Edición del Domingo 01 de noviembre de 2009

Edición completa del día

“Gracias Manuel”, toda una frase - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Los jugadores entraron de luto...

“Gracias Manuel”, toda una frase

Claudio Guerra le dedicó el gol a la memoria del doctor Calvo. Una pérdida irreparable para Unión.

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

El plantel de Unión ya estaba en Buenos Aires cuando se recibió la infausta noticia del fallecimiento del doctor Manuel Calvo. Y lo sintieron todos. Algunos, porque era uno de los médicos del plantel (los jugadores). Otros, porque se les fue un verdadero amigo (Pumpido, Alí, Sergio Magnín, el doctor Battaglia) y los dirigentes, porque sabían que en Calvo tenían un médico de confianza, ultratatengue, siempre dispuesto a darle una mano a la institución. Tanto se sintió que alguien se animó a confesar, posiblemente violando intimidades, que hubo un par de charlas de los responsables del cuerpo técnico en el que se mencionó la querida figura de Calvo como un aliciente y un motivo de búsqueda de motivaciones extras para el partido.

Se preparó el listón negro con el que salieron todos los jugadores a la cancha, hubo un minuto de silencio y un momento muy especial: el del gol de Unión. Más allá de la confusión que se originó por la entrada casi al mismo tiempo de Guerra y Correa en la jugada del gol (centro de Matías Donnet y cabezazo, finalmente, del centrodelantero), la desesperación se apropió de todos en el banco rojiblanco. Alí buscó enseguida una bolsa que le alcanzaron, sacó una remera y se la tiró a Guerra. El autor del gol se encontró con la cámara de televisión que previamente había “fichado” y desplegó la pequeña camiseta que decía: “Gracias Manuel”. Todo un agradecimiento y reconocimiento.

El doctor Calvo dejó su selló en casi 30 años de actuación en Unión. Víctima de una penosa enfermedad que no le restó fuerzas para seguir trabajando hasta sus últimos días de vida, el médico rojiblanco dejó su imagen de tipo sencillo, querible y confiable. Como muchos dijeron, una pérdida irreparable. Una persona que dejó una estela tan fuerte, que es difícil de reemplazar.

El final del partido duplicó la tristeza. Pero en el rostro de aquellos que conocieron de cerca a Manuel, se podía encontrar el verdadero sentido de la dolorosa pérdida. Los partidos de fútbol se pierden un día pero se pueden ganar al siguiente. En el caso de Calvo, Unión se quedó sin ese médico de hablar rápido, pero que transmitía una gran serenidad y confianza. Por eso, todos lo querían.

ESPECIAL PARA EL LITORAL

OTRA MIRADA

Un médico que

no parecía médico

Francisco Santandreu (*)

En 1980, cuando el doctor Pegassano se fue de Unión, Reynaldo Volken, que era el técnico del equipo, me pidió que le buscara un médico para el plantel. No dudé en hablar con Manuel Calvo. Sabía que no podía fallar y el tiempo me dio la razón. Fue amigo de los jugadores y un tipo que siempre generó confianza. Incluso en esos tiempos en los que no existían los estudios que se hacen ahora y los jugadores tenían que aceptar los diagnósticos que el médico le daba.

Manuel era un médico que no parecía médico. Recuerdo que la única vez que lo vi asustado en una cancha, fue cuando el “Perro” Killer, jugando para Unión, cayó en forma horizontal. Esa vez lo vi mal, se inquietó mucho, no le gustó nada apenas cayó y corrió desesperado. Fue la única vez. Todo lo demás lo tomó con la naturalidad, serenidad y seguridad que siempre le dio a los jugadores.

Para nosotros es una pérdida irreparable. Saludo a su hermosa familia, con la que me une la misma amistad que tuve con Manuel. Estoy muy emocionado, porque he perdido a un amigo.

(*) Ex kinesiólogo de Unión.

b.jpg

Los otros resultados.

En los restantes encuentros disputados ayer, por la 12da. fecha de la B Nacional, Aldosivi de Mar del Plata goleó a Tiro Federal de Rosario por 3 a 0 en el estadio mundialista José María Minella, mientras que Boca Unidos de Corrientes e Independiente Rivadavia de Mendoza empataron sin tantos en el litoral. Las conversiones marplatenses llegaron todos en el primer tiempo, a través de Jorge Velázquez (27 min), Diego Martínez (36 min) y Facundo Nasif (41 min).

/// EL DATO

a.jpg

El doctor Manuel Calvo, por 30 años un médico de confianza en Unión.

Foto: Archivo El Litoral



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?