Edición del Viernes 13 de noviembre de 2009

Edición completa del día

El día que Tenutta hizo el primer gol de arco a arco - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Fue el 13 de noviembre de 1949, ante Almagro...

El día que Tenutta hizo el

primer gol de arco a arco

Fue hace 60 años a Polidoro Sánchez. La campaña sabalera fue muy buena en esa temporada.

Tomás Rodríguez

(Especial para El Litoral)

El 13 de noviembre de 1949 se vivió una de las jornadas históricas del fútbol santafesino, cuando Raúl Tenutta el arquero cedido por Rosario Central y que actuara durante siete temporadas defendiendo la valla sabalera.

El partido correspondió a la 34ta. fecha, ganando Colón a Almagro, por 4 a 1, anotando las conquistas Raúl Frutos, Raúl Tenutta, Alberto Edmundo Belén y José Canteli. Héctor Planisi, un calificado artillero del principal torneo de ascenso.

Sabaleros de corazón

El “Negro” Tenutta (su hermano Fernando lo precedió también en la custodia del arco de Colón, cuando Raúl lo acompañaba llevándole los botines hasta la emblemática cancha de Zavalla y Corrientes), atajaba con un pulóver azul (más tarde de color amarillo), tenía experiencia, con un increíble golpe de vista no atajaba los goles, los adivinaba, parecía un artista de circo, trapecista y malabarista a la vez, como señalara el historiador y escritor santafesino Osvaldo Bayer.

Tenuta pasó a Rosario Central en 1943, debutando frente a Platense, en el histórico estadio de Manuel Pedraza y Crámer, venciendo los “calamares” 3 a 1. A pesar del traspié, el portero de los canallas tuvo buena actuación, deteniendo un penal en el complemento a Raúl Frutos, casualmente compañero en el conjunto rojinegro en el cotejo ante Almagro de 1949.

En 1945 estuvo a préstamo en Sportivo Belgrano de San Francisco conjunto que logró clasificarse ganador por primera vez del Torneo “Preparación” de la Liga Cordobesa de Fútbol.

Como anécdota debe citarse que Tenuta fue arquero sabalero cuando el conjunto santafesino mantuvo su invicto por espacio de cinco años, con un récord de 58 partidos sin conocer el sabor amargo de una derrota en el inexpugnable coliseo del barrio Centenario. Ese honor se mantuvo hasta el 8 de diciembre de 1952 cuando Quilmes lo batió por 2 a 1.

Entre los entrenadores destacados lo tuvo al tucumano Alberto Chividini, a Luis Indaco y al “Gordo” Rotta. Luego de actuar en 1954 en Unión, junto a Ernesto Ferreira y Orlando Mercado, retornó al club de sus amores.

La insólita conquista

Desde el inicio, el local se lanzó a una pertinaz ofensiva, a pesar de la ausencia de Ramírez, el conductor en la mitad de la cancha, presentaba una línea delantera temible, no extrañando que Raúl Frutos capitalizara un pase preciso de Canteli para abrir el marcador.

La sorpresa apareció cuando en un esporádico avance del equipo porteño, el eterno goleador de Almagro, Planisi (nunca jugó en Primera División) sometió a Tenutta-

A los 35 minutos se paralizó el estadio y estalló con un grito ensordecedor la parcialidad local al producirse una insólita conquista a favor del dueño de casa. El arquero Tenutta recibió la pelota y envió, como era su costumbre un saque largo, con un poco de viento a su favor la pelota picó en el área grande contraria, el otrora internacional Manuel Aragüez (Chacarita Juniors) la dejó picar para que entrara en acción su arquero, sin observar que el puntero derecho Belén entraba detrás suyo raudamente en diagonal desde la derecha hacia el centro.

Entonces, el portero Polidoro Sánchez detuvo el esférico en la línea de sentencia, para evitar la arremetida del delantero local, retrocedió un paso y con ambas manos colocó el mismo atrás del cuerpo, sobre su espalda; dirigiéndose de inmediato el juez de línea hacia la mitad de la cancha señalando la conquista que convalidó el árbitro Ruggero.

Los defensores del club tricolor quedaron atónitos, sorprendidos, no atinaban a nada, se miraban unos a otros como pidiendo una explicación que nunca llegó. Polidoro Sánchez se tomaba la cabeza por su imprudencia. Quedó en la historia como el primer gol de arco a arco desde el comienzo del profesionalismo, en 1931. Luego llegaron los goles de “Conejo” Belén y Canteli para darle cifras definitivas al resultado.

