Edición del Sábado 28 de noviembre de 2009

Edición completa del día

Cabellos de cine - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Cabellos de cine

Misteriosas, sensuales y sofisticadas, las míticas estrellas de Hollywood inspiran las nuevas tendencias capilares donde el volumen arrasa sin concesiones.

TEXTOS. CARMEN MARTÍN. FOTOS. EFE REPORTAJES.

missing image file

Esta temporada, las grandes damas del cine son fuente de inspiración para prestigiosos estilistas y peluqueros europeos que estudian la época dorada del cine para exaltar la feminidad. La mayoría de ellos coincide en plasmar un “look” sofisticado y elegante.

Divas como Marlene Dietrich, Greta Garbo, Rita Hayworth, Lauren Bacall, Verónica Lake, Audrey Hepburn, Marilyn Monroe o Grace Kelly imponen su particular y sensual estilo en la mujer del siglo XXI en una versión más dinámica, cómoda y natural.

Raquel Welch, Jane Fonda, Brigitte Bardot, Jane Birkin, Frarrah Fawcett, Demi Moore o Jennifer Aniston son algunas de las actrices en las que se han fijado los estilistas para realizar cortes asimétricos, frescos y juveniles.

Las ondas al agua, los moldeados y los rotundos bucles como los que lucía Marlene Dietrich los pone de actualidad la firma Duran Peluqueros. “La protagonista del filme “El ángel azul”, con su estilo felino y su halo de “femme fatale’, representa el glamour y la sofisticación, justo la imagen que proponemos para la mujer de hoy”, explica José Durán.

El salón Marlies Möller sugiere ondas más sinuosas y delicadas al estilo de Lauren Bacall, mujer de mirada misteriosa y óvalo perfecto que con raya al lado, bucles dorados y volumen capilar supo llenar la gran pantalla en los años ‘40.

Verónica Lake, símbolo de sofisticación, lucía melena larga y rubia con ondas desvanecidas que dejaba caer con dulzura sobre la mitad de su rostro. Su “look”, que causó furor en la época y fue imitado por miles de seguidoras, lo ha vuelto a poner de moda Rafael Pages con la intención de vestir el cabello femenino con una imagen independiente y moderna.

ÍCONOS DE BELLEZA

Sobre una melena castaña rojiza, Rita Hayworth lució ondas rotundas, rizadas y con volumen. El peluquero francés John Frieda, inspirado en la protagonista de la película “Gilda”, mezcla formas y líneas de ayer y de hoy para presentar cabellos definidos con rizos voluptuosos y largos a la altura de los hombros.

En la década de los ‘50, las ondas y los rizos tuvieron mayor protagonismo gracias a la descarada y sexy cabellera rubia platino de Marilyn Monroe. El estilista Michel Meyer sugiere una media melena rubia y voluptuosa, pero más fresca y ágil para que se adapte a la mujer urbana.

Ícono universal de la elegancia natural, Audrey Hepburn desató pasiones con su melena castaña, flequillo diminuto por encima de las cejas y elegantes y sofisticados recogidos italianos. La firma Pascual Peluqueros, de Madrid, propone, en versión rubia, recogidos con volumen y discretos cardados que emulan a la protagonista de “Desayuno con diamantes”. A la primera dama francesa, Carla Bruni, le gusta lucir recogidos y peinados similares a la intérprete de “Vacaciones en Roma”.

La belleza clásica y el estilo limpio y armónico de Grace Kelly continúa siendo un referente para peluqueros y estilistas. Su melena rubia dorada, con discretos tonos de luz y peinada con suma delicadeza está en el “top” de las tendencias.

CORTES DRÁSTICOS

Raquel Welch, también conocida como “El Cuerpo”, abanderó la estética de los cabellos exuberantes, morenos y con cierto aire salvaje. Siguiendo su estela, los estilistas de la firma de tratamiento y color de pelo “Pantene Style” proponen una melena ondulada con movimiento y en tonos naturales.

Con la llegada de la minifalda y la liberación sexual, la mujer rompe con los cánones clásicos de la época y apuesta por drásticos cortes de pelo, cardados imposibles, volúmenes exagerados y cabellos largos y lacios.

Mientras que a finales de los ‘60, la modelo inglesa Twiggy, de rostro aniñado y angelical, rompía moldes con un corte a lo garçonne, Brigitte Bardot se convertía en un sex-symbol con una larga y leonina melena que cardaba con generosidad.

Al hilo de la estética “hippy”, la actriz y cantante británica Jane Birkin abanderó la moda del cabello liso, despeinado y con flequillo tamaño XXL que la envolvía en un halo tan rebelde y espontáneo como juvenil. Su estilo, seguido por miles de jovencitas, hoy también tiene adeptas.

Aunque muchas no estén a favor, regresan las melenas voluminosas a lo Farrah Fawcett que tanto se vieron en la década de los “80, eso sí con capas más largas y mechas contenidas y moderadas, unas ligeras variaciones que incorpora el estilista Luis Llongeras para aligerar el peinado.

La siguiente década se caracterizó por las extensiones, los desfilados y los cabellos planchados como ha lucido Jennifer Aniston. “Ahora, la mujer del siglo XXI desea un corte preciso, cómodo y con un mantenimiento sencillo y rápido. Dejando a un lado las tendencias, lo más importante es encontrar un estilo que enmarque el óvalo facial y resalte la mirada y la sonrisa, coinciden los especialistas.

missing image file


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores