Edición del Martes 11 de agosto de 2009

Edición completa del día

Una parodia de la escuela argentina - Edición Impresa - Escenarios & Sociedad Escenarios & Sociedad

“Acassuso”

Una parodia de la escuela argentina

La última comedia de Rafael Spregelburd llegará el sábado al Teatro Municipal. Según su autor, la obra refleja que “vivimos en un país en el que la realidad ofrece ejemplos más sabrosos que la imaginación”.

De la redacción de El Litoral

cultura@ellitoral.com

A dos meses de despertar aplausos con la obra “Lúcido”, el experimentado y prestigioso teatrista Rafael Spregelburd volverá este sábado a nuestra ciudad, para presentar su más reciente producción. Se trata de “Acassuso”, una comedia incluida en el Programa INT Invita, del Instituto Nacional del Teatro, que subirá a las tablas del Teatro Municipal 1º de Mayo (San Martín 2020), este sábado a las 21, y con apoyo de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad.

La puesta se desarrolla a partir de un grupo de maestras de una escuela de Merlo, en el conurbano, que escucha una noticia: heroicos e inteligentísimos ladrones han dado un golpe en Acassuso, el más espectacular de la historia criminal argentina, sin disparar un solo tiro. Por un momento, esas mujeres se permiten soñar con hombres astutos, capaces de burlar bancos y a la policía para huir en gomones hacia el río con las joyas de los ricos. Envalentonadas por la idea, estas heroínas anónimas de la tiza y del contralor darán -a su vez- su modesto pero inequívoco golpe.

Protagonizada por Paula Acuña, Emma Rivera, Elisa Carricajo, Pilar Gamboa, Ideth Enright, Laura Paredes, Valeria Correa, Lula Pettigiani, Andrea Lo Tartaro, Mauricio Morando y Adrián Fondari, la puesta increpa, con fino humor, diferentes elementos que construyen el imaginario colectivo.

Docencia

Spregelburd formó el elenco de actores con quienes participaron en algunas de sus obras recientes: “Bizarra”, “El Pánico” y “Fractal”. En diálogo con la prensa, el director reconoció que se trata de una obra “anómala” en su producción, ya que “no suelo trabajar con lo real e inmediato, me interesa la ficción. Pero vivimos en un país en el que la realidad ofrece ejemplos más sabrosos que la imaginación”.

En palabras de quienes le ponen el cuerpo, “a quien crea que la docencia es una tarea que una elige, le decimos: no. A quien crea que la escuela es un segundo hogar, también le decimos no. La docencia es algo que “nos’ elige, y si bien nos resistimos como bueyes a este trabajo que tiene más zonas negras que gratificaciones, muchas de nosotras hacemos de esa resistencia una vocación, y dale que vamos”.

Localidades / en boletería

15 pesos, generales; 10 pesos, con descuento.

Una parodia de la escuela argentina

La obra increpa, con humor, diferentes elementos que construyen el imaginario colectivo de la docencia argentina.

Foto: Gentileza producción

“El Almodóvar argentino”

Así llama la crítica porteña a este dramaturgo que crea personajes disparatados pero perfectamente reconocibles en la realidad argentina.

Fue discípulo de Mauricio Kartun y se formó actoralmente con Daniel Marcove y Ricardo Bartís. Estrenó su primera obra, “Cucha de almas” en 1992, año en que recibió el Premio Nacional de Dramaturgia. Desde entonces estrenó más de 30 obras y recibió numerosas distinciones. Integró el grupo de dramaturgia “Caraja-jí” con Javier Daulte, Alejandro Tantanián y otros. En 1994 creó, con Andrea Garrote, la compañía El Patrón Vázquez. Trabajó para la Schaubühne de Berlín, el Theaterhaus de Stuttgart y el Royal Court Theatre de Londres. Entre sus obras se han editado La Heptalogía de Hieronymus Bosch (Adriana Hidalgo, 2000), Rafael Spregelburd, Nuevo Teatro (Losada, 2005), ambas a cargo de Jorge Dubatti.

Muchas de sus obras están traducidas al inglés, alemán, francés, italiano, portugués, checo, neerlandés y al sueco.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?