El día que Tenutta hizo el primer gol de arco a arco

El Gringo Sabotig al frente de la fila india, Tenutta detrás, Eulalio Gómez y Rebecchi. Como fondo, el estadio repleto de espectadores.

Foto: Archivo Danilo Birri.

Golpe duro.

Un golpe muy duro sufrió Tenutta, en plena etapa de la última dictadura militar, en actos de represión contra el pueblo, cuando el 10 de enero de 1978 su hijo Carlos Raúl, quien fuera delegado del Banco de Galicia y Buenos Aires, fue detenido-desaparecido. La esposa de Tenutta, Irene Cena, fue organizadora de las Madres de Plaza de Mayo en Santa Fe.

/// EL DATO

/// análisis

A Raúl Tenutta los santafesinos le debemos el reconocimiento que se merece como gran persona, en primer lugar, y como cabal deportista después.

Fue protagonista de la mayor parte del período en el que Colón mantuvo invicta su cancha entre 1948 y 1952. En el profesionalismo argentino, sólo dos equipos consiguieron este récord: Racing en la A y Colón en la B.

Ese día del gol de arco a arco, estaba nublado y soplaba un fuerte viento de norte a sur. Colón tenía a Tenutta; Gómez y Sabotig; Gaetán, Traversi y Bonacci; Belén, Canteli, Funes, Raúl Frutos y Ferreyra.

Hay que tener en cuenta que en aquellos tiempos se jugaba con una pelota mucho más pesada que las actuales. Dice el diario El Litoral que Tenutta recogió una pelota en su área y la envió con fuerza hacia adelante. Ayudado por el viento, el balón consiguió ingresar dentro del arco. Un gol nunca visto y para muchos confuso, porque no sabían qué decía el reglamento sobre esa jugada, pero el árbitro no dudó en sancionar el gol y así Tenutta se convirtió en el primer arquero en marcar un gol de arco a arco.

El hecho ocurrido amerita un sentido homenaje a un verdadero caballero del deporte, que llenó una página de gloria del fútbol santafesino ya que jugó en los dos clubes mayoritarios y se ganó el respeto de todos.

Sesenta años parece mucho tiempo, pero en la historia popular es un instante que nos lleva a recordar no sólo a un jugador, sino a una gran persona, a una gloria, a un deportista que sobre el exitismo sembró amistad, compañerismo, ejemplo de honestidad, referencia para su generación y para aquellos que aún creen en el amor al club pero respeta a los rivales porque juegan con el mismo espíritu.

(x) Ex dirigente de Colón.

Se merece un homenaje

Rodolfo González (x)

Formación sabalera de aquellos tiempos. De pie: Chividini, Gaetán, Eulalio Gómez, Raúl Tenutta, Poii, Traversi, Bonacci y el profesor Torres Guanatey. Agachados: Ferreyra, Canteli, Frutos, Salomón Elías, Reula y Giusti. Este equipo pertenece a 1950, un año después de aquél recordado encuentro.

Foto: Archivo El Litoral

El día que Tenutta hizo el primer gol de arco a arco

¿Qué pasaba?

Bonetti. En la desaparecida cancha de básquetbol al aire libre del club Unión, el pugilista santafesino de la categoría liviano Américo Bonetti (campeón provincial, “Guantes de Oro” y Naval) noqueó en dos asaltos al cordobés Américo Platono, recaudándose 2.823,75 pesos.

Cortoni. El ídolo del ciclismo local, Clodomiro Cortoni venció en una brillante labor en el circuito “La Fábrica” de Esperanza sobre un centenar de participantes y una distancia 70 kilómetros. Al representante olímpico lo escoltaron José Trentino y Agustín Alonso.

Básquetbol. El equipo de la Universidad Nacional del Litoral se preparaba para actuar en el Interuniversitario. Estaba conformado por Bruno José Varani, Joaquín Tornay, Víctor D’Andrea, Mario Martínez, Armando Fernández, Ariel Loréfice, Luis Andrés Piedrabuena, Raúl Monferrer, Ignacio Poletti, Plácido Ponce Aragón, Juan Carlos Loyarte y Hugo César Taboada.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 13 de noviembre de 2009
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?