

Cerca del ex presidente, en cambio, relativizaron tanto las definiciones de Schiaretti como las de Reutemann. “Son parte de las tenidas políticas previas”, dijo un estrecho colaborador de Kirchner. “Pataleos para posicionarse en función de decidir la mayor cantidad de candidatos propios en las listas”.

Desde Córdoba, Cristina reavivó el impulso a la concertación K La presidenta había suspendido cuatro viajes a Córdoba. Pero ahora, en plena reconciliación preelectoral con Schiaretti, compartió el escenario con el gobernador.

La presidenta había suspendido cuatro viajes a Córdoba. Pero ahora, en plena reconciliación preelectoral con Schiaretti, compartió el escenario con el gobernador.

Foto: Télam

///

EN RELACIÓN

“Un gran acto nacional”

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) redobló ayer la presión del campo sobre el gobierno nacional, poniéndole fecha a las primeras acciones de protesta y convocando a un gran acto nacional en Córdoba.

Tras deliberar en la localidad bonaerense de Coronel Suárez, el consejo directivo de Carbap, la más poderosa de las regionales de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) propuso a la Mesa de Enlace realizar un primer “cese de comercialización de productos agropecuarios” el 19 y 20 de febrero y, de no haber solución, hacer un segundo “cese” el 5 y 6 de marzo, paso previo a un gran acto nacional en Córdoba, el 14 de marzo.

“Se han agotado los tiempos de un sector que pacientemente esperó el diálogo y respuestas a sus reclamos”, dijo la entidad. El gobierno -acusó- “continúa soslayando y dilatando las soluciones y sólo entretiene al sector aplicando una política de desgaste”. Mientras, remató, “la situación se agrava día a día por la difícil situación climática que malogra siembras y resiente la actividad ganadera y lechera”.

Carbap expresó así la idea ya conversada en la primera reunión anual de CRA, de hacer un “gran acto nacional” en Córdoba. La Mesa de Enlace había convenido evaluar esa propuesta cuando los titulares de las cuatro entidades se reuniesen en Leones, Córdoba, el 14 de febrero, en ocasión de la 53a. Fiesta Nacional del Trigo. Allí, entre canciones de Axel y de Soledad, Mario Llambías (CRA), Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Carlos Garetto (Coninagro) y Hugo Biolcatti (Sociedad Rural) le pondrían fecha al “gran acto” nacional.

Ricardo Buryaile, uno de los vicepresidentes de CRA, enumeró cinco motivos para que se haga en Córdoba: 1) es el centro del país, lo que facilita la confluencia de productores de otros lugares, 2) es una de las principales productoras agrícolas (y la primera en soja), 3) fue sede del primer tractorazo de 2008, 4) el gobernador es peronista, pero apoya al campo, y 5) los dos grandes actos rurales del conflicto de 2008 fueron en Santa Fe (25 de mayo en Rosario) y Buenos Aires (14 de junio, en Palermo, en vísperas de la votación del Senado sobre las retenciones móviles).

De paso, la movida rural contrarrestaría intentos por mejorar las perspectivas políticas del oficialismo en la provincia, como la visita presidencial de ayer a Villa Dolores y la reunión de los “radicales K” en Villa La Rosa.

 



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores