Edición Viernes 10 de julio de 2009

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Tributo a Hugo Perren

Raúl Tschopp: “Fue una gran persona”

El ex piloto sancarlino recordó con mucho afecto, a quien le dio el espaldarazo técnico y humano para obtener numerosos logros dentro del automovilismo regional y nacional.

Daniel Monticelli

dmonti@ellitoral.com

Hugo Perren fue un mojón en esa difícil profesión que es la de preparar motores de competición. El sancarlino, que falleció el domingo pasado a los 68 años después de una larga enfermedad, marcó una huella indeleble dentro de la actividad deportiva-mecánica provincial y nacional. Perren tenía la sabiduría propia del que nació en un taller y “con una lima en las manos”. No había piloto de nuestra zona que no quisiera (y anhelara), un impulsor desarrollado por Hugo. Si observamos su currículum aunque más no sea someramente, notamos que fue una persona signada por el éxito. Incursionó en el Anexo J, junto a su hermano Néstor (“Pocho”); en los Fiat 600, logrando una multiplicidad de campeonatos tanto en los certámenes santafesinos, en los Fiat 128 y en el SP Diamantino, entre tantos. Si hasta se le animó a los motores de la Fórmula Renault de la mano de su sobrino Elvio, entre otros desafíos.

Como todo enamorado por una pasión, que trabaja con alma y vida por los autos de carrera, nunca pensó en lo económico, cuando podría haber amasado una fortuna.

En la década del ‘70 o de los ‘80, quien contara con mucho dinero, pagaba cualquier precio por un motor de Hugo Perren, pero él se mantenía fiel a sus pilotos y a su gente. Uno de sus referentes y con quien obtuvo nada menos que 4 campeonatos de los Fiat 600 y 55 victorias en distintas divisionales, fue un coterráneo suyo: Raúl Guillermo Tschopp. En una charla con El Litoral, el “Gringo” reflejó una semblanza del recordado Hugo. “Estuvimos en su sepelio y ahí se pudo notar claramente los valores humanos que él tenía. Seguramente ahora desde el cielo seguirá trabajando en lo que más le gustaba, tratar de hacer que los autos de carreras vayan lo más fuerte posible”, señaló Tschopp.

—¿Cuántos recuerdos, anécdotas y alegrías, no?

—Uh... Muchísimas. Calculá que yo empecé a correr con él a los 18 años y dejé a los 45, pero siempre juntos, fuimos inseparables. Fueron muchos años de convivencia en este deporte.

—-¡¿Qué cantidad de éxitos que lograron juntos?!

—Y sí... 4 títulos en los Fiat 600, después subcampeonatos en el Turismo. En el zonal entrerriano también obtuvimos un título. Fue algo muy lindo y una etapa que será irrepetible.

—¿Lo que resultó impresionante también fue la cantidad de victorias que lograron?

—Sí y ahí tenemos un récord. Sumamos 55 victorias y el otro día en un agasajo que nos hicieron en San Jorge, me enteré de que a nivel país, somos los terceros en cuanto a mayor cantidad de triunfos en Argentina. Vale decir que estamos en el podio de los ganadores.

—De los títulos que conseguiste, ¿hubo alguno que tuvo señales particulares?

—No, vos viviste esa época y los campeonatos se pelearon todos y se definieron siempre al final. Contra Guido Matiller, con Agustín Grass o con Sergio Cerutti. Ninguno fue fácil, porque todos queríamos lo mismo: ser campeones. Además no te olvides de que del otro lado en cuanto a preparación, estaba el hermano de Hugo (“Pocho”), que no era para nada sencillo ganarle.

Otra etapa

—¿Qué vivencia aquella del callejero de Santa Fe en el Turismo Nacional, cuando venías ganando con el Fiat 128?

—Tené en cuenta que nosotros corríamos un poco en desventaja con referencia a ellos, porque tenían caja de quinta y nosotros de 4a. Nos decían que nosotros éramos los “gringuitos del campo”. Mirá, yo siempre dije: juntando a los Perren y teniendo un buen auto les podíamos ganar a cualquiera de los porteños.

—¿Quién hacía los autos?

—Siempre tuve la misma gente. El “Cholito” Lerithier se encargaba de las carrocerías, Néstor “Pelusa” Perren era el que alineaba y balanceaba y Hugo era el encargado de los motores.

—Entre los tantos recuerdos que tengo, compartí con ustedes la carrera de 9 de Julio. El clima era de un grupo de amigos que se llevaba muy bien.

—Sí, fueron grandes momentos. Vos sabés que no teníamos experiencia en el turismo y rompíamos bielas. Hasta que el “Beto” Baldinelli (excelente piloto de aquella época) nos dijo: “Saquen esas bielas nuevas y colóquenle la de los autos viejos, que están “curadas”. Era un pequeño gran secreto... Por eso después Baldinelli fue mi padrino deportivo. Pero tuvimos que pagar el derecho de piso. Lo que quiero recalcar es que los autos de Hugo anduvieron siempre muy fuerte. Por último, les dejo una reflexión: a Hugo hay que recordarlo con mucho cariño y afecto, porque fue un excelente preparador y una gran persona.

2.jpg

Imbatible. Cuando el 600 andaba bien, difícilmente se le escapara la victoria a Raúl Tschopp. Junto a Perren, lograron nada menos que 55 triunfos en distintas categorías.

Foto: Gentileza/Prensa Hombre & Máquinas.

1.jpg

Juntos. Hugo Perren, con uno de sus hijos, Nicolás, quien es el líder del campeonato de los Fiat 600 TZ.

Foto: Gentileza Hombres & Máquinas.

3.jpg

Un hito. El “Gringo” Tschopp conduciendo el Fiat 128 de TN, preparado por Perren, donde iba ganando y culminó segundo en el callejero de Santa Fe

Foto: Archivo El Litoral.

/// EL DATO

Modificaciones

La Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) resolvió reordenar el calendario del TC luego de confirmar la próxima competencia para el 2 de agosto en Potrero de los Funes, provincia de San Luis. El calendario del TC mantendrá la realización de 16 carreras para definir el campeón bajo el sistema de Copa de Oro. Después van el 23 de agosto a 9 de Julio; el 13 de septiembre a Termas, 27 de setiembre a Buenos Aires y el 11 de octubre a Olavarría. Posteriormente irán el 1º de noviembre a San Luis; el 15 de noviembre a Paraná; el 6 de diciembre a La Plata y cierran el 20 de ese mes en Buenos Aires.

/// Lo importante

Calendario

La séptima fecha del TC 2000 se realizará el 16 de agosto en el autódromo Juan y Oscar Gálvez de Buenos Aires, con la VI edición de los 200 Kilómetros de Buenos Aires, segunda Etapa del Endurance Series. El resto del calendario continuará con las fechas antes programadas, siguiendo la evolución de la crisis sanitaria que atraviesa nuestro país, de acuerdo con los lineamientos que plantee el gobierno nacional.



Necrológicas Anteriores