Edición del Sábado 05 de setiembre de 2009

Edición completa del día

Tatuajes sin complicaciones - Revista Nosotros Nosotros

deraíces&abuelos

María Jimena Cardo egresó en 2008 del Colegio Covadonga de nuestra ciudad y la docente Nora Tardivo envió la reseña que escribió sobre los orígenes de su familia española. textos MARÍA JIMENA CARDO.

Nicolás Cardo y Rubén Nicolás Cardo -el niño- en el puesto de chacinados en el Mercado Sur de nuestra ciudad.

Atraídos hacia nuestro pasado

María Jimena Cardo egresó en 2008 del Colegio Covadonga de nuestra ciudad y la docente Nora Tardivo envió la reseña que escribió sobre los orígenes de su familia española.

textos MARÍA JIMENA CARDO.

Para reconstruir una parte de mi pasado familiar pensé en hacer un viaje a la casa de mi papá, quien vive en Reconquista, para que me ayudase. Quería que fuera sorpresa para él y finalmente la sorpresa fue mía.

La empresa de colectivos con la que con frecuencia viajamos a Reconquista es El Norte SA, así que para averiguar los horarios entré a su página web. Revisándola, me encontré con que en la historia de la empresa figuraba el nombre de mi bisabuelo Nicolás Cardo, como uno de sus fundadores y esto me motivó a investigar.

Así, mi planeada sorpresa dejó de serlo cuando -por necesidad de confirmar si realmente era mi bisabuelo- llamé a mi papá. Efectivamente, se trataba del hijo de Pedro Cardo y Ramona Martínez y era mi bisabuelo Nicolás quien vino de España a la Argentina, allá por 1910, con tan sólo 18 años.

Nicolás nació en Acevedo, actualmente un municipio de la provincia de León. De ese lugar pude averiguar que hoy consta con una población de aproximadamente 300 personas. Si es así de pequeña ahora me imagino como habrá sido cuando nació mi bisabuelo el 23 de noviembre de 1891.

Radicado en nuestra ciudad, se instaló en barrio Villa María Selva, en Marcial Candioti y 17 de Octubre, que posteriormente llamaron la “26 sin nombre” y hoy es Ángel Cassanello. Me contaron que en esa esquina estaba el almacén y una especie de bar de Federico Allende, donde mi bisabuelo solía ir al atardecer a tomar una cerveza. Él y Federico tuvieron los dos primeros teléfonos en la zona, cuando ese avance llegó. El barrio estaba muy poco poblado y las calles, como la “25 sin nombre” (hoy Ricardo Aldao), comenzaban a ser asfaltadas.

EMBUTIDOS Y COLECTIVOS

En los primeros tiempos, mi bisabuelo Nicolás trabajó como empleado en distintos comercios, pero luego se dedicó a fabricar embutidos. Recorría los barrios con su canasta para venderlos y llegó a instalar su propio puesto de chacinados en el Mercado Sur, en 4 de Enero y General López, donde hoy se encuentra la plaza frente a la Legislatura.

En 1922 participó como vocal de la sociedad vecinal Unión y Progreso de Villa María Selva. También fue tesorero y vocal de la comisión directiva y fundador de la Sociedad Cooperadora de Padres y Vecinos Jorge Stephenson. De la Escuela Stephenson recordó mi papá el nombre de una maestra y directora, Aida Iris Poggi, y el de una portera, doña Fortuna.

Posteriormente, en 1934, quienes dieron origen a la empresa El Norte no pudieron mantener su explotación y la abandonaron. Fue así como, entre otros, mi bisabuelo ocupó uno de esos lugares en la empresa y comenzó a dedicarse al autotransporte de pasajeros con el coche Nº 6.

El colectivo, nuevo medio de transporte y comunicación, comenzaba a tener auge en una época en la que sólo existía el tren, y donde los caminos -en su gran mayoría- estaban en pésimas condiciones, sin pavimento, y la menor lluvia los tornaba prácticamente intransitables. Por eso, a los primeros choferes de colectivos se los consideró como bravíos trabajadores.

Nicolás Cardo se casó con Rosario Torres, la tercera de cuatro hermanas, y cuyos padres habían venido de Andalucía. Las dos hermanas mayores habían nacido en España, mientras que ella y su hermana menor, nacieron en Brasil.

FAMILIA NUMEROSA

Mis bisabuelos Nicolás y Rosario tuvieron once hijos: Eustaquio Nicolás (casado con Ofelia Brizzola., quienes no tuvieron hijos); Roberto Nicolás (fallecido a los 4 meses); Rubén Nicolás (mi abuelo, papá de mi papá, quien se casó con Clara Espinoza, de quién enviudó, y de quienes nacieron dos hijas: Clara Estela y Alicia Rosario. Posteriormente, se casó en segunda nupcias con Saturnina Argüello, con quien tuvo otros tres hijos más: Lidia Mercedes, Rubén Nicolás Fernando, mi papá, y Raúl Marcelo). Yo tengo tres hermanos mayores: Gisela Paola, Fernando Agustín y Mauro Sebastián.

Otros hijos eran: Rosario Flores (casado con Victoria Valdi, con quien tuvo dos hijas: Beatriz y Nélida); Selva Rosario (casada con Eleuterio Rodríguez; tuvieron tres hijos: Daniel, Roberto y Norma); Blanca Hermelinda (casada con Paulino Alessandría o Poroto, de quienes nacieron dos hijos: Ana María y Hugo Nicolás); Clara Aurora (casado con Juan Edmundo Vallejos, con quien tuvo tres hijos: Juan Carlos Fabián, Ariel Edmundo Cristian y Gabriela Cristina María Clara); Guillermo Enrique (casado con Olma Aguirre, tuvieron tres hijos: Graciela Noemí, Oscar y María del Rosario); Aida Nieves (casada con Benito Gustavo Porta, tuvieron dos hijas: Mónica Viviana y Marta Beatriz); Nidia Raquel (casada con José Mario Jacobsen, tuvieron dos hijos: Jorge Omar y Javier); y Carlos Norberto (casado con Zulma Almada, tuvieron dos hijos: Carlos Leonel y Leonardo).



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Un desagüe sin terminar podría generar anegamientos en el entorno al Iturraspe - Gorriti y Blas Parera. Una de las esquinas del hospital Iturraspe está cerrada al tránsito, y es donde se inicia el conducto simple que desemboca en el reservorio. Resta terminarse el pavimento -
Área Metropolitana
Pescadores santafesinos acampan a la vera del Viaducto Oroño  -  -
Este miércoles será la cautelar por  el femicidio de Ana Alurralde  - El juez designado para el tratamiento de la preventiva será el Dr. Rodolfo Mingarini. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana